martes, 27 de diciembre de 2011

Los re-encuentros son mágicos.







"No te dejes abatir por las despedidas. Son indispensables como preparación para el reencuentro y es seguro que los amigos se reencontrarán, después de algunos momentos o de todo un ciclo vital"

(Richard Bach)


 "Deben buscarse los amigos como los buenos libros. No está la felicidad en que sean muchos ni muy curiosos; sino pocos, buenos y bien conocidos."

(Mateo Alemán)




Aunque tengamos facebook, twitter, mail, whatsapp y móvil, una de las emociones más intensas que podemos sentir es la de re-encontrarnos con la mirada cercana de personas nos importan.

 Cuando vuelves a sonreír y vibrar con una compañía que se perdió en la distancia, pones lo mejor de ti mismo para que disfrute y tenga ganas de regresar.

Los re-encuentros permiten re-descubrir  locales, rincones y experiencias, recuperar sensaciones, comprobar que la amistad sigue fuerte a pesar de la distancia.

Vuelves a  lugares que hacía tiempo que no frecuentabas y comentas si están igual o han cambiado desde entonces.

Recuerdas esos días señalados, esas fotos que siempre miras con una sonrisa, esa canción que es la nuestra, esas anécdotas que explicarías una y otra vez.

Observarás si está más delgado/a, más canoso/a o más fondón/a, si los años le han mantenido más o menos bien.

Querrás enseñar todas las novedades que ofrece la ciudad desde que se marchó y te pondrás al día sobre su vida a través de largas conversaciones.

El re-encuentro con ex-alumnos/as supone  seguir en contacto con ese talento que intentamos ayudar a crecer. Volver a verlos siempre es gratificante.

Andrea, Salva, Eva y Laura han mantenido la llama viva durante más de 10 años, para mi es algo muy importante y muy especial.

La sorpresa inesperada de alguien que te viene a visitar, te pone el corazón a cien. Volver a pisar escenarios que significan algo para ti, recuperar esa sensación con acompañantes recuperados produce un placer único.

A veces le pierdes la pista a gente interesante que se distancia de ti por diversas circunstancias, pero sabes que en el fondo están cerca.

En una sociedad que va a una velocidad de vértigo, cuando ya no nos impresiona que se hable de 3000 muertos en las noticias o de un caso más de malversación de fondos, cuando el fútbol y la prensa del corazón acaparan todas las conversaciones, concluyes que compartir experiencias con amigos/as que merecen la pena tiene sentido.

Es algo que debemos cuidar, mucho más que nuestro coche, nuestra cartera, nuestro egoísmo o nuestra colección de películas. No hay nada mejor que sentir y hacer sentir. No hay nada mejor que vivir con intensidad.

Los re-encuentros son mágicos, especiales, intensos y memorables. Se quedan grabados en tu disco duro y acaban formando parte de tu ADN.

El sabor de esa comida, el sonido de esa canción, el significado de esa camiseta, las palabras y los símbolos que forman parte de un código personal, las calles que necesariamente quieres volver a pisar, las fotos y los videos, el cielo azul, los besos, los abrazos y las lágrimas, son informaciones que se graban en tu ADN y te hacen sentir muy bien.

Navidad, verano y semana santa son las épocas del año donde pueden aparecer esas personas que tanto te importan y puedes volver a decir te quiero, te echo de menos, vuelve pronto.



Dedicat a Susana, Xavi, Vicky, Toni... (i també a Manu, Nala i Homer)

Dedicado a Karina, Diego, Tabaré y Sofía.

Dedicado a Margarita, Rubén, Nader y Tere.



"Cuando se deja de frecuentar a los verdaderos amigos, se pierde el equilibrio. "

(Michael Levine)


 "Estar en silencio con los amigos es tan importante como hablar con ellos"

(Henry Nouwen)
























p.d. me explicas un re-encuentro bonito?

jueves, 22 de diciembre de 2011

Los mejores discos del 2011 (la lista de Wakefield).



"Creo que Lady Gaga, Beyoncé, Rihanna, Kate Perry y similares cuidan mucho la producción y poco la composición" (richard wakefield).



Rolling Stone, Mojo, Mondo Sonoro, Amazon, Hmv, Billboard, El país de las tentaciones, Hipersónica, La Cuchara Sónica... tenemos una buena colección de listas para valorar la música del año, así que vamos a añadir la mía. Por suerte, la crisis no ha matado la creatividad y hemos podido escuchar muy buenas canciones. Como ya sabéis valoro mucho el riesgo y el atrevimiento. Tal vez por esta razón os sorprenderán algunas elecciones. No están por orden ni clasificados por estilos.


Adele, 21.

Adele Adkins, que cumplirá 24 años en marzo (por mucho que su discográfica le quite años), la chica que no quiere cantar solo soul (como su discográfica le indica), la chica que no hace dieta ( cada día se lo recomiendan), factura un disco impecable con cuatro temazos y reivindica la composición por encima de los artificios. No inventa nada, pero se puede escuchar una y otra vez de principio a final, sin que chirríe ni un solo tema. Historias empáticas y cotidianas. Voz increíble. También en directo.


The Black Keys, el camino

Ejercicio de riesgo de rock-soul, simple, directo, bailable y eficaz. Cuarenta minutos de magia. Su éxito en las listas de ventas ha sorprendido a sus propios autores.


Florence and the machine, ceremonials

Seguramente a muchos/as les parecerá un disco barroco, recargado, exuberante y a tope de instrumentos, pero esta fusión de rock alternativo, étnica a lo Enya, clásica, pop y algunas cosas más me parece arriesgada y valiente. Un album que ganará con los años y que ya rompe moldes.


St Vincent, strange mercy

Annie Clark me parece tan buena como cuando escuché a Adele en el 2008. Con una sutil combinación de electrónica y pop, sus canciones son envolventes, detallistas, emotivas y creativas.


Destroyer, kaputt

El cambio de registro de Daniel Bejar hacia las texturas, lo atmosférico, la ternura, los saxos, el sonido pausado, es una auténtica delicia. Nueve músicos para su noveno y más creativo disco. La sorpresa del año. Se permite el inusual lujazo de que la penúltima canción dure 20 minutos y la última, 11. En total, 77 minutos muy inspirados.


Foo Fighters, wasting light

No creo que sea el mejor del 2011, como afirma Rolling Stone, pero si el mejor desde one by one (2002). De nuevo en forma y con la influencia de Nirvana de fondo, nos ofrecen magníficos fraseos de guitarra y un sonido contundente sin temas menores. Grabado en analógico y en el garage de David Grohl. Poca broma.


My Morning Jacket, circuital

Jim James es el compositor con más dosis de constancia creativa en los últimos 4 años. Todos los cds de su grupo son magníficos y siempre aporta experimentación, novedad, descubrimiento, arreglos inspirados, storytelling de nivel.


Fleet foxes, helpelessness blues

La apuesta ideal para relajarte, sentarte en el sofá con una bebida en la mano, poner una luz ténue y dejar que el folk pop te transporte a paisajes lejanos. Todo está en su sitio y bien puesto. Nada desentona. Precioso.


Wild Flag.

Si Joan Cabot de Mondo Sonoro le ha puesto cinco estrellas, por algo será. Cuatro chicas que consiguen que siete de sus diez canciones sean singles. El espíritu de White Stripes flotando en el ambiente. Si te gusta lo alternativo y lo indie, aqui tienes una obra para enmarcar.





Para completar la lista, propongo tres obras de grupos nacionales que me han sorprendido gratamente:



Silvia Pérez Cruz y Javier Colina trío, en la imaginación

Delicatessen que fusiona canciones cubanas y latinas con el jazz. Voz extraordinaria y una colección de temas que te llegan al alma. Armonía absoluta entre piano, contrabajo, batería, saxo e interpretación vocal... te alimenta el espíritu.


The Monomes, sweet champagne

Brillante producción de Alejo Stivell, recuperación del protagonismo de las guitarras y del rock de los 80 y 90. Una propuesta con magníficas canciones, fresca, compacta y creativa. Por fin, un grupo español que arriesga, canta en inglés y le sobran cualidades para triunfar en europa.


Anna Roig i l'ombre de Ton Chien, bigoti vermell

Pop catalán con influencia francesa, historias cercanas, letras divertidas, arreglos originales, interpretación de altos vuelos. De aqui a unos años diré que yo los descubrí primero :)



Espero que podáis dedicar algún momento de las vacaciones a escuchar buena música. Y que os regalen buenos discos. O que los regaléis... que empiece la viralidad.




foto: begoña mas sister act en la Nau Ivanow, Barcelona, octubre 2011.






sábado, 17 de diciembre de 2011

The magic is in you (blues).




I can't sing tonight,
but i will try again,
i can't smile today,
but i will find the way.

A star is shinning in the endless sky,
a rainbow is smiling in the open sea.

I can't fly, no way,
but i will find the wings,
i can't jump, not yet,
but i will reset my mind.

A light is open in a coolest place,
a kiss is riding with a tender lace.

I can't write a song,
but maybe this is the one,
you can turn me on,
you can give me the key.

There's a star, there's a rainbow,
there's a loving highway,
there's a light ,
there's a kiss,
there's a friendship sign.

I can't dance tonight,
but i know a DJ,
i can't be mad today,
but i cant feel it in the air...




... and maybe the magic is in you,
we know the magic is in you,
yes, believe, the magic is in you.



richard wakefield.






miércoles, 14 de diciembre de 2011

Re-iniciar el corazón.



"cuando no puedes volar, tus familiares y amigos/as se convierten en nubes" (richard wakefield).


http://youtu.be/bIxJNISqwmA



Ahora mismo mis sensaciones son muy intensas. Noto que algo dentro de mi ha cambiado. Algunas situaciones como llegar tarde, no encontrar un libro, perder un bus o tener una mancha en la chaqueta, han pasado a ser anécdotas sin ninguna importancia.

En cambio, ejercer de profe y pensar ideas, mi familia, la música, el deporte o las costumbres cotidianas están en la pantalla más alta del juego de la vida.

Tengo que agradecer muchas palabras, muchas más caricias de lo normal, miradas de complicidad, ojos llorosos, mails, llamadas, comentarios en el blog y sonrisas empáticas, que han puesto mi ánimo pre-dispuesto de nuevo a ir a por todas. Aún así no puedo evitar la melancolía en forma de imágenes de Coruña, desde el bar riazor hasta la pulpería que nos descubrió Alejandro, pasando por la maravillosa compañia de Dàmaris y Fran Otero, de la Plataforma Ela Galicia, una motivación extra cuando más lo necesitaba.

Añoro a Bibiana y Luis, es inevitable, pero hay muchos momentos que ahora también suben de nivel y los recuerdo como únicos y excepcionales. Tenía mis dudas sobre cuál sería mi rendimiento al volver la uni, pero ver a mis alumnos/as me ha alegrado muchísimo, me ha enchufado, han sacado de nuevo mi lado optimista y vital. No lo puedo negar, los quiero mucho, me importan y me inspiran.

Conversar y explicar la experiencia con algunas escogidas compañías me ha serenado, tranquilizado y des-acelerado. Pensar en proyectos de implicados me ha centrado. Cuando veo que aparece el cansancio físico y mental o mi corazón se quiere desahogar, intento no ponerme nervioso, acepto que estoy vulnerable y dejo la vergüenza para quien prefiera esconderse. 

He notado muy cerca un cariño evidente, como si te pusieran una dosis extra plus de energía. Soy consciente de que muchas personas desean que incorpore de nuevo las alas a mi existencia. Ahora mismo ya estoy un poco más arriba, gracias al mar de nubes altas que mi entorno ha creado.

Desde que Angel vino a buscarme el pasado viernes por la noche al aeropuerto, tengo la sensación de ser muy afortunado, aún en  horas bajas. Voy a re-iniciar mi corazón. Sin prisa, al ritmo que me pida, con los paréntesis adecuados. Espero que la cicatriz me haya hecho un poco mejor en todo. No se irá con el photoshop, pero formará parte de mi. Y me dará fuerza. No soy ningún super-héroe, como alguien puso en el post anterior. Soy un currante de la creatividad, un pasional crónico y un curioso compulsivo... que sigue con muchas ganas de aprender.


 Gràcies, solets. :)




" Estar contigo es encontrar cada paso un motivo, descubrir la luz en la nube,
acariciar la vida y ver  cómo sube" (richard wakefield).



foto : cabo peñas, asturias (rw).

sábado, 10 de diciembre de 2011

Here, there and everywhere.



http://youtu.be/QcTQC_vhwT4

"each one believing that love never dies, watching her eyes and hoping I'm always there"

(Paul Mc Cartney)



Muchas gracias por todos los buenos momentos que hemos compartido juntos. Por las sobremesas en el japo, en el mejicano de Sabina, en el Michael Collins, en el remanso, en la gran vía de Madrid o en el xuvias de Santa Cristina. Por esos días en la calle Rúa Villar de Santiago, por la magia de Fisterra, por esa cetárea escondida, por hacer que me sienta en casa a mil kilómetros, por esos piques tan divertidos, por esa noche en la que nos partimos de risa viendo una infumable película, por respirar bondad, por hacerme mejor, a mi y a tantas personas.

Eramos cuatro rockeros (Luis, Marta, tú y yo), con espíritu indomable, románticos compulsivos, soñadores natos, creadores de proyectos, que salimos de gira virtual durante doce años para llevar nuestra amistad a Barcelona, Madrid y Coruña. Nunca vivimos todos en la misma ciudad. Pero sabíamos que juntos se encendían los colores, se pintaba una luna intensa, se escribían las palabras bonitas y cualquier cosa cotidiana se convertía en especial. Nuestras canas solo servían para disimular  las ganas de marcha, las conversaciones filosóficas y los planes improvisados.

No necesitábamos nada en particular. Tan solo pasear, hablar, encontrar esa foto en esa playa solitaria, esa mirada en ese local tan entrañable o pensar cuándo nos volveríamos a ver. Eras un volcán en erupción, la chica que siempre miraba por los demás, auténtica, generosa y tierna. Sabemos que sin ti no será lo mismo, pero también lo que esperas de nosotros. No nos quieres ver abatidos ni rotos. Al contrario, tenemos que transmitir tu esencia y defender tus convicciones.

Bueno, de acuerdo Bibiana, pero dame una pausa, un paréntesis, unos días para llorar lo que tuve que contener y volveré a ser el que esperas, ese loco que escribe con el corazón aunque esté partido, el que intenta aprender de las derrotas aunque le duelan, el que casi nunca deja de luchar pero que a veces tiene tentaciones.

Gracias a ti, una vez más, he conocido a gente maravillosa. Personas con muchas cosas en común, con química evidente, con las que podemos hacer más giras o iniciar algo interesante. No me despido porque la música de tu recuerdo sigue. Tu escribiste las sensacionesnosotros intentaremos que suenen en el mejor equipo.

Y muchos/as se inspirarán en ti y transformarán esa energía en experiencias positivas. Estoy seguro.


Richard.

lunes, 5 de diciembre de 2011

El cansancio físico y mental mata la creatividad. (kill bill remix)

"



"... moltes gràcies per la conferència, dir-te que a molts de nosaltres ens va semblar simplement perfecte..." ( María Serra Molist).



Lo que pone en el titular es una obviedad, pero hay muchas cosas en nuestra profesión que nos negamos a cambiar, aunque sabemos que estamos equivocados. Someter a un equipo creativo a una presión constante y permanente, reducir los procesos a un tiempo récord, plantear jornadas laborales de doce horas, salir tarde cada día, practicar la política del grito y la amenaza y encima pedir más de cinco versiones de cada campaña es absurdo, ineficaz, irracional, inútil y patético. Una mente cansada y con el disco duro siempre lleno, un cuerpo castigado por la taquicardia, el stress, las contracturas o por los nervios en el estómago, jamás rendirá a un alto nivel.

Por supuesto que hay que exigir el máximo y si un día es necesario hacer más horas, se hacen. Pero convertir en costumbre una fórmula tan castigadora no tiene ningún sentido. No podemos pasar del briefing a la ejecución sin apenas pensar. No podemos resolver campañas como si estuviéramos en una hamburguesería en hora punta. Tenemos que recuperar los momentos para conversar, las excusas para sentirnos formando parte de un proyecto, la satisfacción por las cosas bien hechas. Somos una máquina de quemar talento, un monstruo que no quiere sabe nada de la cantera, de la reflexión, de la paciencia o de los procesos menos acelerados.

La creatividad necesita recuperar la esencia de las agencias motivadas, donde sus profesionales comparten música, series, películas, blogs y tienen el estímulo de buscar la innovación, el atrevimiento y la originalidad. No podemos ser esclavos de cumplir guide lines o proceder según lo que nos dicta el cliente.

Nuestro gran valor, nuestra diferencia, lo que nunca podrá hacer una agencia de medios o una productora se llama precisión en la interpretación de un briefing, acierto en detectar los insights, los valores o los beneficios y capacidad de sorprender en el storytelling. Cambiar la manera de trabajar pasa por reivindicar el espíritu de Bernbach, Hopkins, De Bono, Lowe, Fallon, Ricarte, Hegarty, Web Young o Mihaly : relacionar y combinar de forma constante... con algo de tiempo para pensar.

Del mismo modo que no puedes obligar al pensamiento a ir a un ritmo tan rápido en el mundo laboral, deberíamos reflexionar sobre si es mejor que nuestros alumnos/as vinculados /as a materias creativas acumulen trabajos o plantear experiencias o situaciones que les hagan entender las cosas, asimilarlas y poderlas aplicar en la vida real.

Tal vez deberíamos hablar más, tutorizar más. Si aplicamos el mismo criterio en la facultad que en la oficina, multiplicaremos exponencialmente un error. La universidad permite enseñar valores, procesos, historia, tendencias, casos, fórmulas y maneras, pero si incluímos la palabra aceleración es posible que nos equivoquemos. Un estudiante que hace 40 trabajos al año, no busca la calidad, sino cumplir con los plazos de entrega.

En la Agencia y en las aulas, tenemos que buscar la manera de conversar más, compartir más, pensar más, re-plantear, re-inventar, renovar,  intentar ser cada día mejores, no personas cansadas físicamente y castigadas mentalmente. No podemos ser galgos que persiguen a una liebre de forma compulsiva.



foto: conferencia de richard wakefield "cuando la publicidad comunica valores", lección inaugural Universitat Pompeu i Fabra, 23-11-2011.

sábado, 26 de noviembre de 2011

A veces llegan flores y el cielo se pone radiante.



"De vez en cuando sabes con absoluta certeza que algo va a funcionar"




En noviembre de 2010, Miguel Pongiluppi me habló de la Fundación Banc dels Aliments. Me dijo que el proyecto necesitaba una cabeza como la mía (muchas gracias por pensar en mi). Acepté con cierta preocupación el reto de mejorar los resultados del 2010.

Era el objetivo y suponía una gran responsabilidad. No solo mía, sino del anunciante, de los públicos, transportistas, voluntarios/as, logística, presidencia, comunicación, colaboración de los súpers y mercados... en mi modesta opinión, hacía falta decantar la balanza hacia el optimismo y la emoción.

Cuando escribí en un gastado papel ho donem tot, tuve la convicción de que esta frase nos llevaría al éxito. A Laia Guinjoán, la clienta, tengo que agradecerle la plena confianza en las decisiones estratégico- creativas. Algunas no previstas, como componer una canción, grabar un video dedicado a los voluntarios o contar con un equipo de relaciones públicas, centrado en ofrecer información a los medios. Al año siguiente, ho farem junts siguió sumando como lovemark.

 Manel Masià y Berna, del equipo de Novuolo Design entendieron perfectamente el tono y el tratamiento y dieron a la web, los folletos, los logos, las gráficas y los carteles ese plus que se sustenta en cuidar todos los detalles.

 Xavi Admetlla, Marc Cubells y el equipo de Take-Ad Way plasmaron de forma brillante los minimalistas guiones de los spots. Mención especial merece Keco Pujol, que dio alas a mi letra romántica "ho donem tot"  con una brillante partitura, delicada, tierna y sutil, a la que sumamos la magnífica interpretación de Marta de Paco.

Montse Pomarol montó un equipo free-lance para dar vida a un clip que ya forma parte del insight de todo un colectivo.Y en su mérito cabe sumar un clip con voluntarios y el video del 25 aniversario.

La campaña consiguió para nuestro anunciante una medalla del FAD, La Creu de Sant Jordi y un premio Aster de la escuela de negocios Esic).

El premio ha sido la eficacia. Este grupo ha cobrado solo un 1-2 % del coste real, pero lo ha hecho con pasión, con convicción y con entrega. Todavía hoy hemos ido a hacer fotos en vivo porque nos sentimos volcados con la causa... y esto que os cuento no es normal. 

No ha sido necesario plantear diez versiones de cada pieza, poner los logos más grandes, discutir, polemizar, presentar power points, reunirnos un millón de veces, acabar todo a última hora o culpabilizar a quién no corresponde.

 Como solemos hacer en muchas campañas comerciales. En medio del stress, los nervios y la ansiedad, hemos tenido tiempo y espacio para las bromas, los halagos, las palabras bonitas y las sonrisas. La ilusión ha iluminado el escenario, los colores grises se han escondido y a veces parecía que tocábamos el cielo. En este proceso he compartido experiencias con personas como Mila, Eli, Marta, Steven o Mercé, con una calidad humana excepcional.

Y sí, lo hemos conseguido. Hemos batido por tres veces el récord de voluntarios (7.500, 10.000, 15.000) y luego el de kilos recogidos ( 400.000 en el 2010, 1.300.000 en el 2011, 2.700.000 en el 2012 y 3.614.000 en el 2013).

Ahora, a lo mejor, llegan flores en forma de felicitaciones, piropos y elogios. Sinceramente y humildemente, nos lo hemos ganado.

La marca ha crecido fiel a unos valores y ha dado el protagonismo a las personas que trabajan como voluntarias.

Tenemos que seguir luchando y peleando para conseguir cada año más "recapte". Tenemos que ser humildes para trabajar en equipo y buscar siempre la mejor opción.


Gracias por colaborar, compartir y viralizar,  gracias por creernos y gracias por demostrar que todavía existe la solidaridad. Adjuntamos enlace del clip. Ho donem tot. El año que viene, más. Es l'hora dels somiadors.






http://youtu.be/5n6DF_VunbM




viernes, 18 de noviembre de 2011

Gente tóxica.




"las personas tóxicas son las que se dedican a contaminar su entorno de forma intencionada"

(richard wakefield).



Pedro, 38 años, 1,74, 83 kilos, es una de esas personas cuya misión en la vida es complicar la existencia a los demás. Con una extraña predilección por el naranja y las botas de cowboy, se caracteriza por ir siempre a la contra. Conocido con los apodos de el torpedo, el submarino, el bombardero, el frustrado o el contaminador, es una auténtico detector de fallos, obseso de las normas, los reglamentos y las leyes. Fan de la burocracia, el protocolo, el papeleo y las apariencias. Enemigo acérrimo de la iniciativa, la creatividad, la innovación o la experimentación.

Trabaja en las oficinas de un anunciante de alimentación. En su despacho gris, sin fotos ni cuadros, solo hay alusiones a proyectos propios, a ensalzar su "yo", ni una sola mención al éxitos del equipo. Eso si, ha conseguido que todo el mundo le tenga miedo, que sea muy caro despedirle y que, gracias a su secretismo y a no compartir información, solo él sepa como ha manejado su departamento durante los últimos diez años.

Sus críticas son hirientes, cínicas, ácidas, desproporcionadas, con un fuerte sabor a rabia y envidia. Te puede apuñalar en cualquier momento, si te pilla despistado y con la guardia baja. Cualquier proyecto que no pasa por sus manos es criticado sin piedad. Se vanagloria de hablar claro y decir las cosas a la cara, pero su falta de clase y su tono desproporcionado saca a la gente de sus casillas. Si él fuera el director general, despediría a la mitad de la plantilla e impondría la ley marcial. Está convencido de que en su empresa falta talento y sobran vagos.

Curiosamente, se cree atractivo, seductor e irresistible, así que puede cambiar de actitud si una chica guapa se le acerca. Suele dejar el coche mal aparcado (en la foto) y comentar: "no tienen huevos de multarme". Fuma dos cajas de Winston diarias, siempre tiene en el armario un botella de Chivas, lleva un Rólex de oro que compró en Londres (en el mercado negro), nunca jamás lleva bambas o playeras, luce pelo corto, peinado anticuado con gomina, chaquetas cruzadas.  

Frecuenta mucho los despachos de los jefes, a horas en las que nadie le ve, y vende su eficacia como nadie. Nunca ha puesto la mano en el fuego para defender a un compañero /a, ni tan siquiera a los que más han currado con él, mano a mano.

Aspira a tener un cargo más importante, más dinero, un coche más caro o más fama, pero le importa un pepino la amistad, el amor, las emociones o la ilusión, porque "son chorradas que no sirven para nada". Sus gustos personales son monotema. Solo existe un grupo de música (The Who),  un director de cine ( Spielberg), un escritor (Kafka), un fotógrafo (OlivieroToscani). 

A lo largo de mi trayectoria como publicitario he conocido al menos a diez individuos que responden a esta descripción. Por suerte, Pedro no conoce a los otros nueve, porque tal vez destruirían el planeta.

Convivir con ellos supone un auténtico curso de medir las distancias, las palabras, las decisiones y también de esconder algunas cartas. Es un aprendizaje difícil, lento y evolutivo. Te obliga a mirar de forma periférica, a vigilar, a cubrirte las espaldas. No te gusta actuar así,  pero finalmente reivindicas cosas en las que crees.

Lo tengo muy claro. Por muchos Pedro el malo que me encuentre, voy a seguir defendiendo la autenticidad, los valores, el romanticismo, los sueños, las palabras bonitas, la ternura, los detalles, la conversación, el equipo, la capacidad de compartir y la parte del ser humano que está más cerca del corazón. :). Aunque me cueste caro.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Adriana descubre un nuevo planeta (star remix 2015).






Adriana, 24 años,  hacía tiempo que se planteaba su futuro: acabar la carrera, ir a estudiar al extranjero, trabajar, conocer a un chico socialmente aceptable y  tener 2-3 hijos. En unos años, comprar un piso y un chalet, un coche y una tele para cada habitación. El jugará a fútbol y saldrá con los amigotes. Ella se apuntará a un gimnasio y montará alguna cosa con sus babies del alma y con su prima. Más adelante, con la correspondiente e indefinida ayuda económica familiar, iniciará un negocio y se dedicará a vivir bien.

Eso es todo. En cinco líneas se puede explicar todo un proyecto de vida. Era una chica cool educada en la cortesía, el protocolo, las formas, lo que toca y lo que no toca, la clase, la ropa bien combinada y de marca, la mano izquierda, la discreción, el recato, intentar ser encantadora, sonreír con frecuencia. Estaba programada con unos objetivos claros, relacionados con la clase social, alto standing y dinero.

Por eso, Adriana nunca se podía imaginar que aparecería planet.

Planet, 28 años,  entró en su vida como un ciclón. Un día, mientras estaba en el bar de Blanquerna con sus amigas pijas, apareció un chico normal que no tenía ningún inconveniente en decir palabras bonitas, explicar las cosas de forma pasional, mirar a los ojos e iniciar una conversación sincera, abierta y auténtica. 

El le daba valor a las cosas pequeñas, a los momentos, a vivir hoy y ahora, a intentar ser mejor, a crecer como persona, a mejorar su formación, a interpretar la experiencias con intensidad y pasión...y nunca, en ningún momento hablaba de dinero...aunque no le iba mal.

Adriana empezó a cuestionarse su universo prefabricado y a descubrir un mundo mucho más cotidiano, divertido, lleno de lugares y rincones a los que nunca había prestado atención. La noche en que la química explotó, se desató una sinfonía de colores y el edredoning inventó una nueva forma de amar, de besar, de acariciar, de gritar y hasta de morder. Ella lloraba de emoción, le abrazaba con fuerza y repetía su nombre. El la tocaba con la delicadeza de un intérprete de violín y se encendía como se enciende una composición orquestal.

Nada era como ella lo solía hacer, siguiendo unas pautas y unos pasos definidos. Ahora, cada encuentro era una aventura y una película con diferente guión. Siempre tocando el cielo. Un sin fin de situaciones hasta ahora normales se convertían en mágicas, únicas y especiales. Algo tan habitual como escuchar música, tomar una cerveza o ir al cine, era una posibilidad de vibrar, sentir y emocionarse.

El miraba sus ojos azules, su melena corta y rubia, su piel cuidada por las cremas y pensaba que tal vez esa pareja tan extraña podía tener su oportunidad. Ella nació en Londres, en Covent Garden, y él en una calle de Barcelona, en Gracia, un barrio-pueblo con sabor y con tradición. El se pagó la carrera haciendo de camarero y ahora era creativo publicitario. Y bueno. Era un soñador con los pies en el suelo. Era a veces poeta, a veces un ser muy contundente y directo.

Pero una tarde de noviembre apareció Borja. Ante los ojos incrédulos de Rosa, Paqui y Tere, se acercó a Adriana vestido con polo Lacoste rosa, moreno de Solmania,  pelo engominado y con dos pasajes de avión para las Maldivas.

Era un joven empresario especialista en ron cubano, que había dejado en el parquing un VW Touareg de última generación... el resto, os lo podéis imaginar. Presionada por sus padres, hermanos, primos, profesores e incluso por el párroco de su iglesia de Sarriá, zona alta, Adriana dejó al chico normal y se dedicó a su conveniente nueva pareja.

Planet, en el fondo se lo imaginaba. Tenía que pasar tarde o temprano.

Ella, de algún modo descubrió el espacio, las estrellas, los planetas, los asteriodes, los cometas y la atmósfera, más allá de su pequeña urna de cristal... nunca más sería la misma persona... pero no estaba dispuesta a renunciar a una vida lujosa y cómoda... así que no hubo final feliz...

Adriana acabó aburrida de su mundo material y al cabo de 4 años pidió el divorcio.

Planet nunca dejó de intentar ser mejor profesional y persona.

Lo curioso del caso es que, tras 6 años sin verse, coincidirán en la agencia Caperucita Roja, de Madrid, él como Director Creativo y ella como Directora de Cuentas.

Tal vez ya lo tengan superado o tal vez no.

Queda un poco de storytelling por descubrir.





Foto : Adriana Mora, no es la del post, es mucho mejor :)



jueves, 3 de noviembre de 2011

Barbie en los mundos de Kittin (remix 2016).


                       





"El mundo de la comunicación publicitaria no se mira solo con tus ojos,
 crees que todo el mundo piensa como tú, pero en realidad tu universo es muy pequeño"

(Richard Wakefield).


Querida Mónica :


Cada día te despiertas en un colchón de visco látex, tapada con un edredón de lujo y sobre una cama de diseño. Escoges entre 30 conjuntos diferentes, 30 pares de zapatos, te lavas el pelo con champú de edición limitada, te pones tres cremas en la cara (de las caras) y perfume o colonia de al menos 150 euros.

Llegas a la uni en una moto grande, coche o taxi porque ya no te acuerdas de la última vez que cogiste el metro o el bus. Asistes a clase y te dedicas en profundidad al facebook, al twitter, al intagram, al pinterest a los mensajitos, a criticar a todo el mundo y a charlar de celebrities, series de televisión, chismes y cotilleos.

Cada puente o periodo de vacaciones te puedes ir a Berlín, Londres, Amsterdam o a donde te dé la gana. Gastas mucho dinero en caprichos, fiestas, bailes y salidas.

No te sientan bien las críticas ni las opiniones en contra. Sueles pedir los apuntes prestados diciendo porfa, porfa, porfa. Ysueles estudiar el último día. Eres una privilegiada, pero aún no has tomado consciencia de ello.

Todavía no has descubierto que existen los amaneceres románticos, las miradas brillantes, las palabras mágicas, los momentos intensos, los detalles tiernos, las caricias delicadas, los locales cutres pero auténticos, los paisajes inusuales, los caminos sin final, las cosas cotidianas y sencillas.

 Sigues sin apreciar las las sorpresas, la satisfacción personal, la pasión, los rincones encantadores o unas tapitas en un pequeño bar de barrio ... todo un mundo que nada tiene que ver con el poder adquisitivo ni con el status. Todavía nadie te ha dicho que solo hay un 4% de personas con tus ingresos familiares.

Deberías saber que tu futuro profesional, aunque has podido acceder a estudios superiores y caros, no lo garantiza tu pasta, sino tu capacidad para comunicar y tu talento.

Te tendrás que poner en la piel de los demás, entender a personas que no se parecen en nada a ti y además hacer que se emocionen. Si no te esfuerzas, si no luchas, peleas y los das todo para llegar, te pasarán por delante personas no tan ricas como tú, pero mucho más comprometidas.

Tendrás que enriquecer no tu ego sino tu cultura. Ver cine, documentales, comics, fotografías y exposiciones. Entender a los que compran Fairy, Mixta, Don Simón, Soberano, Freixenet carta nevada, puros baratos, carajillos, marcas blancas y cosmética low cost.

Escuchar música, leer libros, blogs, diarios y webs. Formar parte de un universo diverso, fusionado y cambiante.

Serás una gran profesional de la creatividad cuando hagas explotar tu burbuja personal, tu existencia Disney, tus mundos de Yuppi, tu influencia de Barbie y de Kittin, tu airbag protector, tus miedos, tu comodidad y tu relajación.

Cuando quieras descubrir un mar inmenso, que es mucho más interesante que la piscina de tu casa y tus 5 televisores de plasma. Cuando seas atrevida, diversa, constante y curiosa. Cuando tus ganas de aprender y de ser mejor sean inagotables.

Has asumido lo que vives como algo normal, pero en realidad es extraordinario. Tienes mucho poder adquisitivo, pero te falla la inteligencia emocional.

Te vienes abajo al primer revés o al primer disgusto. Te agobias y lloras con frecuencia. Eres caprichosa, te cansas muy pronto de casi todo, crees que tienes un seguro virtual que te va a funcionar siempre.

Necesitas un baño de realidad. Urgente. Vital. Inevitable. Empieza mañana mismo o perderás tu oportunidad.

Querida Mónica : si no luchas por lo que quieres, de verdad, a fondo, no lo conseguirás.

Ya es hora de que te des cuenta de que existe el altruismo, la generosidad, la amistad verdadera, el amor desinteresado. Existen los valores.

El dinero compra muchas cosas, pero la felicidad no se vende en la tienda Loewe, el futuro no lo regalan en la Apple Store, el crecimiento personal no lo tiene Tiffany's.








sábado, 29 de octubre de 2011

A nuestra coctelera le falta aire fresco (4.0) (remix 2016).




"si te dedicas a la publicidad, no mires solo publicidad" (Richard Wakefield).



Cuando una estudiante se acercó a Leo Burnett para pedirle un consejo sobre creatividad, la respuesta fue : "lee poesía, disfruta del teatro, observa a las personas". Cuando Frank Lowe reunió a sus chairmans en Venecia, montó una sesión inaugural con un músico, un arquitecto y un escritor, porque su objetivo era  "recuperar la esencia de la combinación".

SCPF inventó mil milks para llevar proyectos multidisciplinares a sus oficinas y esponsorizar iniciativas singulares. Los workshops creativos, sesiones dedicadas a encontrar ideas, suelen contar con pintores/as, cocineros, publicitarios/as, interioristas, realizadores/as... en plena era de la postpublicidad se impone la fusión y la co-inspiración.

Encontramos anuncios poéticos como el de Air France, un baile clásico minimalista sobre una superficie de metracrilato. Ikea, nada como el hogar para amueblarnos la cabeza, muy cinematográfico. Estrella Damm, claramente videoclip. Conversaciones sobre el futuro de Banc Sabadell, muy televisivo. Sabe a Mixta, Old Spice gel, puro cómic y parodia.

Nuestra cabeza-coctelera, necesita incorporar alicientes externos para mejorar su combinación. No puedes pasar 12 horas al día mirando anuncios, anuncios y anuncios, porque tu coctel será siempre similar. La música, el cine, los videoclips, el comic, la pintura, el diseño o la fotografía, son tu receta mágica para relacionar en busca de lo nuevo y lo inédito.

Es un error obsesionarnos con una mirada limitada a nuestro sector, cuando el aire fresco está detrás de la ventana. Para algunas facultades de comunicación publicitaria, incorporar materias como la banda sonora, análisis de clips, storytelling, video juegos o escritura en twitter son frivolidades poco académicas. Para muchas empresas que se dedican a pensar campañas, dedicar tiempo al cine, los documentales o la novela es una pérdida de tiempo.

Se equivocan. Desde Claude Hopkins a Mihaly, pasando por Bill Bernbach, Edward de Bono o Prat Gaballí,  todas las opiniones e investigaciones nos llevan a concluir que "relacionar y combinar de forma constante y multidisciplinar es la mejor manera de mantener el rendimiento creativo".

Gastamos mucho esfuerzo en esquemas clásicos y normas cerradas, cuando en realidad sería más eficaz tratar sobre la influencia de la cultura en la comunicación persuasiva. Como mirar los documentales Amy, searching for sugar man, a 20 pasos de la fama, the devil and Daniel Johnston, Senna, abaixando a máquina, validation, l'equip petit, bicicleta, cullera, poma o man on wire...

 Hablar sobre las películas El Puente de los espías, Carol, Spotlight,  Mad Max, El Renacido,   Star Wars, debería ser algo cotidiano y habitual.

Ver series como The Wire, Mad Men, Boardwalk Empire, Los Soprano, Fringe, Juego de Tronos, Lost, The Big Bang Theory o Modern Family, supone nuevos ingredientes para tu combinado.

Escuchar a Franz Ferdinand, Artick Monkees,  Arcade Fire, Disclosure, The Cat Empire, Ed Sheeran, Royal Blood, Imagine Dragons, Passenger, Macklemore o Dereck Trucks no debería ser una opción, sino una obligación.

Y entrar en los blogs, en las webs y en twitter. Inspirarte en el diseño. Ver exposiciones.
Leer. Vivir. Mirar. Compartir. Emocionarte.

La conversación debería ser algo irrenunciable, pero mirándonos a los ojos, sin prisas, sin interrumpir cada cinco minutos mirando los watsapp o los mensajes. Nos falta el aire fresco de formar parte de un equipo, de sentirnos personas, no máquinas que sacan campañas como sacarían hamburguesas en el Mac Donalds.

Sin aire fresco te ahogas. Parecemos hamsters dando vueltas sobre una rueda en la que solo hay anuncios, anuncios y anuncios.

Nuestra industria está montada para apurar el día hasta bien entrada la noche. Para que no nos quede tiempo para alimentar nuestra coctelera de novedades.

Sin ingredientes innovadores el coctel siempre tiene el mismo sabor:

Rancio.





lunes, 24 de octubre de 2011

Ganar en Cannes o ganar en Viladecans.





"la vida es aquello que pasa mientras estás ocupado en otras cosas" (john lennon).




Un premio no es necesariamente un objetivo, sino una consecuencia. Si trabajas bien, el equipo es bueno, tienes suerte y el entorno es favorable, te puede tocar uno. En el sector publicitario, las copas y los diplomas son para la agencia en la que trabajas, así que no van a la estantería de tu casa. A diferencia de algunos galardones cinematográficos o literarios, no te dan nada en metálico, no hay dotación económica. No son la excusa para cambiarte el coche.

No me puedo quejar, puesto que he ganado en Cannes, New York, El Sol, Laus, Festival de Cine de Málaga, Publifestival, Premio de Honor a la Trayectoria***... este último me hizo sentir especialmente bien porque recibí + de 150 mails de felicitación, comentarios en facebook, twitter, whatsapp, llamadas al móvil, bloggers que lo publicaron, botellas de cava...(he adjuntado algunos comentarios al final del post).

Existen factores muy determinantes para ganar un festival, por ejemplo, que tu empresa se presente sistemáticamente a todos (Cannes, New York, El Sol, Fiap, Laus, Eficacia... y así hasta 50). Eso supone un coste económico, porque se paga inscripción por cada pieza presentada. Si estás en un proyecto independiente, es muy posible que se haga una estricta selección de solo dos-tres concursos anuales.

Otro factor es que compites por categorías (coches, bebidas, alimentación, marketing social...). Si tu anuncio está en una categoría fuerte donde hay muchas propuestas muy creativas, lo tienes mal. Pero puede pasar lo contrario. Si tu propuesta es notable pero las demás son flojas, podrías ganar sin tener un super-anuncio.

Lo que está claro es que en tu día a día no piensas en los certámenes de publicidad, piensas en resolver el problema que tienes sobre la mesa. SCPF decidió en su momento no presentarse a ninguna competición y nadie duda ni discute el nivel de las campañas de BMW, Ikea o Banc Sabadell.

Todo es relativo. Sinceramente, pienso que no pasa nada si no ganas un trofeo en toda tu carrera. Puedes tener una trayectoria impecable sin que las circunstancias te permitan conseguirlo.

Debemos liberarnos del tópico del ganador glamouroso, porque con jornadas de 12 horas diarias, comidas precarias y carreras constantes por llegar a una reunión o un plazo de entrega, el glamour no lo veo por ninguna parte. Por supuesto que es una gran noticia quedar entre los primeros y merece ser celebrado.

Ganar un festival es un reconocimiento a todo un colectivo que ha creído, ha luchado y se ha movido.

Enriquecer tu curriculum con premios también te ayuda a mejorar y a prosperar en el negocio.

Pero si para ganar tienes que trabajar 14 horas diarias, sentirte estresado, con imsomnio, con la espalda contracturada, tomando pastillas para la ansiedad, vitaminas para resistir e ibuprofeno para el dolor, sin un minuto de tiempo libre en toda la semana, a lo mejor te sale más a cuenta tener espacio para tomarte cada domingo un apertivo en Viladecans, con la certeza de que no saldrá humo del mail y del whatsapp. Cobrarás menos, tal vez, pero la factura del médico o del psicólogo será también menor.

Aunque siempre es mejor trabajar con presión que no tener trabajo, claro está. Y si te gusta mucho lo que haces, compensa muchas cosas.


En la vida ha otros premios:


Una reunión familiar para compartir algo, ese capricho que llevabas meses deseando, un día de entreno, una conversación apasionante, una cerveza después de la uni, un paisaje intenso, un beso eléctrico, un libro o un disco que te hacen vibrar.

Una frase de ánimo, una sorpresa, una cena improvisada, jugar con tu peque, una escapada de fin de semana, unas palabras inesperadas, un regalo, cantar en la ducha, buscar chollos, una película increíble, bailar hasta la madrugada, un desayuno largo y relajado, estar todo un domingo en pijama y sin afeitarte.

Un viaje inesperado, una noche que esperas que nunca se acabe, ese concierto de ese grupo que te encanta, colaborar en proyectos solidarios, ponerte esa camiseta mítica, reunirte con personas después de mucho tiempo, escribir lo que sientes, fotografiar lo que miras.

Leer la prensa en la playa, nadar sin prisas, caminar despacio, descubrir ciudades, entrenar a tus alumnos/as, observar ojos brillantes, mirar una exposición, gritar los goles de tu equipo, escribir, soñar ... sentirte bien en la cotidianidad es la mejor recompensa que puedes conseguir :)



"No hay mejor premio que trabajar en lo que más te gusta."









*** han ganado este premio: Ricardo Pérez, Luis Bassat, Toni Segarra, Marçal Moliné, Carme Basté... todos/as con una trayectoria mucho mejor que la mía.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Antología de mis errores (agradecimientos).



"si nunca haces nada ni pruebas nada, tal vez no te equivoques... pero te quedarás estancado/a"

(richard wakefield).


Llegué a la universidad de la mano de Jose María Ricarte, para compensar la marcha del gran Jose Luis Segura. Mi estado de ansiedad, nervios y bloqueo en las primeras clases era tan alto que me temblaban las piernas y los brazos. Si alguien me preguntaba decía "tomo nota, ya le contestaré la próxima semana".  Por las noches, soñaba con alumnos/as rayándome el coche o tirándome huevosMis primeros años como profe me demostraron que una cosa es resolver campañas y otra enseñar con criterio, emoción y eficacia.

Tengo que agradecer al claustro de docentes de la UAB que me perdonaran la ingenuidad, la impulsividad, la relativa falta de método y asumir con cierta dificultad un discurso estructurado. Me sentía fatal, me sentía culpable, pero al mismo tiempo notaba una recarga energética, una pasión, un impulso muy fuerte por conseguir mejorar, así que me puse a pelear con todas mis fuerzas por seguir en las aulas, rectificar mis errores y engancharme a la magia de descubrir talento.

 Años más tarde, Jordi Botey se acordó de mi y me propuso como candidato a la Facultad de Comunicación Blanquerna. Hablé con Miquel Altarriba, Josep Rom, el Doctor Miquel Tresserras y, finalmente, me incorporé al proyecto. Todavía recuerdo las palabras del Doctor Lluis Font : "te fichamos para que seas tu mismo, para que transmitas tu pasión y tus ganas de aprender. No intentes parecerte a nadie.". Lo sigo intentando

En mi primera agencia, cuando llevaba 15 días trabajando, me encargaron un texto de tomate frito y puse: "con todo su aroma y sabor" (aroma tiene el café, los tomates....)  El cliente se enfadó mucho y pidió mi cabeza pero Josep Comellas, por entonces Director de Servicios al cliente, dijo : "Richard es un crack y tarde o temprano lo demostrará". Gracias, Josep.

Unos años más tarde, tuve un desengaño amoroso muy grande y me costaba mucho pensar ideas. Mis compañeros/as Maria Rosa Bonilla, Eduard Malé, Carlos Ferrer y Pere Montoliu me animaron, me motivaron y me sacaron del pozo. Gracias. Nunca lo olvidaré.

Cuando hicimos el lanzamiento de una campaña de chimeneas-hogar, con el slogan "ha llegado la televisión en calor", el consumidor interpretó que regalaban una tv por cada compra. El Dtor de Marketing, lejos de enfadarse conmigo y con el Director de Arte Miquel Codolá dijo: "estamos vendiendo mucho más, podemos regalar las teles".

Elestereotipomemata en un principio fue concebido como una forma de ofrecer píldoras, consejos breves... pero el lector prefería reflexiones largas, motivos para pensar, conversaciones honestas. Y rectifiqué.

Soy quien soy gracias a que por el camino muchas personas me han perdonado los errores. He podido seguir hacia adelante,  porque he tenido a mi lado amigos/as, profesionales y estudiantes que han confiado en mi.

En los inicios de publicitarios implicados, en la época de las puertas cerradas, la incomprensión, el desinterés y la falta de apoyos, a punto de tirar la toalla,  encontré a Daniel Campo, Jose María Ricarte, Philipp Furst, Miquel Treserras, Luis de Santiago, Enrique Merino... y a Marta, a Laia, a Eli, Ivone, Laura, Mariona, Marc, Eva, Albert... a los que apostaron en el momento difícil, cuando el sueño estaba por construir. Gracias por la confianza.

Tengo muchos defectos pero nunca me rindo sin luchar. Y cuando me siento sin fuerzas alguien llama a mi puerta y me tiende una mano. Estoy seguro de que las ganas que tengo de explorar y descubrir se debe en parte a que mis debilidades me han hecho fuerte, mis fallos me han enseñado y mis dudas me han iluminado.

Parece una contradicción, pero es cierto. Si te dan margen, lo aprovechas :)





domingo, 16 de octubre de 2011

Las palabras que se quedan escondidas (remix 2016).








"las palabras se escogen, los sentimientos, no" (richard wakefield).


Si bien las redes sociales como facebook y tuenti nos permiten expresar burradas, gamberradas, estupideces, contar chistes, jugar al equívoco, pegar bolas, hacernos los interesantes, aportar misterio, provocar, desafiar, sorprender etc, es cierto que lo hacemos amparados por el anonimato, por el hecho de estar en la sombra, de no comentarlo cara a cara, o a veces ni siquiera con nuestro nombre real.

Los 140 caracteres de twitter los enfocamos más hacia compartir informaciones interesantes, describir acontecimientos en vivo o informar sobre lo que hacemos.

Ahora bien, cuando hay palabras presenciales, cuando lo haces en el entorno laboral, social o personal, sacas la vara de medir. Sabes perfectamente que decir siempre lo que piensas es un lujo, un atrevimiento, un riesgo y una utopía. La sinceridad está duramente penalizada. Se valora mucho más la discreción y el silencio.

Estamos a la defensiva, predispuestos a que nos siente mal cualquier frase, expresión o actitud. Nuestro espíritu crítico crece por momentos, nuestra capacidad de elogiar, no. De cada 100 palabras bonitas que nos vienen a la cabeza, pronunciamos solo 4.

Por miedo, vergüenza, falta de costumbre o por temor a ser malinterpretados. Muchas veces obviamos esas palabras de agradecimiento, amor, amistad o admiración  con la excusa de "ya lo sabe, no hace falta decirlo". Qué grave error. En ocasiones, dos frases en un momento oportuno, pueden cambiar la perspectiva de un problema, encender el ánimo o invitar a soñar.

Nos quedamos callados/as demasiadas veces. Incluso esperamos años para pronunciar "gracias por ayudarme", "te quiero" o "eres una pasada". Aceptamos muy mal las críticas, las opiniones diferentes a la nuestra, caemos en el vicio de la comparación permanente y de la opinión negativa. Hemos encerrado tanto nuestro corazón en un caparazón, que necesitamos libros de auto-ayuda como "el secreto", "el alquimista", "serendipity" o "si tú me dices ven lo dejo todo, pero dime ven". Nos falla la inteligencia emocional. Medimos mal las palabras. No nos sale decir según qué cosas.

El otro día se dirigió a mi una estudiante y me soltó la frase "necesitaba un referente y ya lo he encontrado, eres tú". Me provocó una reacción en cadena de alegría, dio sentido a mi trabajo, me activó la pasión. Y fueron solo 10 palabras. Se que le debió costar muchísimo, como nos suele costar casi siempre.

Las palabras bonitas no deberían ser una sorpresa. Pero lo son. Las echamos de menos. Las necesitamos. Muchas veces las buscamos, pero vuelve a imponerse el silencio o la indiferencia.

Trabajamos en el mundo de la comunicación y nos comunicamos fatal. La conversación es un gran método para encontrar ideas, generar incógnitas y abrir la puerta del descubrimiento. No es una pérdida de tiempo. Trabajamos en la era de los territorios emocionales y no sabemos dialogar. Cuando mi amiga Majo tuvo un gravísimo accidente de moto y estuvo en coma unas horas, le escribí la letra "de golpe" y me di cuenta de que hasta entonces nunca le había dicho "eres genial", que es lo que pensaba.

Por todo esto que he explicado, intentaré guardarme las palabras bonitas lo menos posible. Eso no quiere decir que las regale, simplemente que el silencio no es siempre la mejor opción.



Remix 2014.





martes, 11 de octubre de 2011

A veces un gran impulso.








"en tu vida hay momentos de fuego, agua, tierra y aire...tienes que saberlos combinar"


(richard wakefield)



Cuando nací, ella ya estaba conmigo. Consiguió poner a toda mi familia a la defensiva. Me hizo sentir débil, inseguro, vulnerable y asustadizo. Ni la quería ni deseaba su proximidad. Me lo hizo pasar mal, muy mal. Tenía a su favor el miedo de mis padres y el conservadurismo de la medicina tradicional. 


Tras unos cuantos episodios francamente duros, a los catorce años tuve la oportunidad de fichar por un equipo de fútbol, pero un doctor me cortó las alas de raíz : "no puedes jugar ni a fútbol ni a basket, ni a tenis, ni a nada, porque ella es capaz de matarte". Fue un duro golpe para mi y para mi autoestima. 


Dos años más tarde, conseguí acercarme a otro médico un poco más avanzado y alternativo. Le pregunté si era cierto que debía dejar de pensar en el deporte, mi gran pasión, al igual que la música. Su respuesta fue más esperanzadora : "la puedes derrotar, pero necesitas fortalecer tu cuerpo en un gimnasio, hacer natación, cuidar tu alimentación, no fumar ni beber ni masticar chicle y como ella tiene una parte psicológica, debes aceptarla primero y poco a poco, con tu fuerza mental, irla arrinconando". 


Que a los dieciséis años te pongan en cintura cuesta de aceptar, pero decidí seguir esos consejos a rajatabla. Sudé la gota gorda, me dolía todo el cuerpo después de las sesiones de espalderas y piscina, reprimí mis impulsos en las salidas con amigos, sin apenas alcohol ni tabaco, y empecé a notar una fuerza interior que me hacía avanzar hacia un objetivo. 


A los 20 años, ella decidió dejarme y probé a jugar a fútbol, basket, tenis y balonmano. Descarté el baloncesto por malo y el tenis por inconstanteEra un muy buen portero de handbol pero me faltaba cuerpo. Así que me decidí dedicar mis esfuerzos a perseguir una pelota con los pies. Ella intentó volver varias veces, pero ya la conocía bien y no consiguió nada. Fui sumando goles en competiciones locales hasta lograr  909, que mis amigos contaron con santa paciencia. 


Ahora, sigo entrenando y jugando. Soy un futbolero pacticante-convencido porque para mi ha sido una terapiaUna estrella que vi desde muy lejos y conseguí alcanzar. Soy del Barça y un poco del Newcastle, pero nada fanático. Si mi equipo no gana, no cambio de humor y no cambio de planes. Prefiero pisar la hierba. 


Tengo que reconocer que, a pesar de todo, ella me ha hecho más fuerte, constante, atrevido, me ha dado pausa, pasión, coraje, motivación, ganas, humildad, serenidad, me ha ofrecido a veces fuego, a veces agua, a veces, tierra y a veces aire. Con la ayuda de las personas que siempre han estado conmigo, he cogido impulso, he sabido aceptar mis errores y camino con el objetivo de intentar mejorar en todo.


Nunca me he sentido guay ni nada por el estilo.He forjado mi carácter con el inconformismo, con la necesidad de descubrir vías alternativas, con la mentalidad de no quedarme quieto esperando a que pase algo. No es casualidad, es causalidad. Aún así, soy consciente de que he tenido la suerte y el viento de cara. 


He aprendido a jugar en equipo, a pensar que todos y cada uno son importantes en el campo. A ser creativo para superar los defectos. 


A atrapar los momentos dulces y a pelear con los amargos. A darle valor a las pequeñas cosas, a las conversaciones, a la fantasía y a los sueños. A mirar hacia adelante. A pedir perdón. A rectificar. A respetar. Meto la pata, tengo fallos y se que me queda mucho por aprender. 


Si caigo, lucharé para levantarme con todas mis fuerzas, una y otra vez. Y si pierdo en alguna ocasión, en alguna circunstancia,  sabré que al menos lo he intentado :)



Dedicado a todos/as los que alguna vez habéis luchado conmigo. Sois los/las más grandes.



p.d. quién es "ella"?

foto : richard wakefield.

domingo, 9 de octubre de 2011

Frank de la Jungla y las alimañas publicitarias.



"en la selva publicitaria encuentras criaturas de todas las especies... y algunas dan miedo".

(Richard Wakefield).


Frank Cuesta o Frank de la Jungla nos visita cada semana. A algunos les parece  hortera, freak, descarado, provocativo, maleducado y soez. A otros, auténtico, valiente, sincero, divertido, simpático y familiar. No importa. Como producto televisivo, más allá del gusto personal, es incuestionable.

Tenemos en nuestra pantalla a un tipo natural de León pero residente en Tailandia. Casado durante años con una rock star-top model de nombre Yuyee (ahora separados y ella en prisión por tráfico de drogas). Con tres hijos, Zorro, Zape y Zen (la niña). Cuarenta y dos años. Su trabajo habitual es rescatar serpientes y lagartos de las viviendas particulares y dirigir una escuela de tenis de alto standing.

Invade nuestro sofá un experto en animales nada sofisticado, sin títulos académicos ni avanzada tecnología. Al contrario : gorra del Lidl, camiseta blanca básica ( para que se manche rápido de barro, polvo y sangre), crocks rosas o negras y calcetines de tenis. Conduce un Yaris normalito, insulta, blasfema o dice expresiones malsonantes con frecuencia.

La productora Molinos de Papel (callejeros, callejeros viajeros, ola ola, fiesta fiesta), lo descubrió por casualidad mientras filmaba en Bangkok. Pusieron en marcha un gran trabajo en la segunda temporada : dos meses de pre-producción, 4 meses de rodaje, y 20.000 kilómetros recorridos. Así obtuvieron 8 programas de 50', que se trocean en formatos más cortos.

Con dos cámaras, dos editores, tres ayudantes de producción, un redactor, un director de producción y un gran apoyo médico, han conseguido una audiencia media de 1.600.000 espectadores. Programa favorito de la franja de edad 13-24 años. Es decir, un excelente resultado con un gasto bajo control.

Frank funciona porque llega  respirando a verdad. Estamos cansados de los guaperas, de la manipulación, de las mentiras de los políticos y del falso glamour. Es un producto fresco, de consumo fácil, no tienes que pensar demasiado, simplemente asistir a un espectáculo cutre pero interesante a la vez. Nada que ver con Jaques Costeau o Steve Irwin. Muy cotidiano y muy vinculado al movimiento true.

En la selva de la publicidad tenemos a Franks más cool. Esos que te dicen las cosas con una educación y unas maneras impecables, pero que te apuñalan en la primera esquina.

También tenemos monos de feria, que se pasan la vida aplaudiendo y haciendo la pelota. Podemos ver buitres tóxicos,  que buscan siempre los defectos y no valoran los aciertos, camaleones que cambian de opinión dependiendo del momento.

 El Dragón de Komodo suele ser el Director cruel, que  está siempre de mal humor y grita con frecuencia. El pavo real creativo se vanagloria de sus éxitos en todas las reuniones. El tiburón se aferra a su silla como sea, caiga quien caiga. La grulla se hace la simpática revoloteando de mesa en mesa. La mantis religiosa castiga duramente cualquier desliz sexual. El escorpión versionero te pide cambios y cambios, hasta que encuentra una ocasión para atacarte.

El oso cansino tarda y tarda antes de moverse o tomar una decisión. La iguana experta parece inofensiva, pero sabe preparar trampas peligrosas. El contable armadillo parece no tener emociones. La encantadora sonrisa falsa de la leopardo ejecutiva, esconde ases en la manga.

Afortunadamente, también existen otras especies.

Aguilas: planners con una visión de futuro increíble.

Linces: planificadores/as de medios que saben exprimir las posibilidades.

Guepardos:  creativos que corren y corren sin parar, pero aún así plantean ideas brillantes.

Abejas: personas de cuentas, capaces de actuar con absoluta precisión y organización.

Castores de producción: todos los contactos a punto para que la cosa funcione.

Arañas: community managers que triunfan en las redes.


Tienes que ir equipado con mosquitera anti briefings escasos, gorra de explorador de insights, botas para las jornadas laborales interminables, bidón para la sequedad de ideas, linterna para ver un hueco en la competencia, machete para defenderte de las agresiones verbales, brújula para mantener la calma, todoterreno para salir de cualquier camino embarrado, primeros auxilios por si tienes tentaciones de dejarlo.

Frank, cuando quieras nos tomamos un café. Aunque me dan miedo las serpientes, podemos clasificar animales juntos. :)

viernes, 30 de septiembre de 2011

Somos comunicadores/as, pero nunca conversamos (remix 2015).







"Lo más arriesgado es no arriesgar" (Frank Lowe)




Llevo semanas pulsando la opinión sobre cuál podría ser la mejor manera de mejorar el rendimiento del equipo de una Agencia, y me ha sorprendido mucho la coincidencia : "debemos recuperar el hábito de conversar".

Una opinión en la que coinciden creativos, planners, gente de cuentas, planificadores de medios y también directivos y chairmans.

Estamos 10, 12 horas al día pegados a un ordenador, comemos rápido, apenas tenemos espacios intermedios, vamos deprisa a todas partes, se nos acumulan los briefings y las maquetas, actuamos casi sin pensar.

En este entorno estresado, ansioso y acelerado, ya no nos sentamos a comentar campañas, música o películas, no hablamos largo y tendido sobre casi nada, la palabra tertulia ha desaparecido del mapa.

Defendemos y asumimos que la publicidad debe ser un diálogo interesante con los públicos, pero no nos aplicamos el cuento a nosotros mismos.

Tenemos que buscar excusas para que los  miembros de nuestros equipos comenten cosas, pregunten, debatan y se relacionen. Porque de ese modo crearemos una dinámica y una inercia más rica y más creativa.

Hoy he propuesto a mis alumnos/as de seminario una sesión de preguntas abiertas y se ha desencadenado una mañana  muy interesante con las respuestas y sus historias asociadas.
Sobre qué consejo daría a los/as jóvenes he dicho : "intentar hacerlo todo siempre lo mejor posible" y "creer en ti". Podía haber sido una monótona sucesión de tópicos, pero nos ha hecho pensar.

Nos llenamos la boca con el dogma de que el consumidor tiene que vivir experiencias y en cambio nos planteamos nuestra semana laboral sin un solo momento intenso a nivel emocional, sin un reunión distendida, sin momentos para conocernos como personas.

Muchas veces tenemos árboles delante que no nos dejan ver el valle y nos parece una pérdida de tiempo estar 15 minutos seguidos contemplando una vista determinada.

Proponer actividades diferentes en la empresa o en la facultad es un buen mecanismo para liberar tensiones, dejar los miedos a un lado, aumentar la sensación de equipo e introducir nuevos imputs culturales o profesionales (seguro que Tití López, Jenn planner y Guzo López están de acuerdo).

La monotonía en una profesión que consiste en explicar historias y convencer, no es la mejor vitamina para el espíritu. Podemos encontrar muchas maneras de iniciar procesos de combinación. El mundo no se acaba en los documentos, los power points, las facturas, los exámenes, los apuntes o la pizarra.

Las conversaciones que he tenido con Eddy Borsten, Philipp Furst, Miquel Pongiluppi,  Claudio Versiani, Albert Saguer, Judith Colell, Sandra Balsells, Miriam Giordano, Agnés Rovira, Ana Branquinho,  Toni Segarra, Jose Luis Esteo  y tantos/as otros/as forman parte de un enriquecimiento personal, mucho más motivador e interesante que  producir sin pensar.

Si queremos conectar, necesitamos innovar y descubrir.  Y si tenemos que proponer algo nuevo hagámoslo sin miedo.


Un equipo que conversa y tiene momentos de pausa, rinde más y mejor.




foto: con Sergio Piera, Dani, Gara, Marta Vergés y Silvia, de Albiñana Films.






martes, 20 de septiembre de 2011

Lugares con encanto 1 ( "El Nora", Colloto )



"tú sabes que volveré".



El Nora es como una caja aparentemente normal que oculta tesoros inesperados. Está en un pueblo asturiano, Colloto, cerca de Oviedo. En su terraza exterior, entre árboles y sombrillas rojas, escuchas el rumor del río y el sonido de los trenes. A pocos metros tienes un puente romano. El reflejo del sol, su talante auténtico, su sugerente oferta de sabores, la amabilidad de sus habitantes y camareros, invaden tu corazón y te llevan a una situación distendida.

La magia aparece cuando descubres que el Nora es la excusa perfecta para iniciar conversaciones largas. Nadie tiene prisa. A todo el mundo le apetece conocerte. Nadie consulta su smartphone ni envía whatsapps.. Las personas entran y salen sin cita previa. Hay complicidad y camaradería. Y así van pasando los minutos, las sidras, los cafés y las sonrisas. Hablas de cine, de fútbol, de trabajo, de anécdotas, de la vida. Y no hay una hora estipulada para finalizar.

Es un vuelo sin motor hacia sentirte cercano, sin percibir la vulnerabilidad. Te acuerdas de las palabras acogedor, entrañable, calma, tranquilidad y relajación. De vez en cuando alguien se levanta y vuelve con unos choricitos, una bebida o una sorpresa. No pretendas pagar porque no te dejan. Ya tendrás la ocasión en algún momento de invitar a una ronda. No notas ni un atisbo de aceleración, ansiedad, nervios o stress. Es verano, estás viviendo un momento especial y tu piel lo interioriza.

Te gustaría transportar el lugar y  los tertulianos a tu inmensa ciudad,  borrar la contaminación y la presión con tardes que reparan tu espíritu y recuperan tu capacidad de mirar a los ojos y soñar. Esa plácida jornada te hace sentir muy bien, como si ya no necesitaras nada más. Es una página emocional en tu libro de experiencias. Es un plano secuencia de la película de la intensidad. Es un rincón en tu memoria, ocupado por la química y la relajación. Es el placer de mirar a los ojos, observar los matices, dejarte seducir por la situación.... mientras de fondo suena you give me something de James Morrison.

Añoro su magia. Su velocidad de crucero, sus gentes, sus hojas, el olor a hierba, las sillas verdes, el ruido de la plancha, el sonido del viento y el saludo de "hasta mañana".

Aunque en Barcelona hay propuestas interesantes, la vivencia cotidiana no me permite ir a un sitio a conversar, sin más.

Y a mi me gustaría experimentar el placer de iniciar un tema y seguir hablando sin mirar al reloj, la agenda, el mail o a la libreta de notas. Sin que tu mente no pare de enviarte señales sobre lo que hay que hacer mañana o pasado mañana. Sin esa sensación de que cada vez hablamos menos y actuamos más. Sin pensar que muchas veces la falta de comunicación nos lleva a conflictos absurdos.

Gracias por llevarme, gracias por hacerme sentir como uno más, gracias por inocularme las ganas de volver. La vida te descubre lugares con una luz especial... para que no te pierdas en la oscuridad.


( y cuando vuelva, invitadme a unos pinchitos, que me lo he ganado, no? :)


Muchas gracias a las familias Lázaro y García, por la foto y por los buenos momentos :)

jueves, 15 de septiembre de 2011

Cantamos juntos?




http://youtu.be/5n6DF_VunbM   (video clip)

https://youtu.be/l9s2KtXVtw8

Spot de la campaña.


Canción compuesta por Keco Pujol-Richard Wakefield, canta Marta de Paco. La campaña bate el récord histórico de recogida de alimentos, triplicando el resultado del año anterior.


M'agrada aquest cel obert,
m'agrada la teva mirada,
m'agraden les paraules pausades
i la llum de matinada.

M'agrada aquest mar intens,
m'agrada somiar amb les onades,
m'agrada sentir la força del vent
i la pluja inesperada.

Ho donem tot,
es l'hora dels somiadors,
ho donem tot
podem ser guanyadors,
ho donem tot,
potser canviem el món
amb la força del teu cor.

M'agrada la lluna plena,
m'agrada pensar diferent,
m'agraden els petons a la esquena,
m'agrada lluitar de valent.

Ho donem tot,
es l'hora dels somiadors,
ho donem tot,
podem ser guanyadors,
ho donem tot,
potser canviem el mòn
amb la força del teu cor.

M'agrada creuar mirades,
m'agrada dir-te estimada,
m'agrada gaudir de cada rialla
i de la gent il.lusionada.

Ho donem tot...



 Producción video clip : Montse Pomarol, Joan Costa, Simó Andreu, Mila Borja.
 Producción spot : Take-Ad-Way.
 Dirección Creativa : Richard Wakefield.
 Dirección de Arte : Novuolo Design.

Gracias a Laia Guinjoan y Manel Masía por todos los buenos ratos que hemos pasado juntos... y los que pasaremos. Gracias a Keco Pujol y Marta de Paco porque disparáis la química y el feeling. Es muy gratificante, después de pasar nervios, tensión y alguna noche sin dormir, recibir un aluvión de felicitaciones de todas partes. El equipo del Banc dels Aliments se merece lo mejor :)



lunes, 12 de septiembre de 2011

El desgaste y tú.




"qué lástima pero adiós, me despido de ti y me voy" (Julieta Venegas)





Para una persona que cree en la creatividad, resulta muy complicado ver cada día como las ideas originales se quedan en el túnel.

A la presión habitual de presentar propuestas, propuestas y propuestas, modificaciones, cambios, retoques y adaptaciones, a la tensión habitual de hacer horario extensivo, se une no apostar nunca por lo inédito, lo singular o lo nuevo.

 Unas veces es tu cliente el que no arriesga, otras, los propios directivos, que prefieren cobrar haciendo literalmente lo que pide el anunciante.

 La falta de presupuesto o la indolencia de tus jefes multinacionales, aburridos y supervivientes, hacen el resto.

En estas circunstancias es difícil aguantar. Tu cuerpo y tu mente te piden algo que no les puedes dar. Llevas la creatividad tatuada, escrita en tu ADN, es tu instinto, tu motor y tu vida, pero nadie te escucha... incluso algunos te amenazan.

 Es el reino de los cuidaoooo. Cuidado con innovar demasiado. Cuidado con plantear cosas demasiado diferentes. Cuidado con salirte de la norma. Cuidado con perder el cliente. Cuidado con romper con lo establecido. Cuidado que hay mucha crisis. Cuidado con perder el trabajo.

Y vuelven a renacer las reglas, los formularios, el consenso forzado, el criterio conservador, los principios apolillados, los comentarios casposos y las decisiones bizarras y surrealistas. Muchas veces no te explicas como se ha podido presentar algo tan malo, tópico, previsible y cutre. Te sientes esclavo del marketing rocoso, inmovilista y repetitivo.

En estas circunstancias, intentas buscar otras empresas que vean la película como tú... pero no hay tantas. Y las que te gustan no se plantean fichar a nadie. Puedes apretar los dientes y esperar tiempos mejores. Puedes huir hacia adelante y encontrar un trabajo de comunicación no estrictamente publicitario. Puedes intentar montar algo por tu cuenta. Puedes irte al paro. Puedes sablear a la familia (si pueden y se dejan).

Es muy duro, es muy complicado, es muy estresante. Es una realidad que han vivido Salva, Sonia, Ricard, Marta, Cristina, Laia... y yo mismo (no en estos momentos, por suerte). Y lo peor del caso es que acaba dando síntomas físicos : dolor de cabeza, dolor de espalda, problemas intestinales, taquicardia...

La única manera que tienes de sacar la situación adelante es desarrollar una creatividad paralela : haz fotos, escribe en un blog, redacta relatos, pinta, filma, haz deporte, haz actividades en grupo,  inventa cosas, traslada la creatividad a tu vida personal.

Tendrás una gran sensación de liberación. Esas actividades te compensarán de la línea sosa e impersonal en la que se ha convertido tu trabajo.

Busca personas con ganas de hacer cosas, exploradores/as de la creatividad como tú. Inventa proyectos, pon en marcha reuniones, networkings, debates o barbacoas. Consigue sacudirte la rutina de tu cuerpo. Participa en campañas solidarias. Comparte tus sensaciones. Vuelve a creer en ti y en la pasión. No te dejes vencer. No te rindas sin luchar. Pide consejo, ayuda o coaching. 


Tu talento tiene que salir a flote.


 Ser creativo/a es una demostración de constancia que a veces roza la heroicidad.





Dedicado a Salvador Torras.

Foto : London tube by Wakefield.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Los/as famosos/as ya no venden tanto como antes (remix 2016).







Según un reciente estudio de Advertising Age, una de cada cinco campañas con famosos/as tiene consecuencias negativas para la marca. Hace tan solo unos años, las celebrities parecían ser mano de santo, pero ahora las cosas han cambiado.

El consumidor se ha saturado con Rafa Nadal ( Nike, Kia, Islas Baleares, Armani, Cola Cao), Fernando Alonso ( Buckler, Vodafone, relojes Sandoz, Mutua Madrileña, Renault, Mercedes, Ferrari), Penélope Cruz ( L'Oreal, Ralph Lauren, Honda Jazz, Pepsi), David Beckham ( Marks and Spencer, Vodafone, Armani, Pepsi, Adidas, Motorola), Eva Longoria ( London Fog, LG, L' Oreal, Pepsi Max, Magnum), Angelina Jolie ( Louis Vuitton, St John, Salt, merchandising de Tomb Raider), George Clooney ( Nespresso, Martini, Solaris, Honda Oddissey), Nicole Kidman (Jimmy Choo, Omega, Swisse, Channel nº 5, El Corte Inglés, Nintendo)... los/as protagonistas del show biz, se prodigan demasiado y confunden al espectador.

La creciente tendencia de la autenticidad (true), el naturalismo o las historias paralelas (indirect storytelling), hacen que los a veces sosos anuncios con figuras pierdan interés y fuerza. La mirada sexy, la rubia fulminante o el macizo tableta de chocolate, ceden terreno ante la perspectiva de lo atractivo natural.

Ahora se llevan más las personas normales y resultonas, pero no esculturales, salvo en anuncios de colonias, perfumes y moda, que van por libre y en muchas ocasiones ni siquiera contratan los servicios de una agencia de publicidad.

Lo más positivo de esta situación es que las historias sorprendentes vuelven a ser las estrellas, por encima de la producción, los nombres,  los perros o los niños. La creatividad resurge y los guiones vuelven a tener sentido. Ahora, si tu historia no interesa, no tiene ingenio o algo especial, está condenada al fracaso.

El respetable Eduard Punset no ha triunfado con Bimbo o Nintendo 3D porque asume un papel anodino, absurdo y aburrido. En cambio, George Clooney está francamente bien en las historias de Nespresso. Y gran apuesta la de Volvo con Jean Claude Van Damme.

Los/as protagonistas del anuncio de Lotería de Navidad 2013 salieron muy malparados y objeto de burlas en todas las redes sociales. Lo mismo sucedió con Loewe oro collection.

Si se te pasa por la cabeza la opción de utilizar un famoso /a , busca algo poco convencional, sorprende con alguna acción inédita, rompe con los estereotipos del tenista que hace de tenista, el cantante que hace de cantante o el seductor que hace de seductor.

La descripción actual del VIP favorito es : "cercano, cotidiano, auténtico, honrado y con sentido del humor". Primero, piensa muy en serio si necesitas a alguien del star-system. Si la conclusión es afirmativa, des-ubícalo de su entorno habitual. Hazle interpretar algo que nadie se espera.  Escribe un texto poco tópico. Consigue que esté suelto/a, espontáneo/a, fresco/a, nada encorsetado por un guión... poner por poner, es tontería.