martes, 29 de mayo de 2012

La pausa y el amor (dream version 2015).






























A veces no enciendo la luz de tus ojos,
A veces me salto la estación tus labios,
A veces me olvido de conquistar tu espalda,
A veces suena el móvil, a veces tengo reunión, a veces estoy ocupado.

A veces salto al escenario y no caigo en tus brazos,
A veces el mundo se mueve demasiado,
A veces no bailo al compás de tu ternura,
A veces me gustaría inspirarme en tus locuras.

A veces debería pensar lo mucho que me inspiras,
A veces las palabras prefieren esconderse,
A veces no encuentro la pausa para el amor.

A veces nuestras manos no son cómplices,
A veces llego tarde y quisiera despertarte,
A veces los nervios aparecen sin razón,
A veces me llamas y no responde el corazón.

A veces el ordenador es mi amante,
A veces las ideas invaden mis sueños,
A veces sale fuego de mi agenda,
A veces solo intento descansar.

A veces me evado del instante,
A veces me escapo del detalle,
A veces estoy espeso como la niebla,
A veces no busco tu piel de terciopelo.

A veces debería pensar lo mucho que me importas,
A veces las palabras prefieren esconderse,
A veces no encuentro la pausa para el amor.




Texto y foto Cadaqués: Richard W.






viernes, 18 de mayo de 2012

Noche de desfase, mañana de resaca (the game remix 2015).






"tell me baby that you need me, say you'll never leave me, love tonight..."




Por supuesto que estudiar una carrera es mucho más que fiesta y diversión. La biblioteca, los trabajos,  el TFG, las UF, las tutorías, las clases, la investigación, la reflexión, las preguntas, las conferencias, la relación entre disciplinas y los ejemplos, consolidan una base muy importante para el futuro.

Dedicar cuatro años de tu vida a aprender es algo que se te queda grabado.

Pero tampoco podemos negar que no hay facultad sin bar y no hay carrera académica sin noche.

La noche ha inspirado canciones, películas, libros, cuadros y retratos fotográficos. La noche se desata y desatasca declaraciones de amor, besos, amaneceres intensos y llamas que no se quieren apagar. La noche también es propicia para meter la pata, pasarte de vueltas, decir tonterías y pedir disculpas al día siguiente.

Cuando no tienes un contrato laboral, cuando tu vida no depende estrictamente de ti porque tienes subvención, descubres muy pronto la magia de bailar hasta que el cuerpo aguante, beber más de la cuenta, des-inhibirte, dejarte llevar.

Especialmente los jueves. Algunas veces eso tiene consecuencias como amanecer con una compañía inesperada, tremendos dolores de cabeza, vómitos, decir lo que no querías decir o quitarle el novio a tu amiga.

Por eso, a veces vemos estudiantes con gafas de sol en invierno, ojeras kilométricas, retinas de color rojo, lentitud mental a la hora de responder a una pregunta o sospechosos abandonos en el seminario de los viernes (con excusas baratas como "me atacó un virus... se llamaba Adriana?)

Seguro que cuando añoramos los años de universidad, recordamos especialmente algunas asignaturas,  la disco, la casa de aquella chica que amablemente estaba a disposición del fiestorro, las jornadas en vela para estudiar y  las salidas de fin de semana. Con mención com laude aparece el viaje final de carrera a ese lugar tan increíble que nos hizo prometer "algún día volveré".

Los amigos/as y compañeros de la uni se recuerdan siempre. Todavía hoy, después de tantos años, me relaciono con: José Cruañas (autor de documentales en India y sureste asiático) Alejandro Vázquez (creativo y profesor en La Coruña) Arturo Ramos (directivo de el "Diario de Mallorca") Pilar Vázquez (productora de audio-visuales) Hortensia Regás, siempre en algún lugar entre Mejico y Barcelona, Jesús Orbea (profesor de creatividad en la Universidad de Alicante) ... recuerdo las noches que quedábamos para estudiar, las salidas y las tonterías.

Recuerdo los exámenes, los informes de investigación y los guiones creativos. Y la última reunión que montó Pilar en Barcelona, donde nos re-encontramos después de 30 años 22 compañeros/as y profes como Jose Antonio Ribero, Jose Luis Segura, Domingo Vila...

Recuerdo que en la cena final de cuarto aparecimos vestidos de atletas, con pantalón corto, dorsal, camiseta y meta con la leyenda "final de carrera" que improvisamos en el restaurante. Recuerdo a grandes, grandísimos profesionales como Jose María Ricarte, Mario Herreros, Jordi Oriol Costa, Héctor Borrat.

La facultad te engancha, crea vínculos, es una época de tu vida muy intensa y muy especial. Al cabo de un tiempo tomas consciencia de lo mucho que has crecido.

Años más tarde, tus movidas nocturnas son más seleccionadas. Tu agenda la marca el trabajo y tu familia. No puedes ni debes salir cada día. Pero ese concierto, esa película, ese partido o esa tertulia con amigos sigue teniendo el sabor único de disfrutar el momento, olvidarte de la presión laboral y soltar unas risas o unas burradas.

La noche es muy inspiradora. También lo es su silencio, la música suave en un sofá con la luz ténue, mirar la inmensidad del mar o de la montaña, el amor después de un día duro, leer un libro en la intimidad o navegar on line cuando nadie te molesta.

También es ese momento para confesar cosas, para que salgan a la luz las palabras bonitas, para amanecer con churros y chocolate, para conversar durante horas con un buen café a mano, para ver una peli pendiente, para decirle a alguien que le quieres o para sentir algo tan único que desearías que nunca amaneciera.





"la vida no se mide por los momentos que respiras, sino por los que te dejan sin aliento"


foto: richard wakefield.

martes, 15 de mayo de 2012

Tener o no tener una frase potente.




"cada palabra que utilizas en publicidad es un ejercicio de alta precisión" (richard wakefield).



Dice el estereotipo que una imagen vale más que mil palabras. Pero no es cierto. En publicidad, tres, cuatro, cinco o diez palabras pueden ser claves, decisivas y definitivas.

El maestro David Ogilvy ya opinó con razón que los/as creativos/as teníamos que invertir mucho más tiempo en los conceptos literarios, slogans y titulares que en los textos.

El famoso diseñador Hans Zimmerman afirma que ningún anuncio visual resulta persuasivo sin un cierre o una afirmación contundente.

Bruce Springsteen se centra primero en la letra, a la que dedica más tiempo que a la música. 

Paul Hegarthy afirma que las frases publicitarias son las que venden, por encima de cualquier historia.

Scott Fitgerald escribió que se podía acariciar a la gente con palabras.

 Mark Twain sentenció que la diferencia entre la palabra adecuada y la casi correcta es la misma que hay entre la luciérnaga y el rayo. Es verdad.

Si relacionas bien, puedes encontrar una expresión que perdure durante años. Siempre y cuando se demuestre con hechos. Las marcas deben cumplir lo que prometen y no exagerar, como bien aconsejó Bill Bernbach.

Un slogan potente se caracteriza por :


- Ser claro, concreto, conciso y directo.

- Ser emocional

- Ser original

- Ser contundente.

- No parecerse a ningún otro.

- Ser persuasivo.

- Ser el inicio de un storytelling de largo recorrido.

- Ser fácil de recordar

- Tener menos de 10 palabras (esta norma podría no cumplirse en alguna ocasión)


Las 10 frases de que comentó a continuación están entre mis favoritas de todos los tiempos.


Bienvenido a la república independiente de tu casa (Ikea).

Significa que los muebles ya no son un símbolo de ostentación, un patrimonio, algo que compras de cara a las visitas. Ikea ha democratizado el diseño y la decoración. Ha puesto a las personas por delante de lo material, tal y como afirmó Miguel Madariaga, creativo del equipo de SCPF. El concepto invita a actuar, a decidir con sentido práctico, defiende la independencia de criterio, le da valor a tu casa, por desordenada que esté, convierte al hogar en ese universo especial donde los que viven se sienten a gusto. (y lo que opinen los demás está de más, como cantó Mecano en mujer contra mujer).


Think different (Apple).

Significa que las personas que han cambiado el mundo han sido las atrevidas, las originales, las que han apostado por lo inusual, lo singular, lo único, lo diferente. Es una filosofía de empresa y de vida, que se transmite a los empleados. Es la búsqueda constante de la novedad y la innovación. Es una apuesta. Es una convicción. Es un símbolo. Es el espíritu de Steve Jobs.


Kill the indifference (publicitarios implicados).

Significa un reto, un desafío, un deseo, un sueño, una esperanza. Es una frase que invita a la acción. Es provocativa, directa y contundente. Te dice que no te quedes quieto/a, que te muevas, que luches por lo que deseas. Es rotunda, es un grito de guerra. Es Lorentiana. Busca la trascendencia.


Whats happens here, stays here (Las Vegas).

Significa que aunque te desmadres, te desfases, hagas saltar por los aires las tasas de alcohol y drogas o visites más puticlubs y casinos que nadie, nunca se sabrá. Es muy cómplice, es algo secreto, entre tú y yo. Por lo tanto, no tengas miedo, no te cortes, ven y disfruta, solo se vive una vez. Es atrevida y descarada. Propone vivir experiencias. Es seductora.


Eres un sol ( Solmanía).

El bronceado artificial adquiere una dimensión natural y cercana. Sitúa a la marca en un contexto mucho más personal y cómplice. Habla al cliente de una forma cariñosa.


Never Hide (Ray-Ban).

Ingenioso juego de palabras que reivindica el carácter atrevido de las personas que se ponen unas gafas de la marca. Aunque escondas los ojos, siempre darás la cara y lucharás por aquello que deseas.


Si no cuesta no vale la pena (Voll Damm).

Una invitación a luchar por tus convicciones, a perseguir tus sueños, a luchar hasta el final. Un storytelling emotivo que incide en los valores y que de forma indirecta habla de un sabor más fuerte y también de un precio más caro.


Just do it (Nike).

Cuando el creativo de Wieden and Kennedy le pidió a su cliente un briefing más completo, éste le contestó : just do it. Y así nació una de las mejores frases de la historia. Una invitación a actuar, a moverte, a no quedarte sentado.


Atún claro, calvo.

Juego de palabras que fija una marca en un sector nada marquista, con la ayuda de calvos famosos de la época. Un diez para Ricardo Pérez.


What's up (Budweiser)

Recoger una expresión de la calle y crear una serie de anuncios ya mítica donde los protagonistas la van repitiendo, es algo que no está al alcance de todo el mundo.



Todos/as los/as creativos/as publicitarios/as relevantes de la historia han reivindicado que la frase lo es todo. Una vez la tienes, te vienen a la cabeza miles de ideas, porque es visual, dice muchas cosas, es la antesala del storytelling.

Si has construído un gran guión pero no tienes una frase que se recuerda, engancha, emociona, sorprende, puede crecer mucho y consigue complicidad, no tienes nada.





gráfico : las marcas que dominan el mundo.


Kill the indifference y eres un sol, creadas por Richard Wakefield.












miércoles, 9 de mayo de 2012

Estopa (el talento sin esfuerzo no sirve para nada).



"La pasión es lo que llega, lo que se reconoce, lo que atrae, lo que se admira"

(José María Ricarte Bescós).



Siempre he sentido atracción por la construcción de las letras, el ritmo musical y la autenticidad de la propuesta de Estopa. Desde 1999, David Muñoz y Jose Manuel Muñoz nos han transportado a un mundo cotidiano, cercano, emocional y real, con pinceladas cínicas y divertidas. Una trayectoria coherente plasmada en siete discos. Una búsqueda constante de nuevos retos, nuevos caminos y nuevas propuestas, sin renunciar a la esencia. No es fácil mantenerse durante 13 años en primera línea musical. Es algo que solo es posible con esfuerzo, con trabajo, con entrega, con profesionalidad.

La creatividad publicitaria ha alimentado el mito de la inspiración, la suerte, la genialidad o la casualidad, cuando en realidad, David Ogilvy, Bill Bernbach, Frank Lowe, Leo Burnett, Joaquín Lorente, Toni Segarra, Julián Zuazo, Juan Cabral, Pat Fallon, Miguel García Vizcaíno, Elizabeth Arden, Isabel Coixet  Isabel Yanguas, Cuca Canals o Patricia se han caracterizado por ser unos/as currantes de mucho cuidado, que han pasado horas y horas pensando, hasta que les salió  humo por la cabeza. 

Es tan falso ese tópico como que las personas creativas deben ser extrovertidas y la alegría de la huerta. Albert Chust, Marçal Moliné, Jorge Gómez, Jaume Solé, Gemma Albí, Susana Catalán, Laura Sancho, Andrea Marroquín o Fidel del Castillo, siempre se caracterizaron por su carácter tranquilo y pausado, aunque fueron y son contundentes en sus propuestas.

Ser creativo/a hoy en día no se parece en nada a Madison Avenue, ni se define por el glamour de la ropa, las oficinas lujosas, los coches caros de serie limitada, las habitaciones de hotel de seis estrellas o los restaurantes de autor. Básicamente consiste en pegar tu nariz a un Mac, dejarte la vista en la pantalla, pensar de forma compulsiva, comer deprisa y corriendo una delicatessen del Burger King.

Los briefings van llegando como llegan los pedidos a un almacén y en tu cabeza empiezan a aparecen tus enemigos íntimos que se llaman plazos de entrega, versiones, modificaciones, rectificaciones, cambios y más propuestas sobre lo mismo, que superas con una bola anti-stress en cada mano, música, deporte y cientos de cafés. Por supuesto que es apasionante, pero si no tienes constancia, si no te esfuerzas y no le das estopa a las campañas, te quedarás más seco/a que una balleta en el sahara.

Necesitas transpirar y luchar. Necesitas pelear por la originalidad. Necesitas reivindicar la diferencia. Tienes que ser cañero/a. Te contratan para tener ideas los 365 días del año, no para que de vez en cuando encuentres un pelotazo. 

Alguna vez  he dicho a mis alumnos/as que tienen el síndrome del universo pequeño. Trabajar la creatividad también significa ampliar tu universo con libros, películas, canciones, arte, fotos. Y por supuesto, si sales cada noche, bebes mucho alcohol y tomas estimulantes, tu mente se irá cerrando igual que se cierra tu after a las 8 de la mañana. No podrás aguantar el ritmo.

Necesitas disciplina, autocontrol  y sentido común. A partir de aquí puedes volar, y mucho. Descubrirás la intensidad, la emoción, las sensaciones del momento, los detalles. Te fascinarán las personas interesantes. Disfrutarás de todos y cada uno de tus descubrimientos. 

No serás famoso/a, ni te pararán por la calle, ni te darán un premio cada día, ni harás campañas que verá todo el mundo mundial... pero te sentirás bien, porque lo llevas dentro y forma parte de tu vida. Y una especie de DRS virtual te impulsará a hacer cosas, experimentar, soñar, compartir y pensar.

Y aparecerá la pasión, que acabará siendo crónica.



P.d. Muchas gracias a Mireia Moreno y a los Estopa por mucho más que una foto y mucho más que un cd dedicado, que ahora suena de fondo.