viernes, 21 de enero de 2011

Los mismos congresos de siempre.



"Los cactus sobreviven años y años, aunque en su entorno no pase nada de nada" (richard wakefield).


Tengo la sensación de que algunos congresos, simposiums, jornadas, conferencias y seminarios de comunicación publicitaria son una interminable sucesión de tópicos. Tópicos avalados por referentes bibliográficos, pero  que no aportan nada al sector. Ponencias previsibles, recicladas y remezcladas. Power points largos y tediosos. Intervenciones de auto-promoción. Charlas egocéntricas. Ejercicios de estilo sin base.

No puedo evitar pensar que en ocasiones se organizan para decir que se han organizado y se asiste para decir que has asistido. Conseguir el certificado parece ser el único objetivo válido en un espacio frío, distante y poco propicio a la interacción. Me gustaría saber si alguien ha pensado en el insight, si alguien ha pulsado la opinión de los públicos o es consciente de los temas que realmente interesan.

 Quisiera saber por qué no hay lugares para la reflexión conjunta, la opinión, la experimentación, el atrevimiento o incluso la diversión. Me pregunto si darle vueltas a lo mismo una y otra vez tiene sentido. Me pregunto donde está la creatividad y la emoción. Busco (sin encontrar) propuestas nuevas, conclusiones sorprendentes, publicaciones que sean un referente y una puerta hacia el futuro. Me preocupa que los comités científicos estén formados a veces por funcionarios anticuados y comunicadores desfasados. Noto que la falta de pasión invade los auditorios.

 Percibo que nos queremos auto-justificar, pero nos ahogamos en el convencionalismo y la corrección académica. Creo que tenemos que investigar para descubrir y para aportar.

Tenemos la obligación de demostrar que en la universidad y en la profesión hay cocos privilegiados que van por delante de los acontecimientos. Hace mucho que no veo vibrar a una sala de actos. Se inician eventos sin concepto, sin sorpresas y con el cronómetro en la mano.

Necesitamos aprender y mejorar. No quiero sobrevivir a un congreso, quiero vivirlo, disfrutarlo, sentirlo, que se me ponga la piel de gallina o tenga ganas de levantarme, aplaudir y decir "bravo, bravo"... tal vez soy un ingenuo y no entiendo que así funcionan las cosas... pero cuando veo los ojos brilantes de Jesús Orbea, Josep Rom o Carmen María Alonso, renace mi esperanza.

Mas allá de la corrección impecable, quisiera creer que existe la experiencia memorable. Mas allá de la pulcritud y del estricto protocolo, quisiera creer que existe la innovación.

Soy consciente del tremendo esfuerzo que requiere montar un acontecimiento de éste nivel. Valoro y respeto el trabajo de los equipos de gestión. Pero a veces piensas  que "ir por ir, es tontería", mientras lees un programa que ya has leído mil veces.
























lunes, 17 de enero de 2011

A qué personas invitarías a compartir tu mesa ? (please vote remix 2015).



Publicitarios, escritores, músicos, amigos, amores, cineastas, fotógrafos, celebrities, actores, pintores, escultoras, deportistas, cocineros, periodistas, políticos, estudiantes, profesores...

Imagínate que por un día puedes escoger tres y tu deseo se verá cumplido.

No importa la época.

Eso si, no pueden ser de ficción.

Piensa un poco y escribe tu voto.

Hagamos un ranking.

Puede ser una conversación muy interesante.

Muchas grandes ideas han surgido de una comida, una cena o una tertulia.


















































foto 2 : cena del 60 aniversario de la Fundación Blanquerna, 350 personas.

foto 3 : rodaje en el desaparecido Bar Mireya (eixample).

foto 4 : madrugada en el Samba Brasil con ilustres acompañantes.

Foto 5 . reunión com mis ex-alumnos/as Albert, Salva y Eva.



Barcelona cara y cruz (XL remix).


































Barcelona es una ciudad muy antigua en la que se puede sentir el peso de la historia. No se puede caminar alrededor de ella sin que se perciba.(Carlos Luis Zafón).



A veces me ahoga y a veces me invita a nadar.

A veces me seduce y a veces me regatea un beso.

A veces me sorprende y a veces me enseña nubes grises.

 A veces me habla a gritos y a veces se explica en silencio.

A veces me deja perdido y a veces me encuentra.

A veces me abre su espacio y a veces me cierra las puertas.

A veces me deja crecer y a veces se inventa un muro.

A veces me da dos tazas y a veces escoge el formato.

A veces se deja fotografiar y a veces le falla la batería.

A veces es acogedora y a veces se muestra fría y calculadora.

A veces me cuenta películas y a veces repite la misma historia.

A veces me relaja y a veces me estresa.

A veces se viste de fiesta y a veces ni se molesta en arreglarse.

A veces no puedo estar sin ella y a veces me quiero escapar.

A veces es diversa y a veces parece monocolor.

A veces es independiente y a veces es de todo el mundo.

A veces es Gaudí y siempre será Gaudí.

A veces es compleja y a veces parece una tableta de chocolate.

A veces es mar y a veces es montaña.

A veces es cara y casi nunca es low cost.

A veces miras su mar pero casi nunca te bañas.

Aparcar cuesta mucho dinero.

Ir al cine o a un concierto es todo un lujo.

A veces es solidaria y a veces es marginal.

A veces es un pueblo con gracia y a veces es olimpicamente solitaria.

A veces es un pelotazo y a veces es un golazo.

A vegades té arrels molt grans i a vegades les tallen per si de cas.

A veces es japonesa y veces es rusa.

A veces se comunica bien y a veces le cuesta llegar al aeropuerto.

Mejor no te desplaces en coche.

A veces es intensa y a veces es monótona.

A veces la quiero... y a veces la quiero.
























Pues eso, que aparcar es muy caro :)



p.d. cuáles son tus ciudades favoritas?

sábado, 15 de enero de 2011

El mundo sin Apple, Levis, Sony Bravia, Nike y Coca Cola (full remix 2016).















"Ser publicitario se parece a ser médico. Miras el historial del producto, haces una radiografía de los públicos, un electro de las emociones, una resonancia de las tendencias y recetas el tratamiento adecuado para conseguir una marca saludable."




Cuando un día pensamos en dedicarnos a la publicidad, en nuestra mente aparecieron imágenes de campañas con un gran presupuesto, los leones del Festival de Cannes y el glamour de una profesión diferente. Los hoteles y restaurantes caros, los viajes, los trajes de marca, tu coche último modelo, tu palco en el Liceo o en el Nou Camp.

Pero un día descubrimos que las ideas que tanto nos impresionan se habían creado en Amsterdam, Londres, New York o Hong Kong. Que los leones están muy caros. Y que el lujo prácticamente ha desaparecido.

Cuando empezamos a trabajar (en mi caso en Euro RSCG) conocimos a clientes como Gran Vía 2, Más Visión, Miró, Caprabo, TMB, Port Vell, Santa Burg, Fira de Tàrrega o Mercadona, proyectos más cercanos geográficamente y menos cool, pero que también necesitan de nuestros servicios.

Es un tópico y una leyenda urbana afirmar que una campaña es mejor cuantos más ceros tienes a la derecha de la factura y más se conoce el logo de la firma. Sabe a Mixta y Mediamarkt, son dos ejemplos de sólida estrategia y brillante creatividad, con un gasto de producción muy ajustado.

Si bien es cierto que he podido trabajar para Citroen, Peugeot, Honda (coches y motos) Yamaha, Perrier, Nabisco, Suchard, Nestlé, Nikon, La Caixa, Caixa de Catalunya, BBVA, Veritas, Nokia, Grundig, ITT Corporation, Generalitat de Catalunya, Banc Sabadell, Bayer, Intermon, Unicef, Cruz Roja, Payasos sin Fronteras, Dirección General de Tráfico, Renfe, Imax Corporation, Sony Music, CBS Corporation, Donut y Donettes, Asociación Española de Fabricantes de Helados, Fundació Banc dels Aliments, Roche, Isdin, Sanex, Fundació Blanquerna, Fira de Barcelona, Panasonic, Prime International, Mizuno (golf y fútbol), La Vanguardia, Planeta, Salvat, Equipo Singular, Turismo de Catalunya,Turismo de Andorra, Ayuntamiento de Madrid, Ajuntament de Barcelona, Axa Winterthur, Purina, Firestone, Diesel, Desigual, Carnaval de Trinidad y Tobago, Codorniu, Masía Bach, FC Barcelona o RCD Espanyol, no es menos cierto que marcas con un presupuesto mucho menor han conseguido sacar a relucir la mejor versión de nuestros equipos creativos.

También solemos olvidar que en nuestro día a día existen los logotipos, catálogos, folletos, flyers, banners, aplicaciones para móvil, expositores o cuñas de radio, formatos menores que nos recuerdan que el mundo no se acaba en las súper marcas ni con las súper producciones en video.

Seamos realistas, no siempre tendremos casos para hacer historia como Sony Bravia balls o Channel nº 5.

Nuestra capacidad de adaptación pasa por entender que la publicidad no es una exclusiva de lo mediático. Productos menos conocidos, locales, alternativos, solidarios o educativos, son los que ponen a prueba realmente nuestra capacidad. No siempre tendremos un presupuesto millonario para filmar, grabar o fotografiar, más bien asimilaremos cada vez más la palabra low cost.

Existen miles y miles de creativos (as) que nunca han trabajado para Nike, Levis, Sony, Apple o Coca Cola. Y nunca se han sentido frustrados, decepcionados o desencantados. El talento demuestra su nivel cuando se aplica a los casos cotidianos.





Existen miles de campañas que no se ven en todo el mundo y que no todos conocen, pero son ejemplos de precisión, visión y originalidad.

Existen muchos/as profesionales que nunca han ganado un premio y sin embargo son brillantes y eficaces.

Tu reto es ser un gran profesional para cualquier marca. Ser capaz de inventar algo nuevo y eficaz de forma constante.

A nosotros/as no nos reconocen por la calle y nos dicen "usted hizo la campaña de Levis, verdad?".

No trabajas para ser popular, coleccionista de premios, guay o mediático.

Trabajas para intentar ser mejor cada día.

Hoy haces un evento, mañana te mueves en las redes sociales, pasado diseñas unos carteles y a veces te toca un campañón. Los anuncios famosos son excepcionales.

Por eso no piensas uno cada semana :)

Y no pasa nada.