logo

logo
by carlos pueyo

jueves, 24 de mayo de 2018

Bares que forman parte de tu vida.




Si sumamos los bares y restaurantes que hay en España, sale una cifra cercana a los 300.000. No esta mal. Es una oferta variada, completa y para todos los gustos.

Pero estoy seguro de que todos tenemos un bar, UNO. Ese local al que vamos durante años por su café, por sus combinados, por la simpatía de su dueño o por el ambiente que se crea. Puedes frecuentar otros lugares, pero sabes que ese es tu bar, el que te gusta, el que te hace sentir bien, el que sigue allí aunque cambie su entorno.

Allí se han gestado ideas, se han propuesto conversaciones interesantes, se ha hablado desde la intimidad, te has divertido, te has aburrido, has leído un libro o un diario deportivo.

Sabes que tiene algo especial, tal vez es su sabor auténtico y antiguo, tal vez es el nivel de confianza que se genera, tal vez es el ideal para ver partidos de fútbol apasionantes, es difícil de explicar, pero te mantienes fiel a sus paredes y a su propuesta.

Cuando nuestros hijos eran pequeños descubrimos un restaurante especializado en pollos, pollastres de Llull, pero ellos preferían ir al Telepizza, hasta que lo re-bautizamos como Telepollo. Fue un éxito que duró varios años. Ahora, otro restaurante ocupa su lugar.

En Barcelona tenemos el pub Irlandés Michael Collins, perfecto para escuchar música en vivo, para ver la premier league o para celebrar con amigos. O el Belushi, céntrico y frecuentado por guiris.

El Bracafé, desapareció después de 87 años, se ganó la merecida fama de hacer café del bueno, un local frecuentado por locutores e invitados de la Cadena Ser.

La terraza de "los chinos" a la que hemos puesto el naming de China World, situado en un tranquilo parque de la calle indústria,  te ofrece un escenario relajante y tranquilo a media tarde.

El pequeño pero encantador bar Lou en la calle escorial, te ofrece unas tapas de ensueño y unos huevos estrellados para mirar las estrellas.

Son esos bares con encanto, para ti únicos y especiales, que te acogen con una sonrisa a cualquier hora del día, tal vez sea el Velódromo, el Morryssom,  la Coctelería Boadas, la Esquinica, el Bar Tejada o el Bar Tomás, ese que hace tan bien las patatas bravas.

Son esos bares que han ido creciendo contigo, manteniendo su esencia, o esos restaurantes como Cal Sisquet de El Roc de Sant Gaietà, auténtica saga familiar, con sus vistas al mar y sus helados tantas veces premiados. Para un día muy especial, puedes ir al 9 reinas o el Lasarte.

Tú también tienes el tuyo. Tu favorito. Nos gustaría conocerlo. Visitarlo cuando vayamos a tu ciudad. Puede ser la bodega San Rafael de Sevilla, la Sidrería Trabanco de Gijón o La Taberna de Tito de Alicante.

No son restaurantes de 5 tenedores ni lugares cool o con diseño de vanguardia. Son espacios entrañables, cercanos, que no destacan por su lujo sino por su cercanía, su calidez, por sus mesas con historia que explican historias.

Te sientes orgulloso/a de enseñarlo a los demás, como parte de tu mundo, porque entre otras cosas sabes que allí no va todo el mundo.

Tu bar tiene algo que no tienen lo demás. Y puede ser por un millón de razones. Tu lo descubriste y lo has disfrutado con privilegiados compañeros/as.

Si quieres compartir tu secreto, nos harás muy felices.







Fotos: Bracafé.

           Cal Sisquet.


Gracias a la revista Time Out por inspirarme.

jueves, 17 de mayo de 2018

Tengo una cita con la luna.




"La luna esta llena de miradas que se perdieron en ella buscando una respuesta."

"Apunta a la luna. Si fallas, puedes golpear una estrella"

"Sueña con la luna y alcanzarás las estrellas"




No es nada fácil quedar con ella. Tienes que proponértelo, tener paciencia y esperar tu oportunidad. La luna no te recibe cada día, se reserva para los momentos inusuales.

Cuando estás inmerso en la rutina ni tan solo piensas en su brillo, tienes demasiadas cosas en la cabeza. El ritmo de tu actividad no te permite detenerte a pensar y allí sigue la luna, esperando a que te decidas a dejarte llevar.

Sabes que esa cita va a abrir la puerta de los sueños, va a buscar tu lado más espontáneo, loco, divertido y atrevido. Notarás esa sensación de intensidad paseando por los poros de tu piel.
Volverás a sentirte creativo, caprichoso, pasional e intenso.

La luna te habla de que todo es posible, de adentrarte por los laberintos de lo nuevo, lo innovador, lo diferente.

La luna insiste en que quieras de verdad, cuides a los tuyos y expreses lo que sientes con palabras, besos, abrazos y caricias.

La luna te invita a encontrar tu "yo" más romántico, a conversar mirando a los ojos, a no tener siempre prisa y a no ser un esclavo del whatsapp.

Notas como tu cuerpo y tu corazón se impregnan de algo inexplicable, que se convierte en energía, ganas, ilusión y entereza.

Es mágico, es especial, es auténtico.

Tu mundo interior se re-activa y también tu capacidad de contagiar.

Por el camino contemplas las estrellas, disfrutas del silencio, separas lo esencial de lo superficial, y recuerdas aquello de "lo importante no es llegar sino disfrutar del trayecto".

Tú también puedes puedes encontrarte con moon. Tal vez te dará fuerzas para que le digas a él o a ella que le/a quieres, para iniciar ese proyecto que siempre quisiste emprender, para ser más generoso/a, para reconciliarte o para romper, para seguir en el mismo camino o para iniciar otro distinto.

La luna es la llama que puede encender tu fuego, la mirada que puede convencer, las palabras que sueles omitir, ese punto extra, ese plus capaz de transformar las cosas.

Tengo una cita con la luna.

Estoy deseando verla.

El último eclipse me dejó casi sin aliento. Me perdí en la oscuridad.

Vamos juntos ?

No tenemos nada que perder y la zona de confort no cierra al mediodía, por si te arrepientes.





martes, 1 de mayo de 2018

Steven Wakefield mi hermano del alma.







"No se puede negar que sois hermanos"



Si nos ves físicamente, estarás bastante de acuerdo. Si nos conoces, pensarás que no nos parecemos en nada.

Steven es una persona seria, ordenada, analítica, planificada, reflexiva, pausada, de esas que prefieren tenerlo todo controlado. Viste con colores oscuros, no le gusta llamar la atención, es amable, discreto, muy educado, amante de las películas de acción como Star Wars y James Bond.

Defensor de la vida familiar, motero desde los 16 años, con la misma pareja desde los 20, bastante acuático, con un gusto musical muy 70-80, pero nada disco. Le gusta conducir. La sientan bien los trajes. Y los mocasines.

Le encantan los lugares donde puede sentirse tranquilo y relajado, sin prisas, disfrutando de la compañía y del paisaje. También se apunta a determinados eventos si sirven un buen catering. No  practica ni ha practicado deporte. No le gusta hablar en público.

Su vida laboral consiste en cuadrar números.

Últimamente está trabajando su crecimiento a través de cursos de marca personal, coaching, flores de Bach o PNL.

Por mi parte, odio los números, nado peor que un pato mareado, soy un peligro al volante, me gustan los colores vivos, me gusta el cine de autor, no me gusta tenerlo todo planificado.

Me cuesta encontrar las cosas, escucho todo tipo de música, me paso la vida buscando lo nuevo, lo original, lo diferente... y sigo jugando a fútbol, que ya es un deporte de riesgo.

No tengo ni un solo traje, me encantan las botas camperas, no suelo ser protocolario, estoy acostumbrado a hablar en público, nunca planifico las vacaciones 3 o 6 meses antes, me gusta el atrevimiento y el riesgo. Tengo mucha curiosidad y ganas de descubrir cosas.

Mi vida laboral consiste en crear anuncios y enseñar.

Vamos, que no nos parecemos en nada... o en casi nada.

Eso sí. Estudiamos en un cole que nos marcó la vida. Los dos somos fans de Supertramp y de The Alan Parsons Project.

Una de las grandes alegrías recientes fue cuando decidió entrar en Publicitarios Implicados.Una gran sorpresa y a la vez una motivación añadida para seguir con el proyecto.

Son tres puntos de coincidencia importantes, pero el principal es la química.

La química prevalece incluso por encima de la razón. Porque es algo que percibes desde dentro, es una vibración en la piel, algo que emerge del estómago y del corazón. Lo vives al nivel de las sensaciones, está allí y lo sabes.

La química trasforma lo cotidiano, mejora los momentos, valora los detalles y expresa sentimientos. La química nunca deja de sorprenderte. Necesitas muy poco para sentirte bien, es mucho mejor y más eficaz que cualquier estimulante.

Es la que nos une en las circunstancias difíciles. La que nos ha hecho saltar, llorar, soñar o reír. Muchas veces ha bastado una mirada para decir "ya lo verás, todo saldrá bien".

Hemos podido experimentar la química de estar unidos, formando parte de un todo. La satisfacción de encontrarnos, vernos, compartir, contrastar, conversar.

La sensación de saber que siempre estarás allí, de que juntos somos más fuertes.

La alegría de celebrar aniversarios o fiestas. La alegría de ver cómo se superan los obstáculos de la vida. La alegría de comprobar que la química sigue viva.

Que tengas un muy feliz cumpleaños y lo celebres por todo lo alto.

Me siento muy afortunado por tenerte cerca.

T'estimo molt.

Porque en el fondo somos iguales (o no).

Porque eres mi hermano del alma. Y existe un hilo invisible que nos mantiene conectados. No se ve, pero se siente.







P.d.1. Hasta los 9 años nos vestían exactamente iguales. Pasamos una vergüenza increíble.

P.d 2. Con 16 años, Steven me comentó : "dile a esa chica que me gusta" (en una piscina).

P.d. 3. En un partido de fútbol (Steven venía muy pocas veces), nos preguntó : "Qué tengo que hacer" ? le contestamos : "Mira, ese que no pase, es peligroso". A la jugada siguiente lo estampó contra una pared.

P-d.4. En los caminos de montaña de "El Serrat" (L'Ametlla del Vallés) Steven rompió 3 bicicletas hasta que se compró una moto. Una mítica Ossa Enduro semi-abandonada que consiguió por 10.000 pesetas (60 euros) y rehabilitó el solito hasta ponerla a punto.

P.d.5. Una de las anécdotas del cole es que ante cualquier incidente, conflicto, duda o mala acción de los alumnos, los profes siempre nos exculpaban. Éramos "buenos chicos con malas influencias".

P.d.6. Una noche, para ahorrar, en una reunión con amigos, decidimos comprar whisky Vat 69... jamás hemos pillado un globo más tremendo.

P.d. 7- Dicen que el 1-05-2018 cumple 60 años.... yo tengo mis dudas :)








Fotos:

Con Steven y su cuñado Juanjo en Yugoslavia (antes de ayer).

En Andorra (el mes pasado).

Steven en Radio Molins con Isabel Coloma.