martes, 28 de febrero de 2012

Serendipity (remix 2015).




"Podría escribir los versos más tristes esta noche. Escribir, por ejemplo: "la noche está estrellada y tiritan azules los astros a lo lejos" (pablo neruda, poema 20 de "veinte poemas de amor y una canción desesperada")



Escribir en un blog es un ejercicio muy diferente al de pensar profesionalmente. Cuando trabajas para una marca tienes una fecha deadline inamovible que debes cumplir. Y un proceso que pasa por la precisión en el briefing, el acierto en la estrategia, la elección de un concepto literario y un adecuado crecimiento en forma de storytelling.

Si tu diario personal ha intentado crecer entre la novedad, la sinceridad, la reflexión, la interacción, la sorpresa y la empatía, a veces descartas redactar sobre temas banales, recurrentes, repetidos o tópicos, porque buscas siempre ese relato diferente, esas líneas interesantes, esa mirada distinta sobre un mundo similar.

Elestereotipo nunca ha estado demasiado pendiente de ser un espacio muy viral, ni famoso ni comentado. Tiene el objetivo de compartir, formar una comunidad e intercambiar opiniones. Pero nunca me he puesto una pistola en el pecho para publicar con frecuencia, ni un número de visitas mensuales, ni tan solo crear escuela.

Aún así agradezco a anuncios, el publicista, blogs de tendencias, universidades, creativos/as y planners sus menciones.  Es nuestro espacio, un pulsómetro de estados de ánimo, sensaciones, experiencias y campañas.

Dicen los lectores que es auténtico, romántico, pasional, diferente y especial. A mi me parece más bien cotidiano, cercano y sin pretensiones. El caso es que la creatividad sin fecha depende más del estado de ánimo, la intuición, las ganas o los referentes.

Si no se me ocurre nada para el blog o sobre esa canción inspirada en forever young de Bob Dylan que intento componer, aplicaré la tranquilidad, la paciencia y la relajación... o bien lo que sugiere Guzmán López: iniciar un post, sin rumbo ni destino final, a ver qué pasa.

Porque la experiencia de intentarlo también es interesante y positiva y puede ser útil para algo. Son muchos años mirándome en el espejo de la campaña de Apple, mi favorita, esa que explica tan bien que puedes tener 999 gramos de racionalidad pero te diferencias por tu gramo de locura.

O como dijo Shaw : prefiero fracasar en la originalidad a triunfar en la imitación o aquella de nunca seré lo bastante bueno pero sí un poco mejor cada día. 

Me viene a la cabeza esa canción de Serrat no hago otra cosa que pensar en ti, por cierto al techo no le vendría mal otra mano de pintura. Esta mañana he estado hablando con un cliente sobre un símbolo visual, un blog y algunas ideas. A la vuelta, mientras caminaba por Gracia he pasado por la calle de la Art Director Ana Branquinho, ahora en Lisboa, y he pensado en abrazarla fuerte cuando la vuelva a ver.

Luego me he cruzado con el famoso cantante de folk Jackson Browne, vestido con una sudadera azul y playeras. Eso me ha hecho pensar que la fama, los premios, el glamour y el reconocimiento no tienen nada que ver con vestir cómodo cuando te apetece.

He pasado por salas de cine y librerías cerradas y por nuevos locales abiertos. De fondo sonaba Wave de Antonio Carlos Jobim y he volado hacia esas épocas en que todos los músicos de bossa se conocían, esa generación de escritores que se juntaba en las cafeterías, esos grandes músicos de jazz que procuraban intercambiar experiencias y se ponían a grabar juntos.

Ahora, en plena generación del watsappp, todo es individual, self made, nadie parece dispuesto a crear en equipo... pero nada es casual, todo es causal, si no te mueves, nada se mueve.

Serendipity, según define Guzo López es "encontrar algo magnífico mientras se busca otra cosa". Para conseguirlo, tienes que estar dispuesto a aprovechar y detectar esa oportunidad. Tu mente debe estar abierta y dispuesta a combinar.

Más allá de lo planificado y lo estructurado, en tu vida te cruzas con situaciones aparentemente fortuitas que te pueden aportar inspiración y soluciones de forma no prevista.

La actitud de estar dispuesto/a a que eso suceda facilita la aparición de esos momentos mágicos con frecuencia.

Es mucho más cómodo y fácil esperar a que todo pase y echarle la culpa al destino. No buscar nada nuevo, ni ninguna sorpresa, ni ninguna situación sorprendente.

Las ganas de descubrir te aportan fuego. Quedarse sin hacer nada, apaga la ilusión...

 ... con alguna excepciones : en circunstancias personales/económicas duras y precarias es muy complicado hablar de optimismo y de positivismo.

Creo que esta es una reflexión para los que muchas veces no somos conscientes de la suerte que tenemos.

...cuando no sabes sobre qué escribir, te pones a pensar en voz alta y, con un poco de suerte, te sale alguna cosa :)


Incluso de un vidrio roto, puede salir una foto interesante... y hasta un cartel para una campaña publicitaria.



























foto : sergi wakefield.

jueves, 16 de febrero de 2012

Someone like you (remix 2014).






http://youtu.be/45A6R9L7T04


"Algunas amistades pasan por tu vida en tránsito hacia otros lugares" (richard wakefield).



Este post está dedicado a aquellas personas que recorren una parte del río de la vida contigo, pero luego se distancian... aunque emocionalmente nunca se han ido. Están en la lejanía física pero en la cercanía del corazón. Y cuando vuelves a verlas, tienes la sensación de que no ha pasado el tiempo, de que inicias una frase donde la dejaste la última vez.

Estoy hablando de una complicidad más allá del encuentro presencial, sustentado por alguna especie de magia no escrita, inspirada en las sensaciones. De ese cosquilleo en la piel que se percibe en el ambiente y en el brillo de los ojos. Eva psicodelic, Berta, Marta konfu, Ivone, Gina, Marc, Mariona true, the dancer, Bostezzo, Dalmau, Gemma, Alba producer, Quim o Alberto pusieron lo mejor de sí mismos/as para que creciera el proyecto implicados. Su hueco profesional es notorio, pero su pasión, ilusión, alegría y motivación son muy difíciles de olvidar.

Cada encuentro con ese equipo tenía un efecto de recarga energética, con mucha creatividad por metro cuadrado. Algunos/as fuimos juntos a Málaga, otros/as a Valencia, y nuestra true vino a Mallorca. Gemma protagonizó dos episodios de nuestra serie viral asesinos de la indiferencia.

En cuanto a mis relaciones personales, Las Montses, Carles, Miquel, Susana y Xavi, fueron grandes exploradores de conciertos, paisajes, gastronomía y viajes durante los 90. Compartimos muchas vivencias especiales, escuchamos a Gino Vanellli, Ronnie Jordan, Luther Vandross o Supertramp. Todos teníamos discomanía y nuestras salidas en puentes o semana santa fueron memorables, desde Carcasonne a Vall d'Aran, pasando por la Costa Brava.

Ya con hijos pequeños, aparecieron Angélica de fato, Chico design, Karina Kosmetik girl, Diego Forlán, Silvia , Alberto, Corina, Pep, Encarna... en este caso fuimos descubridores de películas, terrazas, restaurantes, cumples y chiquiparks, sin olvidar una memorable estancia de fin de semana en Cardona, con concierto nocturno incluído.Añoro especialmente las madrugadas filosóficas a ritmo de samba y caipirinhas, con algún purito de regalo.

La especial empatía que se crea con alumnos/as de Máster o Postgrado, permitieron magníficas conversaciones con Alba K, Miriam karma,  Francesco slow, Martín filosofer, Cesca feel, Maria José the artist o Alexander thinking, algunos ya de vuelta a Méjico, Colombia o Perú.

Muy especial es también el apartado de ex-alumos/as que llevan años licenciados, pero todavía mantienen un vínculo. Salva, Eva, Laura peke  y yo formamos un grupo muy  sólido, y nos encontramos al menos una vez al año...igual sucede con Andrea Emmy Marroquin, always in my heart o Silvia flow Conde, un solet. Otras personas son más caras de ver como Denise, Carles, Majo, Ellis, Marià, Sandra, Amanda mercy, Marina celebrity, María, Noe, Anita, Manel, Celia, Xesco, Esther, Andrea, Laura leggins, Astrid, Cristina, Xavi, Blue, Elena jewel ... pero esa conexión sigue en el aire. Lo mismo sucede una vez al año, cuando juego un partido de fútbol en navidad con mis primos.

 A todos/as quiero agradecerles los buenos momentos que pasamos juntos. Tal vez nos distanciamos por las circunstancias, por cambio de residencia,  por falta de tiempo, por algún malentendido o  por ninguna razón, pero han hecho mi camino más fácil, hemos compartido sueños, experiencias, tonterías e ilusiones.

Ha sido un tránsito maravilloso que vale la pena recordar. Y algún día volveremos a iniciar esa conversación pendiente y nos sorprenderemos al comprobar que estamos horas y horas y horas hablando, sin que notemos los meses o años que han pasado desde la última vez. Como ha sucedido con Noe y Astrid, 15 años en blanco y ahora un montón de proyectos que vamos a mover juntos. Las experiencias intensas siempre quedan. Y te hacen mejor.



enlace: someone like you, adele, royal albert hall 2011.

foto: personas que no viven cerca como Majo, Itziar, Jesús o Jean Michel (en Alicante), Luis en Coruña, Daniel y Ro-moly en Madrid, Marina en Donostia. Siempre nos quedará Gerard y el Samba Brasil  :) Siempre recuerdo con mucho cariño al equipo de Outbox.

domingo, 12 de febrero de 2012

La inspiración de Whitney (1988-97).





http://youtu.be/i_4PlM85NJo

(enlace : didin't we almost had it all, en directo).


http://www.elperiodico.com/es/noticias/opinion/whitney-era-banda-sonora-vida-1426598#comentarios

(entrevista a Sergi Corral, hermano de Rosa Corral de Okume Az y gran fan de Whitney)



En 1988 escuché por primera vez a Whitney. Estaba en la terraza vintage de un amigo, el sol me acariciaba la cara, cerré los ojos y sonó saving all my love for you. Tuve la sensación de que estaba ante la mejor voz de soul-pop desde Aretha Franklin (su madrina, por cierto) y Dionne Warwick (su prima). Recuerdo ese momento como si fuera ayer.

El 28 de junio de ese año, martes,  asistí al concierto que dio en la Monumental de Barcelona. Media entrada. Pude pisar la arena y verla en primerísima fila. Canté hasta quedarme sin voz y le dije a mis acompañantes que estábamos ante una super-estrella. "Ya veremos si tiene continuidad", comentaron ellos. Sonaron didin't we always had it all, título premonitorio, i wanna dance with somebody, the greatest love of all, hold me, how will i know, so emotional... me metí de lleno en los temas, disfruté como nunca... y noté un gran respiro.... para mi era un momento muy muy difícil.

Ese año y el siguiente bajé a los infiernos de las dudas, la desorientación, la confusión y el bloqueo. El purgatorio del choque emocional y los malentendidos. La carrera de Whitney avanzaba al mismo tiempo que yo buscaba trabajo, amor y serenidad. Para cuando ella lanzó i'm your baby tonight, ya había rechazado una oferta (importante) de una multinacional de Madrid, había quemado amigos y amigas y muchos/as me habían dado por imposible.

En todo ese proceso no me acompañaron, afortunadamente, ni el alcohol ni las drogas. Correr y chutar, junto con el importante apoyo de cuatro incondicionales,  fueron actividades mucho más terapéuticas. La eclosión definitiva con el guardaespaldas  y i will always love you, coincidió con un momento crucial en mi vida : me propusieron dar las primeras clases en la universidad y me nombraron director creativo.

En 1993 fui uno de los frustrados asistentes a un concierto en el Palau Sant Jordi de Barcelona al que ella nunca llegó. Cuando Neo Sala dijo "Whitney Houston no cantará esta noche", pensé que tal vez nunca más la vería actuar en directo. Si bien nunca superó sus dos primeros albumes : Whitney Houston y Whitney, hasta la mujer del predicador (1996), su trayectoria se puede definir como solvente, impecable y llena de magníficos temas.

En 1997 pisé por primera vez el suelo de Blanquerna, que al instante me pareció una especie de teatro de los sueños. Después de crecer juntos durante nueve años, dejé de interesarme por sus discos y descubrí mucho rock alternativo, hip hop y electrónica.

Pero para mi siempre fue especial. Aún sin ser tan completa como Adele o Amy, ya que todos sus éxitos fueron compuestos por gente como Diane Warren ( i learned from the best) , Albert Hammond (one moment in time), Dolly Parton (i will always love you), Nicolas Ashford (i'm every woman), Michael Masser (saving al my love for you, greatest love of all, didin't we always had it all), Babyface ( i'm your baby tonight), su calidad vocal e interpretativa era de altísimo nivel, hasta el punto de que se la considera la voz, a la altura de Frank Sinatra.

En el año 2000 adquirí su doble caja de grandes éxitos, que aún pongo con frecuencia.Su productor/descubridor Clive Davis, el autor del sonido Whitney, así como otros cazadores de talento como Narada Michael Walden o LA Reid, llorarán su ausencia.

Se ha ido la persona que me acompañó con sus baladas, me hizo triunfar en los karaokes, me dio fuerza y ánimo, me inspiró, me hizo cantar en la ducha, me motivó antes de las entrevistas y los partidos, me confortó con sus letras. La que actuó como estrella invitada en mis siguientes trabajos, convenció a mi pareja actual, me hizo bailar, reír y llorar... y ahora la escucha mi peque. Todavía guardo la entrada de esa noche de junio. Está intacta, protegida por un marco de metracrilato. Es triste, pero una vez más, el talento sucumbe ante la sobredosis. Y ya van unos/as cuantos/as. No tiene sentido. Una lección más para enseñar a esos/as estudiantes a los que quiero tanto.



p.d. hoy domingo 12 de febrero, la productora de conciertos que trajo a Whitney, Doctor Music, cumple 30 años. Muse, Deep Purple, Bruce, Leonard Cohen, David Bowie, Lou Reed, Tina Turner, Beyoncé, Race Against The Machine, Suede, PInk Floyd, Red Hot Chilli Peppers, Blur, Pet Shop Boys, Placebo, Portishead, Moby o Beastie Boys nos visitaron gracias a su gestión.



foto: sergi corral y whitney.


jueves, 9 de febrero de 2012

Por el amor en el arte.




"me encantan las obras donde se trata a todo el equipo con respeto, se puede crecer y se puede volar...."

(Verónica Echegui).


http://www.tv3.cat/3alacarta/#/videos/3939231


Muy acertadas las palabras de Verónica cuando salió a recoger su Premio Gaudí. Reivindicó el amor en el arte. Reivindicó el trabajo bien hecho, el valor del equipo. A la Directora de cine que deja margen a sus actores y actrices, al conjunto que cree en un proyecto y ama su profesión. Amor. Esa palabra que nos ruboriza, nos hace sentir vergüenza, nos da miedo, respeto. Amor. Esa expresión que nos convierte en vulnerables, débiles, ingenuos o soñadores.

No me incomoda decir que quiero a mis equipos. Eso no significa consentir, regalar, hacer la vista gorda o transigir en el entorno laboral. Significa confianza, respeto y espacio. Significa que crezcan, vuelen, descubran y mejoren. Amor, gracias por apoyarme, te quiero, sin ti no lo hubiera conseguido, nunca me fallas, eres genial, son expresiones sinceras que solemos callar para cambiarlas por guapi, cari, neni o similares, carentes de emoción y de sentimiento real.


Jordi, Rosa, Cristina, Lola y su equipo consiguieron traer al gran percusionista africano Kounbana Condé por amor. Amor a su Fundación Okume Az, que construye sueños en forma de escuelas y hospitales en Guinea y Senegal. Movilizaron cielo y tierra para conseguir una fecha en L'Auditori, un conjunto del nivel de Wologuondy y dos super bailarinas como Ana Belén Cabrero y Abigail Fuentes.

Pero por el camino se encontraron con los trámites, la burocracia, los papeles, la ruta Kafkiana en busca de un visado. Las reuniones, las gestiones, las decisiones, las argumentaciones. Y los días iban pasando y el papelito no llegaba. Tuvieron que anular la rueda de prensa, el rodaje de un documental sobre el músico de 68 años ( ya teníamos listo el equipo de producción, con el gran Luis de Santiago al frente) tuvieron que poner a prueba su sistema nervioso y esperar el milagro.

Tras múltiples excursiones a despachos grises, infinidad de llamadas de teléfono, mails, faxes y oraciones, se pudo confirmar el viaje... 24 horas antes de la fecha... pero entonces apareció la huelga de Air France.

Koungbana llegó tarde, muy tarde, el mismo día del concierto. Fue directamente del aeropuerto a la sala de ensayos. Paralelamente a todo esto, un equipo de implicados formado por Eli Zaragoza, Montse Parrizas, Gerard Benito, Ana Branquinho y un tal Richard Wakefield, nos dedicamos las 24 horas anteriores a despertar a posibles públicos, in-extremis, sin apenas opciones.

Era un sábado gélido, dos grados bajo cero, a las 9 de la noche, jugaba el Barça y lo retransmitían TV3 y La Sexta. El panorama de un Auditori vacío flotaba en el ambiente. Y además, con tan poco entreno entre los músicos, cómo iba a sonar aquello? Parecía todo perdido, pero apareció el amor. El amor por un proyecto, por las personas, por la trayectoria. Por una recaudación 100% solidaria.

 Ese sábado, los creyentes seguidores de Okume lo dejaron todo, superaron el frío y la pereza y vinieron desde Martorell, Castelldefels, Cervelló... con la ayuda de algunos creyentes de publicitarios implicados. Más de 150 personas bailaron, vibraron y se emocionaron ante un grupo que tocó francamente bien... por amor.

Por amor a la música, por profesionalidad, por generosidad.  Los que vimos con qué pasión interpretó Wologuondy, con qué ilusión tocó Koungbana y de qué forma se movieron Abigail y Ana Belén, supimos al instante que ese día no fue un día normal. Se percibía la inspiración, el triunfo de la constancia, el optimismo frente a la negatividad. Prueba superada con nota... así que viva el amor. Lo digo alto y claro. I love Okume Az.



Foto: gerard benito (gato viejo) pardo.


domingo, 5 de febrero de 2012

El trayecto es tan importante como la meta.







"al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años"

(abraham lincoln).



Nuestra vida está programada, estructurada, ordenada y planificada. Cada día toca hacer esto y aquello. Solemos hacer lo mismo y a las mismas horas. El tiempo controla nuestros movimientos con precisión suiza. Creemos que disfrutar es patrimonio de las experiencias extraordinarias y poco habituales.

Tenemos el móvil siempre a mano para interrumpir una comida, una conversación o una clase. Pensamos que estamos obligados a ir siempre deprisa y que es mejor saturar nuestra agenda de actividades que vamos empalmando. Muchas veces estamos en un concierto, una sala de cine, un partido o un espectáculo y nuestra cabeza no puede dejar de pensar en el trabajo o en algo que tenemos pendiente.

Tenemos que aprender a desconectarnos, a disfrutar del momento, a vivirlo con intensidad. No le puedes poner cronómetro a tus instantes únicos. Si caminas despacio y sin prisas, descubrirás olores, colores, sonidos y sensaciones. Olvídate de la causa y la razón. Estás allí y te gusta. No busques porqués, pegas o pienses en pasado mañana. Nota ese cosquilleo en la piel, percibe cómo sube la adrenalina y tu cuerpo va en volandas hacia un estado especial.

Si eres deportista, no pienses en cuántos goles marcarás al final de temporada o cuántos puntos conseguirá el equipo. Simplemente, juega y disfruta. Si estás en un concierto, no pienses en la campaña de Nutrexpa ni en el informe de la asignatura. Si estás haciendo el amor, no pienses en poner lavadoras. Deja que las piernas te lleven. Deja que la música te seduzca y te emocione. Déjate acariciar sin mirar la hora. Es un momento maravilloso y merece ser disfrutado.

El trayecto es tan importante como la meta. Entre un objetivo y otro hay transiciones maravillosas. El café de cada día, el cigarro del descanso, la conversación de las tres, la noche y el baile, la excursión del fin de semana, las conversaciones después de comer o cenar, la música a media luz, mirar escaparates o el relax delante de la tele pueden ser episodios intensos.

Si todo pasa de largo, si somos rutinarios, monótonos, aburridos y actuamos por repetición, nos perderemos lo mejor de la cotidianidad. Tu cabeza y tu corazón sabrán apreciar la pausa y la pasión... y le darán relevancia.

No solo puedes ser feliz en la Riviera Maya o en Las Maldivas. No solo disfutas una carretera en un Ferrari. Un whisky de gama media puede ser excepcional si estás bien acompañado. Una pequeña piscina en un pequeño hotel puede ser de cine si esa situación te produce bienestar. Un seminario en una universidad puede ser una colección de situaciones extraordinarias.

Descubre tu botón de slow o carpe diem. Es uno de los grandes secretos de la vida. Descubre tu capacidad de convertir lo normal en súper. Es tu momento, no lo que pasará después. Se quedará grabado para compensar otros no tan buenos.

Piensa en hoy, no en ayer ni en mañana.

Tu camino no es una ruta de tren que va siempre al mismo sitio y a la misma velocidad. Está lleno de estaciones de enlace, puentes, túneles y paisajes. Y en una parada, se puede subir una persona mágica o puedes vivir una experiencia increíble.