lunes, 30 de enero de 2017

Estereotipos sobre creativos/publicitarios/as.


               



La mejor forma de tener una buena idea es teniendo muchas ideas”, Linus Pauling.



Dicen que los creativos estamos locos, que se nos va la olla, que no tocamos con los pies en el suelo, que la sala de espera de los psicólogos está llena de colegas... leyendas urbanas.

Si no tienes sentido común, coherencia y la cabeza bien amueblada, estás perdido. Relacionamos y combinamos rápido, pero nunca de forma desmadrada.  No se nos ocurre subir a una mesa y bailar desnudos. No llevamos siempre coleta, ni camisetas alternativas, ni bambas de colores, ni gafas de pasta.

No hay graffitis en la pared de nuestra casa, ni posters edición limitada, ni una frase guay en la parte trasera de nuestro coche. No queremos ser siempre el centro de atención, ni los ingeniosos de las reuniones. No nos morimos de ganas de salir a cantar en un karaoke. En nuestro bar no hay cientos de botellas de marca super fashion.

No tenemos el impulso de repartir tarjetas a todo el mundo. No somos la alegría de la huerta. No salimos de copas cada día. No compramos siempre lo más raro o lo más extravagante.

No somos los eternos rockeros,  los incombustibles hippies,  los romantic trenders ni los más cool de la comarca. 

No vivimos en las nubes. No decidimos ir a Miami por sorpresa. No nos teñimos el pelo de colores, ni llevamos el cuerpo lleno de tatuajes, ni vamos al gimnasio cada día.

No nos relacionamos con chicas y chicos top model, ni vivimos esclavos de las tendencias. No somos alcohólicos ni nos drogamos. No tenemos necesariamente un deportivo y una Harley, no viajamos siempre a lugares exóticos, no frecuentamos discotecas ni after hours.

No somos sibaritas, porque eso es para los que tienen tiempo. No nos viene la inspiración tomando el sol, no nos creemos interesantes, no pensamos que nuestra opinión es la más importante.

Somos mucho más cotidianos, aburridos y normales que todo eso.


Trabajamos en una oficina, delante de un ordenador, muchas horas al día y tenemos una agenda llena de citas. Somos unos practicantes del horario extensivo que muchas veces comemos bocatas o nos llevamos el tupper. Los slogans, los story boards y los diseños se amontonan en nuestra mesa.

Sabemos que antes de crear necesitamos una buen briefing y un buen planteamiento estratégico.

Vivimos empeñados en encontrar la idea única, la historia diferente, el planteamiento innovador, la ejecución inédita, la campaña nunca vista. Somos como Indiana Jones en busca del santo grial...y lo cierto es que la búsqueda es apasionante.

Muchas veces lo que más necesitamos es no pensar durante 48 horas.

Nuestras ideas pasan por un via crucis, en el que opinan más de 30 personas que las van modificando y rectificando... hasta que parecen primas lejanas en lugar de hijas.

Nuestros/as clientes/as se han acostumbrado a pedir 3, 4, 5 versiones diferentes de cada campaña, o más. Y encima te pagan lo mismo.

Nuestros sueldos se han ajustado como aquel tejano de marca que ahora es un pantalón corto de verano.

Seguro que has visto muchas películas y series de televisión que te explican historias fabulosas, donde aparecen restaurantes, hoteles de lujo, playas paradisíacas, piscinas cool y casoplones en la pradera.

Pero no te engañes. No somos cool, guay, fashion, trendy y ni tan siquiera molamos.

Solo somos unos currantes que explican historias y pretenden contagiar emociones.

Pero eso si: nos encanta nuestro trabajo, nos gusta crear, nos gusta estar pendientes de todas las novedades.

Nos gusta conversar, descubrir, aprender, romper esquemas y estereotipos. Nos gustan las personas. Nos gusta saber que no hay dos días iguales. Nos gusta el cine, la música, el arte y pasear por nuevos paisajes. Nos gusta fotografiar, escribir, diseñar y filmar. Nos gusta compartir.

Nos gusta relacionar, combinar y establecer conexiones.

Nos gusta vivir con intensidad.

Nos gusta re-inventar el lego aunque utilicemos las mismas fichas.

Y algunos/as dedicamos buena parte de nuestra vida a las causas sociales.

Mad Men? no creo, tan solo enamorados de nuestra profesión, Men and Woman.










Un presentimiento es la creatividad que intenta decirte algo”, Frank Capra.


"La publicidad es básicamente persuasión y la persuasión no es una ciencia, sino un arte".


"La esencia del impacto es decir las cosas de la forma en que otros jamás las han dicho


William Bernbach.



















Foto portada: con mis admirados maestros Ricardo Pérez, Luis Bassat y Joaquín Lorente.

miércoles, 25 de enero de 2017

Nadie dijo que sería fácil (en principio).







"Es mucho más sencillo y práctico no mojarte nunca, pero es más aburrido, porque la lluvia también tiene su gracia."



En principio, defender la humildad, la honestidad, la solidaridad y el amor no debería ser un problema, pero siempre aparece alguien que busca defectos, siembra dudas y fomenta la desconfianza.

En principio, creer en el trabajo en equipo, decir lo que piensas y tratar a todo el mundo con respeto no debería suponer ningún inconveniente, pero hay muchos egos y mucho egoísmo suelto.

En principio, decir palabras bonitas, ser agradecido y tener detalles no debería suponer ningún obstáculo, pero eso es algo que no todos aceptan de buen agrado.

Debería ser fácil defender cosas en las que en principio todos estamos de acuerdo, pero no es así.

Sin comprometerte, sin mojarte y sin arriesgar, todo resulta más fácil.

Sin opinar y sin moverte por nada ni por nadie, la existencia puede resultar más cómoda.

Sin asumir responsabilidades, sin llevar nunca la contraria, se hace mucho más evidente la zona de confort.

Así son las cosas.

En principio, no engañar a nadie debería ser lo normal, pero eso no es lo que vemos cada día en el telenoticias.

En principio, ayudar a quien más lo necesita debería ser incuestionable, pero las cifras del hambre en el mundo, de los refugiados abandonados a su suerte y tantos otros casos, afirman lo contrario.

En principio, fomentar el odio, el enfrentamiento y la agresividad debería estar mal visto, pero muchos perfiles de poder o mediáticos funcionan con estos valores... y tienen muchos seguidores.

No es fácil, pero creo que la honradez, la humildad, la solidaridad, el amor, la amistad y el trabajo en equipo se tienen que defender. Y el respeto. Y la igualdad. Y dar las gracias.

Y me siento muy feliz y muy afortunado por intentarlo cada día.

Y me consta que muchas personas piensan lo mismo que yo.

Aunque a veces tengamos la sensación de ser unos bichos raros.








No conozco la llave del éxito, pero la llave del fracaso es tratar de agradar a todo el mundo.


El mayor fallo que puedes cometer en la vida es el error de no intentarlo.


La vida es aquello que pasa mientras estás ocupado en otras cosas.



fotos base:

Mesa redonda con Toni Segarra, Montse Blanco de Fundació La Caixa, Miguel Campmany de Nestlé y Nicolás Lorite (UAB).



jueves, 19 de enero de 2017

Dreaming with Sabina Witt (chiquilladas y crisálidas).




"Sabina hace música para cerrar los ojos y escuchar".

http://sabinawitt.com

web diseñada por Gara Ramos, "tormenta".



No conozco a nadie que musicalmente se parezca a Sabina Witt. Tal vez un poco Becca Stevens o Gretchen Parlatto, pero sin combinar tantas influencias a la vez.

Su fusión entre pop, jazz, música clásica, swing y literatura es algo inusual, inédito y diferente.

No me extraña porque ella también es diferente.

Romántica, soñadora, cariñosa y a la vez práctica, racional, ordenada y constante.

En algunos momentos parece hippie y en otros una emprendedora con tablas.

Tablas, por cierto, tiene muchas. Ha compartido seminarios con Pat Metheny, Chucho Valdés, Dave Holand o Richard Bonna.

Ha actuado en Luz de Gas, Jamboree, Barnasants, La Pedrera y también en Argentina, Japón o Finlandia.

Con la misma pasión y valentía con la que Lady Gaga se ha desmarcado de la música electro-bailable para buscar nuevos caminos, Wi (como la llamamos los amigos), se desmarca de la música comercial, de las listas, del stablishment y de la industria para crear su propio mundo.

Un mundo donde aparecen Satié, Gershwin, Sinatra, Renata Tebaldi, Burt Bacharach o Chopin.

Profesora de interpretación, feliz practicante de tomar un café en la terracita de la Moritz, amante de los detalles, exigente, perseverante, gran conversadora, sensible, intensa, divertida, cercana y un poco loca, Wi es un soplo de aire fresco en cualquier situación.

La conocí cantando en un terrado y desde entonces me siento más cerca del cielo.

Transmite muy buena química, tiene carácter, es una innovadora incansable y siempre se sube a la montaña de los retos complicados.

También puede ser desconfiada, distante, ansiosa, algo presuntuosa y tan perfeccionista que puede agobiar... pero nadie es perfecto, afortunadamente.























Seguramente en Estados Unidos o Gran Bretaña habría encontrado más gente que entendiera su música.

En un planeta lleno de tópicos, de estereotipos y de etiquetas, Wi es un ser que se salta las reglas, rompe el molde, no traga con lo establecido y encima es buena como cantante y como compositora.

Por suerte la tenemos aquí, en Barcelona y cualquier día puedes ir a verla, cerrar lo ojos y escuchar.

Una experiencia más que recomendable.

Sus discos "vistes al mar","chiquilladas pintorescas" y el próximo en aparecer "les crisàlides", así lo demuestran. Tampoco te pierdas su colaboración en el cd de Octavio Bugni, "cruzar mundos".