martes, 31 de mayo de 2011

Tu ombligo es muy pequeño.




"Si te gusta mucho algo, hazlo. Si te gusta mucho, hazlo muchas veces" (richard wakefield).



Tuve la gran suerte de empezar a trabajar con el maestro Ricarte y con Victor Sagi Jr, que tuvieron la paciencia y las ganas de enseñarme. Una vez me metí en el dragon khan de las multinacionales, observé como a algunos de mis compañeros y compañeras les crecía el ego cada día. Por el hecho de ser personas creativas se veían obligadas a hacer extravagancias, poner la música alta, pintar papeleras, tirar cosas, gritar, imitar, llevar coleta, gafas de pasta y zapatos raros. Todavía hoy, se ven estas actitudes en algunas Agencias. Yo siempre decía (a lo Guardiola) "no te bebas la vida de un tirón, es mejor sorbo a sorbo, las cosas cambian, hoy estás arriba y mañana puedes estar abajo".

No es cierto que mi profesión me obliga a comportarme de una determinada manera. Es absurdo. Cada uno vive las cosas tal y como las siente. Ser la alegría de la huerta, el que viste cool o el raro de la película, no aparece en ninguna cláusula de ningún contrato. Aún así, con guays a mi alrededor, pude aprender mucho de profesionales como Eduard Malé, Tony Fernández Mañes, Joan Fontcuberta, Sisco Ramírez, Miquel Codolá, Pere Montoliu, el loco de la colina, que ha fallecido hace unos días y nos ha llenado de tristeza,  Josep Comellas, Ian Fowell, Kiko Ledgard, Josep Palaus...

...una vez dejé el ritmo frenético de llevar 15 clientes a la vez, descubrí las estructuras pequeñas-medianas, con menos guays y tal vez más sentido de equipo. Allí pude compartir campañas con Ricard Castellet, Cae Piñol, Carlos Pueyo, Marta Mora... finalmente me metí en el terreno arriesgado del proyecto propio, que comparto y me siento muy afortunado por ello, con Alex Buixó, Ana Branquinho, Tarek Ryan y la rooker Sandra Debón.

He visto como el ego frustraba carreras, llamaba a la ansiedad, te metía en absurdas competiciones y te alejaba de algo muy importante: eres un ser humano y la vida no es un tránsito, tiene una causalidad. Afortunadamente, puedo decir que en los últimos cuatro años he conocido a las personas más extraordinarias del mundo. Héroes y heroínas de lo cotidiano como Joan Ríos, que puso en marcha una furgoneta para llevar a los enfermos de cáncer desde el Penedés a Bellvitge. Miquel Pongiluppi, ilustre publicitario que ahora se dedica al Banc dels Aliments y a las causas sociales. Keco Pujol, autor de casting, un musical para niños, con fines solidarios. La gran Amalia Campos, generosa en su dedicación a la meningitis. Mi amor Isabel Rojas, luchadora incansable contra la esclerosis lateral amiotrófica. Carlos Arean, Nuria Quirante y el equipo de Ethos, poetas de la rehabilitación de dependencias. Martí Ballada, rockero y defensor de la diversidad funcional.  Nuria Mora, una crack de la mediación...

...cuando das dos pasos hacia atrás y te liberas del glamouroso mundo de las marcas, los premios, las presentaciones y lo viajes, te das cuenta de que dedicar parte de tu tiempo a los demás tiene sentido y te da mucho más que diez leones en las vitrinas de una oficina. He trabajado con equipos extraordinarios, pero ninguno es más equipo que publicitarios implicados. Porque el ego y el dinero no tienen ninguna ocasión de aparecer. Descubres un universo más amplio, más rico y más pasional. El universo de los soñadores. Tu ombligo es mucho más pequeño de lo que crees.  :)


foto: claudio versiani.

pd: la chica guapa es Marta Codorniu.

8 comentarios:

  1. Muchas gracias, Richard, es un amor correspondido¡¡
    Isabel

    ResponderEliminar
  2. Gràcies per la generosa menció que fas de mi.

    Records al Martí Ballada,

    Una abraçada,

    Miquel

    ResponderEliminar
  3. gràcies mestre

    ;-)


    Ricard Castellet.

    ResponderEliminar
  4. Gràcies mestre, molt xulu el post!


    Keco Pujol.

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado el post pero sobretodo me parece extraordinario vuestro proyecto solidario. Mañana empiezo en el museo. Al final lo conseguí y tu también has tenido un poquito que ver en esto.
    Gracias y besos

    Cae.

    ResponderEliminar
  6. Richard
    Me alegro de formar parte de ese grupo de amigos. No se si mi actitud tiene algún motivo de admiración... no lo creo. De lo que sí estoy seguro es del reflejo que las actitudes de las personas influencian en otras. Es ese sentido tu eres un referente.

    Pero sinceramente, vuelve a recuperar tu bigote. Has perdido muchos puntos para mi :-)

    Martí Ballada

    ResponderEliminar
  7. Gracias Richard!

    Asociación Ethos.

    ResponderEliminar
  8. Jennifer Hernández-Calvo Richard!!! que inmenso eres!!! Soy tu faan!! Pienso y "siento", una profunda empatía con cada palabra de tu post... Gracias por tanto!! Cuenta conmigo para cualquier proyecto, nada me haría más feliz que aportar un "pedacito de mi" para mejorar éste mundo... 1 abrazo gigante!! :)

    ResponderEliminar