Los lunes al sol.

 







http://politica.elpais.com/politica/2014/11/14/actualidad/1415981698_302501.html

"El despilfarro de la experiencia", El País.


Post inspirado por Bernat Sanromà.


La crisis empieza a los 45. De repente ves como ya eres el senior de la agencia. Si no eres CEO o tienes un cargo directivo, ya sabes que vas a vivir una década complicada. Con el agravante de que casi nadie te querrá contratar. Con suerte, te ofrecerán ser socios/as de una nueva aventura. O serás tú el de la aventura, el inventor de un proyecto diferente. Con mala suerte, te irás al paro, Y ya no es solo un problema económico, es que tu mente necesita seguir creando. Y sigues en forma.

Una de las singularidades del negocio de  la publicidad  es considerar que a partir de los 45 tu vida entra en declive, cuando en realidad estás en la fase más creativa. Cineastas, escritores, actores, artistas, publicitarios/as y músicos, han alcanzado su punto culminante de inspiración con un número 4, 5, 6 o 7 en su fecha de cumpleaños. Los ejemplos son muchos y muy evidentes.

Pero en nuestra profesión, miramos a los/as veteranos/as como prejubilados, lastres, personas sin ideas, carne de retiro, elefantes anticuados, un mal necesario, el jefe que molesta, el directivo que está out, el residuo del pasado, el puto viejo que delira y dice tonterías. En la Agencia no hay sitio para tantos años. Especialmente, si eres creativo/a.

En cambio, y en contra de la opinión general, conozco a muchos/as dinosaurios que siguen practicando el rito de ser receptores/as de todo lo que pasa. Te pueden hablar de Olivia Rodrigo, de Drake, de big data, de unexpected experience, de inteligencia artificial, de branded entertainment, de influencers, de las más recientes series de televisión y películas. Y encima leen.

No han perdido la curiosidad ni el atrevimiento ni las ganas de innovar. Su mente está en plena forma y su alma está llena de ilusión.

Si analizamos el mercado musical, veremos como Neil Diamond ha sido número uno después de los 70, Neil Young  está considerado un genio, al igual que Bob Dylan, Elton John , Burt Bacharach , Quincy Jones, Barbra Streisand, Herb Alpert o James Taylor.

La industria musical americana y británica no cuestiona su talento, su calidad ni su capacidad de componer.

Lo mismo sucede en el mundo del cine. Nadie duda de la capacidad creativa de Clint Eastwood, Woody Allen, Penny Marshall, Mike Nichols, Martin Scorsese, Jane Champion, Quentin Tarantino , James Cameron, Ridley Scott. Ni de la trayectoria de Emma Thompson, Sharon Ston, Sigourney Weaver o Meryl Streep.

Sin embargo, los grandes y veteranos talentos que se dedican a la publicidad, están casi obligados a montar su propio proyecto para sobrevivir. Su gran imaginación queda ensombrecida por la fecha que pone en su DNI.

La lista de creativos y planners británicos y americanos que han brillado en su fase veterana es casi interminable. Sus mejores ideas, proyectos, inventos y locuras, han llegado con las canas. Aquí, seguimos estando ciegos.

Aplaudiremos a Madonna, Kathryn Biguelow, David Galloway, Tom Jones, Seal o George Clooney, mientras se firma el finiquito de la mente más brillante de la empresa, la que se ha hecho mayor.

En el mundo del cine, la música, la literatura, la arquitectura, la fotografía, el diseño, la pintura o la escultura, tener 48 años no es ningún problema. Es un plus. Es un valor añadido.

No podemos desperdiciar la visión de los/as vintage, especialmente si tienen piel de esponja, dispuestos/as a absorber lo que haga falta.

De todas formas, defiendo que debemos dejar crecer al talento joven, darle oportunidades, cuidarlo, no someterle a una presión inhumana para que se queme en 3 años. Existen juniors muy brillantes que pueden resolver campañas complicadas con mucha solvencia.

Un talento en forma funcionará a los 24, a los 40 a los 50 y pasados los 60. Porque la creatividad es una actitud y una forma de vida.

Si buscas siempre aquella idea que nadie espera, no importa la edad que tengas.

La experiencia de una mente que se ha dedicado durante años a buscar storytellings creativos, es un valor, un activo, una máquina capaz de resolver enigmas complicados.

Un tópico más por desmontar. Los/as creativos/as no somos futbolistas. Podemos seguir jugando si seguimos alimentando nuestra mente de cultura, experiencias y pasión.

Es un error muy grave menospreciar talentos con más de cuarenta y cinco años.

Una creativa de 30 años puede ser explosiva, pero una de 50 tendrá más visión estratégica para conectar con los públicos.

Decidir cuál es la mejor idea entre 5 es también algo que tiene mucho que ver con la veteranía.

La creatividad no tiene edad. El primer número uno de Sinatra llegó a los 46. Spielberg rodó Tiburón con 28. Charles Bradley grabó su primer disco a los 60. Cardi B ha roto moldes musicales con 26 y Billie Ellish con 17. Carl Honoré, inventor del movimiento slow tiene 52 años.

Sí, de acuerdo, los/as publicitarios/as no somos artistas, pero sí que somos esponjas de la cultura y combinamos sus elementos para crear. Y la capacidad de combinar no caduca.

Demasiados tópicos y prejuicios que nos hacen ser más mediocres.


























Nada nos hace envejecer con más rapidez que el pensar incesantemente 
en que nos hacemos viejos." (George Christoph Lichtenberg).


"Envejecer es como escalar una gran montaña: mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre, la vista es más amplia y serena." (Ingmar Bergman).


"Los primeros cuarenta años de vida nos dan el texto; los treinta siguientes, el comentario."
(Arthur Shoppenhauer).


"Vieja madera para arder, viejo vino para beber, viejos amigos en quien confiar, y viejos autores para leer. " (Sir Francis Bacon).

"Cuando me dicen que soy demasiado viejo para hacer una cosa, procuro hacerla enseguida." 
(Pablo Picasso).


"Las arrugas del espíritu nos hacen más viejos que las de la cara."
(Michel de Montaigne).










"Hoy es mi último día en DDB Barcelona. La que ha sido mi casa los últimos 18 años se convierte ahora en una etapa finalizada que recordaré como la más importante de mi carrera. He decidido dar el salto hacia algo nuevo. Encontrar mi lugar en este mundo de las marcas, la creatividad y su constante transformación. Quiero formar parte de este cambio que la sociedad pide. Ayudar a las empresas a comprender cuál es su verdadero valor. Y cómo volver a conectar de verdad con la gente. Voy a intentar ser fiel a mi forma de pensar. Y también voy a seguir escuchando y aprendiendo de mucha gente. "


Bernat Sanromà, Director Creativo de Publicitarios Implicados.











Comentarios

Entradas populares