Las pasiones son los viajes del corazón






Cuando notas ese rojo pasión en tu cuerpo, cuando te sientes con un plus de motivación, desearías mantener ese estado por los siglos de los siglos.


La sensación es muy intensa, sabes que estás a un 120% y te sientes capaz de todo.

La pasión es como percibir un aliento constante que hace que no decaigas.

Es tu bebida isotónica, tu masaje, una voz interior que te anima.

Suena música en tu corazón y te dejas llevar.

Es como notar que todas las cosas tienen un poco más de intensidad.

Haces lo mismo pero tienes muchas más ganas y el resultado mejora.

Con ella todo es posible, incluso soñar, innovar, descubrir y caminar sin miedo.

Y además, es un estado contagioso.

Todo fluye, todo se dispara hacia el infinito.

No necesitas vitaminas ni alcohol ni nada de nada.

Tu mismo/a te auto-motivas y te auto-convences.

La pasión te lleva a plantear las ideas más increíbles, las combinaciones menos vistas.

La pasión en el ámbito del amor es un volcán de sensaciones maravillosas.

Los colores brillan más, las palabras suenan mejor y todo tu cuerpo quiere jugar.

Tienes un KERS en el "volante" instalado todo el día.

Sin esos momentos de pasión la vida no sería la misma, vívelos a tope porque vienen y se van, aunque tu quisieras atraparlos para siempre.







"La pasión es lo que se reconoce, lo que se valora, lo que te diferencia, lo que llega, lo que se admira y, en definitiva, lo que te atrae"

(José María Ricarte Bescós)


"Lo que diferencia de verdad a una persona es la pasión que le pone a todo lo que hace"












Cuando notes ese rojo pasión, no tengas miedo, déjate llevar.












Comentarios

Entradas populares