martes, 23 de marzo de 2010

Mi Mac se ha puesto romántico.




                                Foto : Sergi Wakefield.



Por alguna razón, he visto los colores de la ciudad más intensos, he notado la brisa en la piel y he escrito un deseo en el silencio.

Por alguna razón, he sentido la música en el corazón, he notado la magia en un paisaje escondido, he conversado con la ilusión y me he tomado un café con sus reflejos.

Por alguna razón, he imaginado cuentos, metáforas y guiones, he jugado con el mar en silencio y he dibujado una luna en mi libreta gastada.

Por alguna razón, la calma se ha apoderado de mi estado, las miradas han cruzado sonrisas y el ruido ha dejado de ser importante.

Por alguna razón, el amor me pide una entrevista, las calles me dan una fotografía y las nubes inventan una situación.

Por alguna razón, el cielo tiene un azul más intenso, las palabras caminan hacia mis sueños y mi lápiz escribe una historia con final feliz.

Por alguna razón, los escaparates reflejan fantasías, los rótulos se re-inventan y las tiendas bailan a ritmo de samba.

Por alguna razón, la intuición toma el mando, el cuerpo se mueve de forma inesperada y mi mente interpreta la escena.

Por alguna razón, todo es diferente, todo parece más vivo y con más color y, tal vez por ti, hoy, mi Mac se ha puesto romántico.






6 comentarios: