domingo, 13 de diciembre de 2015

Disco 100 no es una tienda de música.





"Disco 100 es una empresa familiar que echó a andar en 1978. El primer local se encontraba en el número 100 (de allí nuestro nombre) de la calle Escorial de Barcelona. Después de varias ampliaciones nos trasladamos definitivamente al número 33 de la misma calle".


Con el cierre de Discos Castelló, fundada en 1928, encontrar una tienda de discos más allá de grandes espacios, con una oferta cada vez más limitada, como Fnac o El Corte Inglés, parece casi imposible.

http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20160310/40328304367/cierra-discos-castello.html

Ultra Local Records en Poblenou, especializada en música en catalán o Funk Soul Records cometen la osadía de intentarlo de nuevo, aunque de las míticas solo quedan Discos Revolver, fundada en 1991 y Disco 100.

Disco 100 es un club, un rincón auténtico, familiar y cercano, un lugar obligado de encuentro para los/as que nos consideramos frikis, para los/as que vibramos, soñamos y nos transportamos con las canciones.

Con casi 40 años a sus espaldas, ha sabido reivindicar unos valores diferenciales muy claros : más de 115.00 referencias, magnífica atención al público, opiniones expertas, rarezas que puedes conseguir por encargo, mini-conciertos los viernes por la tarde o los sábados por la mañana.




El local invita a mirar, a detenerte unos minutos, a pulsar la pausa, a descubrir, a conversar, a escuchar. Además, puedes consultar catálogos, libros o revistas especializadas. Los cd están valorados con estrellas, de o a 5, los clientes son habituales, el ambiente es acogedor, nadie tiene prisa y tu mente se relaja. La colección de vinilos es francamente buena.

Tengo que agradecerle a Enric Prats, gran aficionado al jazz, que me descubriera la Disco 100 experience hace 8 años, cuando nuestros hijos entrenaban en el Club Deportivo Europa y teníamos unos minutos para desconectar.

Muchas veces he caminado por la calle Escorial, me he sentado a tomar un café o unas tapas en el bar Lou, he paseado por sus locales con sabor y he participado de unos momentos mágicos y especiales, con una banda sonora retro-moderna de fondo.

Jesús, the boss, es un señor de Ponferrada, sibarita de la buena cocina y del buen vino. El equipo que nos atiende:Elisabeth, Dan, Daniel y Lutz, ama la música y la disfruta tanto o más que nosotros. Les hace mucha gracia que a veces aparezca con una hucha llena de monedas de uno o dos euros, con esos ahorros que destino a adquirir novedades en jazz, soul, pop, rock alternativo, electrónica o lo que haga falta.

Puedes practicar la compra on line o en grandes y céntricos espacios, pero es fría, impersonal, cero emocional, no es ese ritual que te recarga las pilas y te hace disfrutar.

Muchas gracias por hacernos sentir tan bien, por mantener la esencia, por aguantar la crisis, por las conversaciones, por los consejos, por innovar, por el picoteo, por contestar los mails tan rápido, por conseguir que me encontrara a personas que no veía desde hace tiempo, por disfrutar de  mini conciertos de Jeff Espinozza, Tom Principato, Anita Zengeza o Red Mosquitos, por recordarnos que es imposible vivir sin música.



1 comentario:

  1. Este ponferradino ha visto el post. Gracias por los elogios.

    Jesús.

    ResponderEliminar