sábado, 17 de septiembre de 2016

Esos rincones que son tan especiales para ti.






"El verdadero viaje del descubrimiento no consiste en ver nuevos paisajes, sino en tener nuevos ojos."-Marcel Proust.

"Vayas a donde vayas, ve con todo tu corazón". -Confucio.



Seguro que has descubierto lugares especiales, únicos y escondidos.

Tienen el valor añadido de que no los conoce todo el mundo.

Tienen ese componente misterioso que los hace deseables.

Son esos lugares donde te sientes diferente, lejos de las multitudes. Suelen ser rincones privilegiados, con vistas maravillosas al mar o a la montaña, espacios donde no importa que pasen las horas y donde ningún whatsapp o mensaje intrascendente conseguirá que volvamos al stress y al asfalto.

Son como pequeños tesoros que compartimos con personas escogidas, recomendaciones que van más allá de visitar lo más tópico de cada ciudad.




















Tal vez lo mejor de esos rincones son las conversaciones que se generan entre personas con buena química, mientras saboreas una copa de vino y algo para picar.

Más allá del entorno, el local o la carta, lo que más nos impacta son las buenas sensaciones que provoca en nuestro espíritu. 

Te apetece volver, pero prefieres escoger el momento, dosificar su encanto, compartirlo con alguien que significa mucho para ti.

No tienen nada que ver con el lujo, el famoseo o las tendencias.

Tienen mucha más relación con la autenticidad, la transparencia o la sinceridad.

























Seguro que al leer este post has pensado en el tuyo

En ese sitio único donde vas a llevar a tu amigo o amiga que hace tanto tiempo que no ves.

En ese rincón ideal para plantear temas que fluyen más y mejor.

En esa magia que nos ayuda a pronunciar palabras bonitas.

Estás pensando ahora mismo, tal vez, que sería una buena idea volver.

Sabes muy bien de que estoy hablando, por eso te invito, si quieres, a decirnos cuál es.

Si prefieres no hacerlo, lo entenderemos. Forma parte de tu mundo y de tu vida.

A veces, los detalles y las pequeñas cosas son mucho más importantes de lo que parece.




P:D. El porche de la Escuela Oficial de Idiomas de Gijón, ha sido sin duda el espacio de encuentro más importante para mi durante los últimos 25 años. 




























Fotos:


1. En "la caleta", Sitges, con Marta, Luisa y Gara. 2. Chiringuito de la playa de Barro, Asturias.

3- Mi habitación-santuario musical. 4- Vista desde el terrado de mi edificio.

3 comentarios:

  1. No es un sitio físico especial, lo es todo junto: sitio, momento, persona y es irrepetible.

    Diana

    ResponderEliminar
  2. Sea cual sea el lugar, si estás tú, ya es especial.


    Cristina

    ResponderEliminar
  3. Cualquier callejuela de Cadaqués en un día de otoño,

    Mar

    ResponderEliminar