sábado, 17 de agosto de 2013

A veces la respuesta que buscamos no existe.




"Cuando cambias tu forma de mirar las cosas, las cosas que miras cambian"

(Wayne Dyer).




El ser humano se empeña en buscar respuestas. Cualquier cosa, vivencia, experiencia o situación necesitan un cómo y un por qué. A menudo nos olvidamos de que muchas veces las cosas simplemente pasan, con mayor o menor fortuna, y no existe una explicación lógica por mucho que la busquemos.

Tenemos tendencia a sentirnos culpables y nos cuesta mucho cerrar las heridas de una ruptura amorosa o la desconexión con un amigo o amiga. No tenemos en cuenta que puede suceder por una reacción puramente química, emocional o impulsiva, no necesariamente por un catálogo de razones y causas.

En los momentos de debilidad, cuando nos asaltan las dudas o nos ataca el stress, la ansiedad o la depresión, solemos pensar que somos raros/as, inadaptados/as o personas con poca fuerza interior. No es cierto. Una de cada tres personas puede padecer un bache importante en su vida y muchas veces se produce por soportar experiencias complicadas durante mucho tiempo.

Mirar hacia atrás puede ser un freno que nos impide seguir adelante, ya que ponemos frente a nuestros ojos unas tupidas hojas que no nos dejan ver la luz.

Muchas veces la respuesta que buscamos no existe, no nos la quieren dar o no la entendemos. No importa. Cerrar los puños, buscar nuevos alicientes y escuchar a tu corazón es la mejor medicina para no quedarte sentado/a en busca de un gesto que tal vez no llegue nunca.

No tiene sentido pasar meses y años buscando una respuesta que justifique nuestras acciones o la de otros. Es mejor rodearse de gente que te aprecia, e iniciar un viaje al mágico mundo de hoy y de mañana.

Pasar página y cerrar una novela ya iniciada, puede ser la excusa perfecta para descubrir un libro maravilloso, lleno de historias por descubrir.


Pensar es sano, pero pensar demasiado puede ser contraproducente.



Sentir tiene mucho más sentido que lamentar.



( va por ti y lo sabes).


6 comentarios:

  1. Este post me acaba de cambiar la vida, en serio. Gracias.



    Lucía

    ResponderEliminar
  2. Loving you is easy cause you're beatiful :)

    ResponderEliminar
  3. Ha vuelto el Richard de siempre,qué alegría !!!

    Incluso mejor que siempre.



    Laura

    ResponderEliminar
  4. Tu inpiración nos hace mejores.



    Pablo.

    ResponderEliminar