sábado, 6 de julio de 2013

Aquarius o cómo jugar con fuego.







http://youtu.be/agLgvxeeUNk#aid=P9d0xC5CcRA



El video de Aquarius "los políticos", creado por la Agencia Sra Rushmore, con producción de Blur y realización de Claudio Prestía, se ha puesto en el ojo del huracán desde el primer momento. Me parece un gran ejercicio de riesgo, creatividad, humor y storytelling. Es ingenioso, la historia tiene guiños visuales y sonoros muy originales, está muy bien contado. Es atrevido, cínico y diferente.

Pero lo cierto es que en el momento actual, en que a diario aparece un nuevo caso de corrupción, una corrupción que apesta cada vez que algún telenoticias menciona a Bárcenas, Fabra, Diego Torres, Undargarín, Millet, Jaume Matas, Rodrigo Rato, Javier Bru, Jesús Ger, Francisco Correa o si lo prefieres a Bankia, los aeropuertos fantasma, las preferentes, las estaciones inútiles del AVE, y tantos otros casos, la cosa se complica.

Aquarius ha encontrado a 3 políticos que son extraordinarios porque simplemente cumplen con su obligación, es decir, son honrados/as. Esto no debería ser extraordinario, debería ser normal. Y creo que es aquí donde la marca de Coca Cola patina, ya que la lectura podría ser : excepcionalmente, encontramos a algún político honesto (lo normal es que sean corruptos). El mensaje pretende ser optimista y esperanzador, pero los consumidores ya están cansados/as  y se sienten engañados/as.

Por supuesto que la campaña es viral, polémica y consigue ser tema de conversación en muchas tertulias y reuniones. Pero ver a Ramón Marí vestido de vaquero, a Elena Biurrun renunciando a su coche oficial o a Pedro Garde alcalde de Sirante, no da ninguna esperanza sobre la transparencia de la clase política, más bien, parece un cachondeo.

En un tono de parodia no puedes tocar un tema que hace tiempo que hiere a la mayoría del país. Vivimos en un lugar en el que nadie dimite, nadie pide perdón y nadie, por supuesto, devuelve todo el dinero que ha robado.

Aquarius ha jugado con fuego. Aplaudo el atrevimiento de Sra Rushmore, pero creo que hay algunas líneas que no se pueden traspasar.



Foto: Richard Wakefield.

1 comentario:

  1. Efectivamente, hay cosas que no pueden traspasarse. El ser humano es extraordinario, la alcaldesa de Torrelodones también. ¿Político, honesto y haciendo anuncios de Aquarius? Malo, me susurró el puritano que llevo dentro. http://www.elsenorgordo.com/2013/07/el-ser-humano-es-extraordinario.html

    ResponderEliminar