miércoles, 12 de septiembre de 2012

Me gustaría atrapar esos momentos (remix 2016).








Eduard Manet, Claudio Monet, Edgard Regás o Auguste Renoir fueron los maestros de plasmar la luz y la impresión visual al instante. Los impresionistas siempre fueron mis favoritos, por su talento especial para atrapar los momentos y convertirlos en arte.

Creo que muchas veces dejamos que las cosas pasen y que la vida nos lleve, sin preocuparnos demasiado por esas ocasiones especialmente intensas que merecen ser experimentadas "de otra manera".

Esta es la crónica de algunas jornadas diferentes que muchas veces asumimos como "normales" :

Sant Celoni, Montseny, sábado por la noche. En una estrecha calle se colocan 20 mesas y una pequeña carpa. Aparecen las cañas, las tapas, los transeúntes y los despistados. Cuatro músicos inician un concierto que se acoge con cierta indiferencia. Suena "just the two of us" y se me pone la piel de gallina. La música fluye e invade la escena, las canciones son magníficas, el grupo suena bien, pero los asistentes no acaban de "despertar". Entonces, Keco Pujol hace una propuesta inédita : "si todo el mundo se levanta y baila, cantaremos 20 minutos más".

Marta de Paco toma el micro e inicia un repertorio disco de los 80, con una voz imponente. Empieza a producirse el fenómeno del contagio. Los temas van cayendo uno tras otro, el público entra en éxtasis y ya nadie mira la hora. Hemos pasado de la indiferencia al desenfreno. Se mueven las señoras, los niños, los punkis y los rockeros...  pasadas las dos de la madrugada, nadie se quiere ir y todos/as somos conscientes de haber vivido algo único, incluyendo el grupo: Mr and Mrs Jones. Un regalo inesperado frente a un bar de bocatas. Una experiencia para recordar... con Sergi y Marta  :)




Gran Teatre del Liceo, Barcelona, sábado por la mañana. Reunión de talento en un acto de graduación. Para mi es la despedida de al menos 50 alumnos/as que han significado ilusión, inspiración y esfuerzo. Hacen que quiera ser mejor, me contagian alegría, deseo firmemente que se cumplan sus sueños. Alegría y tristeza juntas. Tengo ganas de abrazarlos/as, a todos/as y cada uno/a, pero no es posible. Demasiada gente. Nos volveremos a encontrar por el camino, seguro. Suerte, convicción y constancia. Si es verdad que sois la generación perdida, me gustaría perderme con vosotros/as. Estaría muy bien acompañado.

Plaza Mayor de Gijón, sábado por la noche. Aparece en escena el saxofonista Pee Wee Ellis, de setenta y tantos. Muchos/as no saben ni quién es. (pero ha tocado con James Brown, Van Morrison, George Benson...). Muy entrado en kilos y con poca movilidad, nadie espera gran cosa del concierto. Pero cuando empieza a tocar, se hace el silencio absoluto. Se detienen las moscas y se callan las gaviotas. La plaza empieza a llenarse como por arte de magia. Funk, soul y jazz del bueno suenan con un increíble estilo, que finaliza con "i feel good". Empatico, vital y contagioso. Nadie se quiere ir y "aceptamos" una buena sesión de bises. Caviar para una noche "normal". ( y gratis !!!)

Perelada, Girona, viernes por la noche. Un grupo muy bien avenido y con mucha química, pasamos el día juntos para ver la ópera Don Giovanni en versión de Roland Swab ( gracias, Dolors Armadás). Asistimos perplejos a una versión contemporánea, un protagonista clonado en 30, con gafas de sol, chaqueta y palos de golf, una escenografía con neones de discoteca, cubos de basura, linternas y paneles. Creativo, inusual y sorprendente. Ha valido la pena recorrer la distancia y volver a las 2,30 de la noche a Barcelona.





Carrer Pugmartí, Gracia, Barcelona, jueves por la noche. Unas cien personas vamos al estreno de els últims, la historia de un grupo de vecinos que participa en un concurso anual de decorar calles... y suelen perder. Una producción de El Cangrejo. Se proyecta en una pantalla al aire libre, nos sentamos en sillas de madera y nos regalan coca artesana. Un documental cercano, emotivo y diferente, con los/as protagonistas y todo el equipo sentados junto a nosotros/as. Un lujo.

Conversaciones en el porche de una casa (Gijón). Puedes improvisar la cena, la bebida y lo que haga falta. Si tus acompañantes se llaman Margarita, Rubén, Chendi, Aurora, Tarek, Nader, Tere, Esther, Montse o Martín, la noche se hace corta, es interesante, es mágica, está tocada por el concepto "sin prisas" y por la tan necesaria improvisación. Añoro esas risas.

Una cena en el Hola Nepal, Barcelona. Pura química y pasión. Más de 20 personas unidas por una causa común, con un sentido positivo de la vida y con ganas de divertirse. Unos postres que deseas que nunca se terminen. Una compañía que firmarías para cada día de tu vida, un estado mental y emocional muy difícil de explicar. Momentos intensos, sueños compartidos, magia en estado puro.



Son situaciones aparentemente normales, pero que tienen algo muy especial. Muchas veces no somos conscientes de que estamos viviendo algo fantástico, simplemente lo asumimos como cotidiano.

La vida nos envuelve en su rutina, como un río sin apenas caudal, que avanza despacio, sin alicientes. Pero hay ocasiones especiales, instantes sublimes, experiencias intensas, vivencias pasionales.


Son el secreto de la vida. Tan secreto, que a veces pasa desapercibido.





5 comentarios:

  1. Esto fue lo que ocurrió el pasado 8 de septiembre en Sant Celoni, gracias Richard por contarlo tan bien!!!


    Mr and Mrs Jones.

    ResponderEliminar
  2. Especial! ^_^ echaba de menos leerte! Magic forever!



    Jenn Planner

    ResponderEliminar
  3. Siempre es un placer leer tus posts


    Fina Miró Mases

    ResponderEliminar
  4. Ueeeeeeeeeee

    Gràcies!!! J

    ResponderEliminar