Francesc Arnau: le puede pasar a cualquiera.




 

Dedicado a a Maria José Camacho, Pol y Marc.


Muchas veces nos empeñamos en buscar las causas de una enfermedad como la depresión. Creo que en este sentido, Francesc Arnau va a romper muchos tópicos. Gran persona, deportista ejemplar, ex-jugador del FC Barcelona y Málaga y director deportivo del Oviedo, fue un referente de profesionalidad, bondad, generosidad y amor por el fútbol. En un entorno familiar armónico, trabajando en lo que más le gusta, sin problemas personales, tuvo la mala suerte de padecer algo que le puede pasar a cualquiera.

Fue considerado MVP en la Eurocopa Sub-21 y debutó en la Champions League haciendo un gran partido. Amigo de Carles Puyol, De La Peña, Celades, Carles Busquets, bromista y detallista, nació en Les Planes D' Hostalets, un pequeño pueblo de Girona de 1.800 habitantes, donde se sentía a gusto y pasaba muchas temporadas.

Era un ídolo para sus paisanos y para su familia.





En este punto cabe decir que Francesc no era infeliz. Estaba enfermo. Le gustaba su vida, tenía un entorno estupendo. Psiquiatras y psicólogos han visto como durante los últimos años aumentan los casos y en cientos de ellos no hay motivos personales.

Por supuesto que Arnau amaba a su familia y disfrutaba con su trabajo. No fue egoísta, no fue impulsivo. Estaba enfermo.

Nadie merece desaparecer solo en una estación de tren. Ni poner punto final a proyectos, ilusiones, a ver crecer a tus hijos, a disfrutar de las pequeñas cosas. 

Nunca quiso ser una persona de redes sociales, ni protagonista, ni famoso. Siempre avanzó con humildad y con ganas de aprender.

Maria José, su pareja, jugó en el FC Barcelona y era acompañante habitual del Oviedo femenino en sus partidos de liga. Dos apasionados de la vida.

La ansiedad/depresión es un estigma social que suele vincularse a la debilidad, pero pocas personas son tan fuertes como Francesc Arnau, Andrés Iniesta, Edurne Pasabán, Serena Williams, Gianluigi Buffón, Alex Abrines, Michael Phelps, Alejandro Valverde, Rafa Nadal o Kevin Love. Y todos/as la sufrieron.

Las estadísticas sobrecogen. Más de 300 millones de personas en el mundo tienen depresión. 20 millones de norteamericanos la padecen. En nuestro país, 2,5 millones de personas, casi el 5,5% de la población.

Es cierto que vivimos en un mundo muy agresivo, el coronavirus ha puesto de manifiesto un claro aumento de los casos de ansiedad-depresión. La inestabilidad es un factor que influye de forma clara.

Lo que es importante es reivindicar la "normalidad" ante una enfermedad mental. Solemos dar dos pasos hacia atrás cuando alguien de tu entorno la padece, pero deberíamos dar dos pasos hacia adelante.

Eso significa dar la cara, estar allí, apoyar, llamar, abrazar, conversar, acompañar. Esconderte no soluciona nada. Decir "hay que dejarlo/a tranquilo/a" no soluciona nada.

El ejercicio aeróbico ha demostrado ser muy útil como terapia, así como las conversaciones entre personas afectadas, tomar el sol y no tener prisa, asumir la recuperación lenta.

 



He vivido de cerca esta situación. Un compañero de nuestro grupo de veinteañeros nos dejó con tan solo 20 años. Cuando se marchó Hanna, en 2014, a los 30, se me partió el alma. 

Tenemos mucho que aprender, muchos casos se superan con éxito, pero para eso hay que consultar con un/a psicólogo/a, no esperar " a ver si se le pasa", actuar rápido. Hay muchas terapias efectivas que consiguen incluso que al superar la ansiedad y la depresión seas una persona mucho mejor y con las ideas mucho más claras.

Gracias Francesc por ser un ejemplo en tantas cosas. Et trobarem molt a faltar. Gone to soon.


España es el cuarto país de Europa con más casos de depresión



"Ojalá pueda volver a ver la primera vez que sonreíste por mi culpa"

Comentarios

  1. Muy bueno. Gracias Richard por compartirlo :)

    ResponderEliminar
  2. Una pena, gran amigo de sus amigos y un marido excepcional, lo sentí mucho por su mujer y sus amigos, no le conocí personalmente pero me hablaban maravillas de él. Besos a la familia

    ResponderEliminar
  3. Richard, continuas siendo el gran maestro que tuve el placer de tener en la universidad. Gracias por el regalo de estas reflexiones y el poder convocar las vivencias que tanto nos pueden a ayudar. Un gran abrazo!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares