Las cartas de Rudy.




He visto a Rudy Cuadrado (en la foto) al menos un par de veces cada año durante los últimos 25. Responsable de publicidad en grupos editoriales como Interdeco, Hachette-Filipacchi o Hearst, siempre vinculado a las marcas, hemos podido mantener cientos de conversaciones sobre publicidad, fútbol, cultura, actualidad o docencia, casi siempre con un café o una comida de por medio.

Las "cartas"de Rudy han sido la honradez, la franqueza, la visión, la creatividad, el talento para detectar oportunidades. Nunca se ha comportado como un vendedor al uso, sino que más bien ha sabido convertirse en un socio, un consejero, una persona que propone contenidos, experiencias o acciones interesantes.

Hemos coincidido en estrenos, eventos, presentaciones de producto, en muchos actos vinculados a implicados, que contaron con su apoyo incondicional.

En principio un creativo nada tiene que ver con un "comercial", el tiempo ha demostrado lo contrario.

De talante tranquilo, Rudy ha vivido en su piel el stress, la ansiedad, las noches sin dormir, la sensación de no llegar a todo. Esos momentos que ponen a prueba tu capacidad física y mental. Esas situaciones que afortunadamente no duran para siempre.

Inconformista y gran profesional, ha invertido tiempo en la innovación, el reciclaje, el re-aprendizaje, en entender los cambios en el mercado y en el consumidor.

El otro día me llamó para decirme: "lo dejo", con una serenidad encomiable, consciente de que era necesario abrir una nueva etapa en su trayectoria.

Con más tiempo por delante, Rudy puede inventar, enseñar, explicar, explorar nuevos caminos, poner su experiencia sobre la mesa y trasmitir todo lo que ha vivido.

Ahora podrá estar más tiempo con su familia, disfrutará de Menorca, verá partidos de fútbol y podrá dedicarse al ping pong, deporte en el que poco a poco va subiendo, camino de ser un futuro campeón.

Rudy nunca ha sido una persona de mi círculo de amigos, no hemos ido juntos de fin de semana ni a ningún concierto ni a ver al Barça, pero siempre nos ha encantado compartir momentos, hemos buscado el hueco para vernos y nos lo hemos pasado muy bien.

Las grandes personas tienen el aliciente de que no pasan desapercibidas, explican cosas interesantes, comentan anécdotas increíbles. Tienen un enorme corazón, son auténticas, nobles, humildes, generosas y divertidas.

Las "cartas" de Rudy son el poso que ha dejado como enorme profesional, muy implicado con su trabajo y con su familia, gran conocedor de los insights de los públicos y de las revistas más adecuadas para cada ocasión.

No ha pasado desapercibido ni para mi ni para nadie, así que a partir de ahora las cosas solo le pueden ir muy bien.

Fotogramas, Elle, Car and Driver, Quo, Esquire, etc, son revistas que he leído y sigo leyendo gracias a Rudy.

A partir de ahora, descubriremos restaurantes, coincidiremos en la universidad, intercambiaremos novedades, comentaremos temas de actualidad o de deporte.

Y, como no, del fucking coronavirus, que da para mucho. Acabaremos saturados y extenuados.

Pero lo mejor está por venir (espero).

Rudy seguirá enseñándome esas cartas que tan bien sabe jugar.

Gracias por ser tú.





Rudy Cuadrado, más de 8 años en Hearst Magazines.

20 años en Hachette Filippachi.

3 años en Hymsa.

Licenciado en Ciencias Empresariales.

Máster en Dirección de Marketing.

Comentarios

Entradas populares