jueves, 3 de noviembre de 2011

Barbie en los mundos de Kittin (remix 2016).


                       





"El mundo de la comunicación publicitaria no se mira solo con tus ojos,
 crees que todo el mundo piensa como tú, pero en realidad tu universo es muy pequeño"

(Richard Wakefield).


Querida Mónica :


Cada día te despiertas en un colchón de visco látex, tapada con un edredón de lujo y sobre una cama de diseño. Escoges entre 30 conjuntos diferentes, 30 pares de zapatos, te lavas el pelo con champú de edición limitada, te pones tres cremas en la cara (de las caras) y perfume o colonia de al menos 150 euros.

Llegas a la uni en una moto grande, coche o taxi porque ya no te acuerdas de la última vez que cogiste el metro o el bus. Asistes a clase y te dedicas en profundidad al facebook, al twitter, al intagram, al pinterest a los mensajitos, a criticar a todo el mundo y a charlar de celebrities, series de televisión, chismes y cotilleos.

Cada puente o periodo de vacaciones te puedes ir a Berlín, Londres, Amsterdam o a donde te dé la gana. Gastas mucho dinero en caprichos, fiestas, bailes y salidas.

No te sientan bien las críticas ni las opiniones en contra. Sueles pedir los apuntes prestados diciendo porfa, porfa, porfa. Ysueles estudiar el último día. Eres una privilegiada, pero aún no has tomado consciencia de ello.

Todavía no has descubierto que existen los amaneceres románticos, las miradas brillantes, las palabras mágicas, los momentos intensos, los detalles tiernos, las caricias delicadas, los locales cutres pero auténticos, los paisajes inusuales, los caminos sin final, las cosas cotidianas y sencillas.

 Sigues sin apreciar las las sorpresas, la satisfacción personal, la pasión, los rincones encantadores o unas tapitas en un pequeño bar de barrio ... todo un mundo que nada tiene que ver con el poder adquisitivo ni con el status. Todavía nadie te ha dicho que solo hay un 4% de personas con tus ingresos familiares.

Deberías saber que tu futuro profesional, aunque has podido acceder a estudios superiores y caros, no lo garantiza tu pasta, sino tu capacidad para comunicar y tu talento.

Te tendrás que poner en la piel de los demás, entender a personas que no se parecen en nada a ti y además hacer que se emocionen. Si no te esfuerzas, si no luchas, peleas y los das todo para llegar, te pasarán por delante personas no tan ricas como tú, pero mucho más comprometidas.

Tendrás que enriquecer no tu ego sino tu cultura. Ver cine, documentales, comics, fotografías y exposiciones. Entender a los que compran Fairy, Mixta, Don Simón, Soberano, Freixenet carta nevada, puros baratos, carajillos, marcas blancas y cosmética low cost.

Escuchar música, leer libros, blogs, diarios y webs. Formar parte de un universo diverso, fusionado y cambiante.

Serás una gran profesional de la creatividad cuando hagas explotar tu burbuja personal, tu existencia Disney, tus mundos de Yuppi, tu influencia de Barbie y de Kittin, tu airbag protector, tus miedos, tu comodidad y tu relajación.

Cuando quieras descubrir un mar inmenso, que es mucho más interesante que la piscina de tu casa y tus 5 televisores de plasma. Cuando seas atrevida, diversa, constante y curiosa. Cuando tus ganas de aprender y de ser mejor sean inagotables.

Has asumido lo que vives como algo normal, pero en realidad es extraordinario. Tienes mucho poder adquisitivo, pero te falla la inteligencia emocional.

Te vienes abajo al primer revés o al primer disgusto. Te agobias y lloras con frecuencia. Eres caprichosa, te cansas muy pronto de casi todo, crees que tienes un seguro virtual que te va a funcionar siempre.

Necesitas un baño de realidad. Urgente. Vital. Inevitable. Empieza mañana mismo o perderás tu oportunidad.

Querida Mónica : si no luchas por lo que quieres, de verdad, a fondo, no lo conseguirás.

Ya es hora de que te des cuenta de que existe el altruismo, la generosidad, la amistad verdadera, el amor desinteresado. Existen los valores.

El dinero compra muchas cosas, pero la felicidad no se vende en la tienda Loewe, el futuro no lo regalan en la Apple Store, el crecimiento personal no lo tiene Tiffany's.








15 comentarios:

  1. Más que una carta, creo que es una lección de escritura y de la vida.

    ResponderEliminar
  2. Richard para ser justos debería ir también a Mónicos.

    ResponderEliminar
  3. Por supuesto, se refiere tanto a chicos como a chicas.

    ResponderEliminar
  4. Las 40 mejores líneas que he leído en años.

    ResponderEliminar
  5. Este texto tendría que ser un ejercicio obligatorio en muchas clases (de muchas universidades)

    Me ha llegado, en serio.
    Richard, siempre encontrando la sintonía perfecta.

    Saludos!!

    Tere Crespo

    ResponderEliminar
  6. Lección práctica de instinto asesino.



    Jesús M. M.

    ResponderEliminar
  7. Muy grande... y afilado.

    Orbea

    ResponderEliminar
  8. Me comenta Mónica que este finde ha ido por primera vez a un frankfurt, se ha subido al metro y visitado el Raval.

    ResponderEliminar
  9. yo he conocido muchas Monicas y como decia Confucio:
    "Donde hay educación no hay distinción de clases."
    Espero seguir conociendo más.

    ResponderEliminar
  10. Ro Moly:

    Jeje, sí, me gusta, este texto y, en realidad, todos los demás, poesía, realidad, ficción, puro sentimiento… y lecciones que no suelen enseñar en las aulas ;)

    ResponderEliminar
  11. Francisco Gras:

    Chapó Richard, como siempre ;)

    ResponderEliminar
  12. Eva Sparrow:

    Mira que tenía pendiente leer estas líneas desde hacía días. Por fin les he dedicado un ratito. Cómo me gustaría poder expresar todo eso y decírselo a la cara a más de una y a más de uno...
    Y es que la vida se labra con pequeños momentos, con detalles ínfimos que para nosotros son muy significativos. Nada que ver con el dinero. Y ahí se encuentra la verdadera felicidad, ¿no es así? Échale un vistazo a lo que escribí hace tiempo sobre esto:

    http://www.myspace.com/back_to_starh/blog/429833660

    ResponderEliminar