jueves, 24 de noviembre de 2016

Keco y Marta saltan el muro.






                              Foto : Keco Pujol y Marta de Paco, Mr and Mrs Jones.





"Nunca desistas de un sueño. Sólo trata de ver las señales que te lleven a él"

(Paulo Coelho)



El mundo de la música está repleto de experiencias inspiradoras. Algunas de estos relatos hablan de debuts "tardíos". Sharon Jones  lo hizo pasados los 40, de la mano de Daptone Records, tras ser conductora de autobuses. Ahora es una mega-estrella. Charles Bradley grabó su primer disco a  los 62 años, el segundo ya contenía temas propios. Tata Vega, 63 años, ha sido corista de Elton John, Michael Jackson, Stevie Wonder, Ray Charles y Madonna. Es una de las protagonistas de a 20 pasos de la fama, el documental premiado con un Oscar. No renuncia a grabar un cd como solista. Es su sueño. 


El primer éxito importante de Michael Bolton, soul provider, le llegó a los 36 años. El gran éxito mundial de ventas de Frank Sinatra fue a los 51 años, con strangers in the night. El considerado mejor cd del saxofonista James Moody, homage, lo grabó con 75 años. BB King tocó su último concierto en Las Vegas con 90 años, porque "nunca dejas de aprender". 

El caso de Sixto Rodríguez y de Bill Fay, que tardaron 40 años en conseguir el reconocimiento como compositores, es todavía más singular. Sixto se pasó la vida en la construcción hasta que re-editaron las canciones de cold fact y coming from reality, gracias al documental searching for sugar man. Su música había sido un referente en Sudáfrica, pero él no lo supo hasta los 65 años. 


Bill Fay, hizo de jardinero, empleado en una empresa de limpieza, jornalero en la recogida de fruta y reponedor de productos en un supermercado. Cuando escuchas life is people (2012), tienes la sensación de que estás ante uno de los grandes. Está considerado uno de los 100 mejores discos 2000-2015. Su anterior cd es de 1971.

Vivimos en una sociedad experta en cortar las alas, frustrar los sueños, borrar la creatividad y prescindir de la ilusión. El miedo al error domina la escena. La opinión de los demás condiciona las decisiones. El atrevimiento no se valora. La pasión parece más un lujo asiático que una realidad.


Los sueños están allí. A veces pasan de largo. A veces se olvidan. A veces se resisten. Y a veces se consiguen. Perseguirlos es duro, muy duro. Lo sé muy bien por implicados. Pero también es cierto que le dan un aliciente a tu vida, una inyección de fuerza, autoestima y esperanza. 


Admiro mucho a las personas que se mueven por el territorio de los sueños de forma natural, a la vez que transmiten valores como el respeto, la solidaridad, el amor, la confianza, la sinceridad o la amistad. Ahora mismo, escribiendo este post, me siento privilegiado por compartir el universo Jones durante los últimos 6 años. 









La aventura de Keco y Marta tiene su orígen en Sant Celoni, un pequeño pueblo situada a 45 kilómetros de Barcelona, en la falda del Montseny. No ha venido un productor de la Sony a escucharlos ni un descubridor de talento a invertir en su obra. 

Han sido muchos años cantando en locales del Maresme, la costa brava, el penedés o Barcelona, haciendo suyas canciones como just the two of us, i will survive o ain't no mountain high enough. Días en los que han vuelto a casa a las 3 de la madrugada, se ha estropeado el coche, los niños tenían fiebre o se ha ido la luz. 


Días en los que han empalmado actuaciones o han dormido en un hotel perdido en la carretera. Lo han hecho todo a pulmón, a consciencia, disfrutando cada minuto, porque la música es es su vida. 

Han tenido que pelear hasta el último euro de su proyecto pop-folk, muy lejos del jazz, funk o soul al que nos tienen acostumbrados. Han buscado sponsors, mecenas, crowdfunding... lo que haga falta.

He compartido con ellos alegrías y tristezas, paellas populares, conversaciones largas, el concierto 10º aniversario de implicados en Luz de Gas, sesiones de coaching, comidas en el japo y el Hola Nepal,  fines de semana en Sant Celoni, tardes de música en el sofá de su casa, videos en los que han creado la banda sonora como enjoy the ride, momentos mágicos, química a tope, sensaciones intensas.

He compartido el gusto por la cocina de Keco y el amor de Marta por los gatos. He bailado con sus tres hijos, nos lo hemos pasado muy bien juntos y aún nos quedan muchas experiencias por descubrir.


https://youtu.be/GqPkCZ7uq6A

Enjoy the ride, para Wr Storytelling.


























Un 15 de septiembre de 2014,  presentaron ni quince dies, el primer disco con temas propios. En la frontera de los 40 años.Y el arroz no se había pasado, estaba en su punto.

Dos años después, el 3 de diciembre de 2016, presentan "saltar el mur", un disco más maduro, un álbum que recoge las experiencias de este nueva etapa. 

Encontramos a personas cercanas, retratos íntimos, cosas que hemos sentido a menudo, la simplicidad tomándose unas cañas con los detalles y la precisión. Por momentos puede recordar a James Taylor, John Mayer o Kings of Convenience, pero tienen su propio estilo, su propio universo, su propio sonido. Y esto los hace todavía más grandes.



Porque Keco y Marta tienen el éxito asegurado.


El éxito de inspirar a sus amigos/as

El éxito de demostrar que se puede.
El éxito de hacer de la música una vida.
El éxito de intentarlo.
El éxito de superar el desencanto.


https://soundcloud.com/misterandmrsjones





Qué significa para mí la música, por Keco Pujol


Es una palabra extraña para mí. Me siento poco identificado con la palabra “música”. Si pudiera llamarla de otra manera… Hay quien dice que es un lenguaje universal. Creo que se queda corto. La música, para mí es “algo” implícito en absolutamente todo. Como una red de conexión entre nosotros mismos, entre nosotros y el universo. 

No podemos dejar de hacer música: el tono que empleamos en nuestras frases, el ritmo de nuestros pasos, el murmullo del arroyo, el susurro sibilante de la brisa, el repiqueteo de la lluvia, la cuchara golpeando en el plato cuando comemos sopa… 

Sin saberlo componemos una banda sonora eterna, sin fin, que nos acompaña desde el inicio, desde el momento de la concepción. La voz de nuestra madre era y sigue siendo música para nuestros oídos, la primera canción. Cada uno va con su música por la vida, su melodía interior que exterioriza, su propio modelo de mundo con su banda sonora. A cada uno de nosotros nos rodean un sinfín de “auditivos” que nos caracterizan y dicen mucho de nosotros, es nuestra música.

Para mí la música no es nada “aprendido” más bien es algo que he descubierto, algo encontrado que ya vivía en mí, como en cualquier otra persona. Utilizamos instrumentos, herramientas para expresarla de diferentes formas, con diversos timbres. 

Escogí el piano, la guitarra y la voz, pero extraigo música de cualquier cosa, porque la música no está fuera, está dentro. Este lenguaje adquiere todo el sentido cuando se une a la emoción. La energía de la emoción permite abrir el canal de transmisión del lenguaje musical. Esto sólo es posible desde la emoción. Sería como orar sin sentir absolutamente nada. Decir “te quiero” desde la cabeza, sin la emoción que debería acompañar a estas palabras.

La música, para mí, es “casa”. Es mi centro, es estar centrado, es el lugar que conozco, donde empiezo y termino, donde soy y estoy completo, el espacio de sonido y silencio que elijo, que vive en mí y yo en él, es fluir conmigo mismo, con los demás y el resto de la creación, es el pegamento que lo une todo, la energía que lo alimenta, es la verdad, es el Dios que andamos buscando y no sabemos qué cara tiene ni qué nombre pero sí cómo suena… Es plenitud, es respirar, es presente, hoy y ahora, es atención plena, es eternidad donde desaparece el tiempo, donde sólo hay ese hermoso vació que adormece el ego y exalta nuestra verdadera esencia, sin biografía, sin interpretaciones que todo lo nublan… Música es la única cosa que me atrevo a decir que no es una creencia, música “ES”.


Keco Pujol.


Gracias por invitarnos a soñar.




























03DEC2016

City : Sant Celoni
Venue : Teatre Ateneu
Address : Germà Emilià, 1
Time : 20:00h

No hay comentarios:

Publicar un comentario