Una de dos.




La industria publicitaria española ostenta el extraño récord de haber discriminado a la mujer durante los últimos 50 años. No es un problema de talento, actitud, predisposición genética o cálculo de probabilidades. Es simple y llanamente inaceptable. Es un objetivo y un reto conseguir que uno de cada dos cargos directivos sea una mujer. Me lo explicaron Helena Marzo y Emma Cuesta y decidí sumarme a la causa. No será posible a corto plazo pero esperemos que poco a poco se vaya acortando la distancia









Cada año se licencian en nuestras facultades un 85% de mujeres y un 15% de hombres. Pero si observamos el número de chicas que están asumiendo cargos de alta dirección en agencias, la cifra es del 16%.

Por supuesto que si rascamos, encontramos a la leyenda Isabel Yanguas, que llegó a ser Vicepresidenta de FCB Tapsa y la primera mujer jurado en el Festival de Cannes. Marta Piñol es la Directora General de Shackleton, Iolanda Casalà es la directora de análisis estratégico de Mc Cann, Chiqui Búa es Ceo y Presidenta de Leo Burnett/ Ignition K, Sam Júdez, Managing Director de DDB Spain, Mónica Moro presidenta del club de creativos, Belén Peña socia y Dtora de servicios al cliente de Yslandia, Marta Aguirrezábal, CEO y Fundadora de China, Marta Palencia, Dtora General de Sra Rushmore, Sarah Okrent, Directora de Mkt y Comunicación de Lola Mullen Lowe. Elena Monzón, Dtora en El Ruso de Rocky, Emma Cuesta Dtora de Más Mujeres Creativas, Uschi Henkes, Dtora Creativa y fundadora de Zapping,  Anna Roca, Dtora General de Proximity.

Lola Armadás, co-fundadora de "terrados en cultura", Eva Pavo, Dtora de Mkt de Correos
Isabel Coixet fue creativa en Target y Delvico antes de convertirse en una de las grandes del cine internacional, Esther Valdivia es la Directora General de Anuncios, Marisa de Madariaga es CEO de El Laboratorio , Montse Blanco es la Directora de Comunicación de Fundació La Caixa, Mabel Mas es la Directora de Comunicación de la revista Time Out, Angela Pacheco, Dtora Creativa en El Ruso de Rocky, Anna Torrents, Directora de Genyum.

Entre mis ex-alumnas, encontramos a Ana Brossa, Directora Creativa Ejecutiva de Mac Cann Barcelona, Andrea Marroquín, productora ejecutiva en New York, ganadora de 9 premios Emmy, Laia Costa, primero en SCPF y después actriz en polseres vermelles, caperucita roja, Victoria o Foodies, Mireia Pujol, realizadora con varios premios en su currículum, Aina Cortina, Directora Creativa en Proximity, o Gemma Albí, Global Brand Communications Director en Gap.

Miles de mujeres han tenido que vivir una auténtica travesía del desierto por el simple hecho de nacer con el sexo femenino. Injusto. Anticuado. Increíble. Inaceptable. Pero eso no es todo. Cobran entre un 20% y 30% menos. Y si no se las considera guapas o al menos atractivas, lo tienen un poco peor.

Sinceramente, no lo entiendo. El talento no es el baremo que equilibra una posible contratación. Si Sandra Balsells es una excepcional fotógrafa o Ana Salvá una increíble contadora de historias, no hay nada más que hablar. No me voy a poner a calcular sus medidas, ni su sonrisa, ni su capacidad seductora.

Cada día aprendo del talento de Nunu Ramos, Chloe Cordón, Paula Garrofé, Mónica Moro, Raquel Marín, Marta Rico, Adriana Pineda o Belén Piñero.

En nuestro país hay violencia de género, discriminación y un atraso considerable en lo que se refiere al equilibrio laboral hombre-mujer.

He conocido a Directoras de Comunicación excepcionales como Laia Guinjoan y a Directores de Marketing que ocupan el cargo por decreto, sin estar capacitados para ello.

Puedes ser hombre, mujer, blanca, negra o amarillo, puedes desplazarte en silla de ruedas o con muletas, no importa, si sabes hacer bien tu trabajo, eres una persona válida.

Conxita Wurst es una excepcional cantante, me da igual que tenga barba o no.

Tenemos demasiados tópicos flotando sobre nuestras espaldas y sobre nuestras mentes.

Una chica no tiene por qué aceptar moscones en el trabajo, ni piropos gratuitos, ni gritos fuera de lugar.

Una chica no tiene por qué hacerse la interesante y la seductora para conseguir un ascenso.

Una chica no se juzga por sus curvas, sino por su talento.

Una chica no tiene por qué cobrar menos que un hombre, a igualdad de talento.

Una chica no ha nacido necesariamente para tener hijos/as, cuidarlos/as y ocuparse de la casa.

Quiero ver a nuestras mujeres publicitarias ejerciendo de juradas en los Festivales, dirigiendo equipos y haciendo un rol que vaya mucho más lejos de ser la señora de en las cenas y las invitadas en las entregas de premios.

Una sociedad avanzada no puede funcionar como hace 200 años. Aquí tenéis la campaña que creó publicitarios implicados al respecto.














Foto 1: Lola Armadás en La Antigua Fábrica Damm (Barcelona).








"Ningún hombre es lo bastante bueno para gobernar a cualquier mujer sin su consentimiento”



Comentarios

Entradas populares