lunes, 17 de marzo de 2014

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.




(Hana Rayan nos ha dejado, con tan solo 30 años).


http://youtu.be/hlQ8fkoaJ-c

gone too soon, stevie wonder y babyface.



A veces tiene más sentido y parece hasta más razonable sentir que hablar. Dejar que los sentimientos fluyan en tu interior, no buscar explicaciones ni causas, simplemente llorar con los que, como tú, han notado ese golpe en su corazón y esa impotencia de estar muy lejos.

A veces no sabes qué decir ni qué escribir.

Te dejas llevar para apagar tu alma en llamas y tus recuerdos a flor de piel.

A veces piensas que las nubes no quieren jugar contigo, que el mar no quiere pintarse de azul intenso y el sol prefiere mantenerse escondido.

A veces piensas que la luna ya no está de tu lado, que la magia se ha quedado sin trucos, que el perfil gris se pone en primer plano.

A veces sabes que estás tocado y dejas que te invada la tristeza, porque te lo pide el cuerpo.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche, pero no sería justo con tu sonrisa, con las cuches que me comprabas o con tus reivindicaciones solidarias.

A veces notas una fractura emocional que invade el espacio y limita las palabras.

A veces sabes que nunca más volverás a ese lugar que te encantaba, porque te recordará a ella.

A veces te rompes, pero intuyes que por algún lado aparecerá el pegamento.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche, pero no es la mejor forma de recordar las veces que estuviste en Barcelona y las que me hiciste sonreír.

A veces llamas a la brisa y no te contesta.

A veces necesitas tiempo para asumir una verdad.




Para Hana con extensión a Margarita, Tarek, Anna,  Rubén, Irene, Tere, Juanín, Nader, Conxa, Marta, Ana, Aurora, Chendi...


En algún lugar, estés donde estés, sabes que te quiero.






In memoriam Hanna Rayán Prieto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario