viernes, 27 de diciembre de 2013

The Wake's records list 2013. La fusión es tendencia.




"Las personas que escuchan música diariamente desarrollan más su creatividad"



"2013 nos ha ofrecido una muy buena "cosecha" de discos, tal vez la mejor de los últimos años. La fusión de calidad será el estilo que se impondrá en los próximos años, más allá de inventos comerciales, como ya se apunta en diversos albumes. Espero que los disfrutes" (Richard Wakefield).


Daft Punk, random access memories.

Volver después de tantos años con un discazo incontestable como este, solo está al alcance de los grandes. Colaboraciones con Giorgio Moroder, Pharrell Williams, Paul Williams o Nil Rogers en un mestizaje de disco, electrónica, soul, pop con unos arreglos sensacionales. Más de una hora de savoir faire en las mezclas que no deja a nadie indiferente.


Byffy Clyro, opposites

Un disco doble tan rockero como pausado. Está repleto de buenas canciones e interpretado con maestría. El grupo a su mejor nivel. No sobra ni un tema. Espectacular.


RHYE, woman

Soul delicioso y tranquilo que navega entre Sade y Marvin Gaye. Una propuesta sofisticada, relajante y especial. Uno de esos discos que se escuchan a media luz y te relajan después de una jornada intensa.


The Robert Glasper Experiement, black radio 2

Delicatessen soul fusionada con electrónica, funk y hip hop. Colaboraciones de lujo como Emeli Sandé, Norah Jones, Jill Scott, Anthony, Brandy, Snoop Dogg... era muy difíci superar "black radio 1", pero como mínimo lo ha igualado.


James Blake, overglow

Posiblemente, la apuesta más arriesgada del año. Blake suena minimalista, delicado y sutil, un disco para cerrar los ojos y soñar. En directo lo tendrá difícil, pero en su estudio de sonido es un genio, porque aún siendo "alternativo", ha estado en el top 20 de todas las listas.


The National, trouble will found me

Sin duda uno de los tres mejores cd's de su larga discografía. Suena pausado y melancólico, con un concepto y unos arreglos musicales solo al alcance de un grupo experto que sigue evolucionando. Para escuchar una y otra vez e ir descubriendo sus capas.


Osso Leone, mokragora

Magnífica sorpresa de los mallorquines residentes en Barcelona. Por hipnótico con reminiscencias a Bon Iver y Fleet Foxes combinado con psicodelia. Un album conceptual dedicado a la vida vegetal que es fascinante y cautivador, tanto por las voces como por los arreglos.


Vampire Weekend, modern vampires of the city

No es ni tan bueno ni tan malo como he leído, pero suena diferente, fresco, original y atrevido. Cuando tantos grupos hacen lo mismo de siempre, se agradece el desparpajo de unos chicos que con cuatro mimbres simples construyen música de vanguardia.


Savages, silence yourself

Explosiva propuesta de tres chicas que lo dan todo sin concesiones. Entre el garage, el punk y el rock, muy fresco, directo y convincente.


Lorde, pure heroíne

Con solo 17 años, la neozelandesa Lorde presenta un disco repleto de clase, tanto en la música como en las letras. Un debut de alto nivel comparable a Adele y superando a Lana DelRey, Myles Cyrus y compañía. Pop, psicodelia, indie, soul contagioso. Le da mil vueltas a cantantes mucho más maduras.


Bajo Fondo, presente

La gran sorpresa del año. Gustavo Santaolalla, gran compositor de bandas sonoras para películas, derrocha imaginación en un compacto de 21 temas donde el eje central es el tango y a su alrededor va fluyendo la electrónica, la salsa, la música étnica, el pop-rock. Maravilloso.


Gregory Porter,  liquid spirit

Una colección de soberbias canciones jazz-soul, voz imponente, arreglos imaginativos, ritmo y pausa, música en estado puro. Uno de los genios actuales del mercado discográfico, que firma de momento tres discos antológicos.


Foals, holy fire

Su mejor disco, donde el sonido contagia porque es personal y redondo. A veces parecen Coldplay, a veces recuerdan a U2, pero en realidad son ellos mismos en su mejor momento.



Imagine Dragons, night visions

Les ha salido un disco irrepetible. Comercial, si, tal vez mainstream. Cinco singles, baladas poderosas, arreglos imaginativos, magníficas voces. Tienen un problema y es que les resultará muy difícil superarlo.


Artic Monkeys, AM

Desde mi punto de vista, mejor que el de Arcade Fire y el de Franz Ferdinand. Contundente, fresco, maduro, tal vez el mejor desde su debut. Una colección de canciones excelente.



Prats, pla b

El  disco en catalán más original y arriesgado de los últimos diez años. No suena a pop/folk como la mayoría, se mueve entre el pop y la psicodelia y está lleno de temazos. Me los descubrió DJ Bonasera en Radio Ciutat Vella. Se merecen triunfar.



La postdata

Quiero resaltar el trabajo honesto y de alta calidad de Carlos De France, "debe ser esto la felicidad", un pop contemporáneo inteligente y cómplice, Alejandro Martínez "orgullo", un disco de madurez magnífico y cuatro firmas catalanas : Alma Simmone con su sensacional album de debut entre el soul y el indie, Mr and Mrs Jones, que después de una larga trayectoria componen por primera vez una colección de canciones tan buena como"ni quinze dies", Sara Pi, "wake up", con una brillante producción de Erico Morerira,  y Outsider que lo bordan en cada nuevo disco, con su sonido folk americano versión Barcelona.



Foto gentileza de Miquel Codolá Domenech.






5 comentarios:

  1. Lo has clavado. Acertadas sorpresas las de Tom Odell y Prats.


    David Ackerman.

    ResponderEliminar
  2. Los pienso escuchar todos, gracias.


    Lucrecia.

    ResponderEliminar
  3. Els Prats son molts bons,si senyor.



    Manel.

    ResponderEliminar
  4. Alguns que no conec els escoltaré! Ai, The National, per a mi també un dels millors de l'any. Potser m'ha faltat l'últim dels Arctic, per a mi és bo, molt bo. Si encara no l'has escoltat, fes-ho!!

    Per cert, bones festes, Richard, i feliç 2014!!! <3

    ResponderEliminar