Confinados, el álbum.



El personal sanitario del Hospital Clínic de Barcelona agradeciendo los aplausos.





Este post está dedicado a todas las personas que han perdido la vida a causa del coronavirus.   Totalmente aisladas y sin que sus familiares puedan despedirlas ni en directo ni en un funeral. Cada una de ellas deja a a un micro-universo sin aliento. Es duro, es triste, es injusto.



El confinamiento nos ha dejado a todos y todas en fuera de juego. Estamos viviendo algo inesperado e insólito, la mayoría de nosotros no ha experimentado una postguerra ni experiencias de extrema precariedad. Esta situación deja en una posición de desamparo a las personas sin recursos, sin hogar, refugiadas, enfermas, muchas veces literalmente solas en la cama de un hospital o de una residencia. 

Muchas/os están viviendo esta pandemia fuera de casa, en otro país, lejos de sus familiares y amigos, sin saber muy bien cómo va a afrontar ese lugar la emergencia y cuándo van a volver. Personas desplazadas por trabajo, por ocio o por erasmus: un fuerte saludo desde aquí.

La realidad del coronavirus es también la realidad de perder un trabajo, la de ese negocio de restauración, turismo o comercio que va a dejar por el camino muchísimo dinero y que tendrá que pagar el alquiler, la luz y otros gastos. Los sufridos autónomos necesitarán medidas para aplazar pagos, si es que se recuperan.

Se han cancelado miles de eventos que congregaban a miles de personas. Todo un sector viviendo los aplazamientos con la sombra de la duda sobre las cabezas. Los pequeños pierden de nuevo la batalla ante las grandes marcas y las grandes cadenas.

El sector publicitario ha visto como miles de campañas se han congelado, inversiones detenidas por estar todo focalizado en la pandemia. Aunque marcas como Ikea, Fanta o Ruavieja han aparecido con discursos muy oportunos y ajustados al momento.

Una pandemia mundial suele pillar en fuera de juego a la clase política, cierto, pero una cosa es aplicar las medidas de confinación más o menos cuando toca y otra es hacer como Estados Unidos, Méjico, Brasil y UK, países en manos de descerebrados, capaces de lo peor para proteger sus intereses. Boris Johnson, el líder británico que menospreció el Covid 19, ha acabado ingresado en la UCI. Los que finalmente van a pagar los platos rotos van a ser lo países subdesarrolados, allí las cifras de mortalidad se van a disparar.

Muchas ongs con actividad en Lesbos, India, Nepal, diversos países de Africa u otros lugares con necesidades básicas por resolver, han tenido que abandonar y volver a casa, como Rowing Together,  ejemplares voluntarios/as y maravillosas personas.

 Nuestro sistema sanitario no estaba preparado, hay que reconocerlo. Está pagando tantos años de recortes. El personal que atiende a los/as enfermos/as está colapsado, estresado, en una situación de riesgo para ellos y sus familias. El 12% está afectado por coronavirus. Son héroes silenciosos y profesionales ejemplares que se merecen un 11. Han salvado muchísimas vidas arriesgando la suya. La inversión en proyectos científicos no llega al 2%del PIB. Muchos proyectos de investigación se financias gracias a aportaciones privadas y asociaciones.

Afortunadamente puedo seguir ejerciendo de profe on line porque si no echaría mucho de menos a mis estudiantes. Para mi la docencia es adictiva, pasional y vocacional. Me voy a volcar estos meses para que aprendan en función de los objetivos. Es un re-planteamiento para el que no hay horarios, tienes que dar el máximo aunque no sea físicamente presencial.

El Covid deja también personas a las que admirar : personal sanitario, médicos, investigadores, empleados/as de mantenimiento, conductores de ambulancia, camilleros. Bomberos. Empleados/as de supermercados como cajeros/as, reponedores/as, transportistas, coordinadoras/es. Los/as profesionales que hacen posible que las televisiones sigan emitiendo. 

También mensajeros en general y trabajadores del transporte público, guardia urbana, policía, personal de seguridad, bomberos, etc. Personas que reparten alimentos, fruta, platos pre-cocinados, agua. Panaderos.Y las farmacias, por supuesto. 

El sector audiovisual, que ahora nos permite ver series y películas. Técnicos/as en desinfección. Coachers como el proyecto héroescovid.net liderado por Pilar Jericó, 100 profesionales que colaboran de forma gratuita. Sin olvidar al sector de las funerarias, tristemente más presente.

Es especialmente impactante el tema de las residencias de ancianos. Para algunas sociedades los viejos son los sabios, los visionarios. Para la nuestra, no.Ver cómo fallecen tantos en según que condiciones me parte el corazón. 

 Como no hay héroes sin villanos, hay aparecido hackers, ladrones/as, individuos que han hecho caso omiso a las indicaciones de no salir, que siguen moviéndose sin protección alguna o que increpan a la comunidad autista. Juego clandestino, estafas en la compra on line, precios inflados, bulos en la red, atracos y tarjetas falsas forman parte del escenario.

Hemos visto grupos de gente cantando y bailando por la noche, colas en las carreteras e incluso una influencer uruguaya con síntomas y 41 de fiebre que horas después asistió a una boda con 500 invitados. Se han puesto miles de denuncias a personas que han salido sin motivo ni protección. Incluye fiestas ,partidas de billar, póker y misas clandestinas, salidas al campo, salir a cantar en grupo por la noche, pedir perros prestados, ir a la laya sin distancia de seguridad...irresponsable, insolidario, lamentable. Muy poco sentido de equipo. Muy poco pensamiento en plural.

Tampoco ha sentado nada bien el postureo de diversos/as influencers posando con mascarilla en actitud de modelo o de forma sensual. Un poco de respeto.

Muchas parejas se han visto separadas inesperadamente porque no vivían bajo el mismo techo o uno/a estaba lejos cuando se decretó la cuarentena. Esto ha significado un corte seco en el amor, la compañía, el sexo y las caricias. Guardad mucha pasión para la vuelta. 
La distancia forzada entre familiares es una consecuencia más del puñetero virus.

Estos días, sin que el ser humano pueda contaminar al ecosistema, están permitiendo que el planeta pueda recuperarse y respirar un poco. Algo es algo. 

Tal vez, los que estamos confinados con ordenador, skype, Netflix, Amazon y otras comodidades deberíamos ser conscientes de nuestra posición afortunada y ser más solidarios/as, más generosos/as, menos intolerantes y tener la piel menos fina cuando algo nos desagrada. Aprender a valorar los detalles y los momentos. A vivir el presente. A compartir. A pensar en plural.

Estos días han permitido también que aparezca la creatividad. Para inventar. Para improvisar entretenimientos. Para reconvertir un patio en un parque. Para hacer deporte indoor. Para crear listas de canciones o colecciones de refranes. Para ver conciertos, sesiones de yoga o de coaching on line.  

La solidaridad se ha dejado ver en hoteles re-convertidos e hospitales, donaciones, acciones de crowdfunding, laboratorios que se han puesto a fabricar gel de manos, marcas que han regalado mascarillas, pabellones deportivos como refugio de personas sin hogar, propietarios/as que han perdonado el alquiler, vecinos que hacen la compra para la gente mayor de su escalera, como María"a secas".

La Fageda, una marca modélica en la fabricación de yogures artesanos, ha regalado lotes al personal sanitario, un detalle que se agradece. Uber ha puesto sus vehículos a disposición de los hospitales. Signature Beer (UK) ha activado el "Pub in the box", para llevar cerveza a domicilio. Dettoil (India) ha iniciado en Tik Tok un challenge de lavarse las manos de forma original. Inditex ha ofrecido sus talleres y su red logística al gobierno. La Liga Santander Fest, recaudará fondos a través de un concierto on line.

Por supuesto que Publicitarios Implicados ha seguido con su actividad habitual

www.implicados.org

La doctora Cristina Marín pidió cartas para dar ánimos a los/as enfermos/as más mayores que están en las plantas de infecciosos.  La iniciativa se ha hecho viral y se van a superar las 80.000 dedicatorias.

Cada día a las 8 de la tarde hemos salido a la terraza a aplaudir al personal sanitario, hasta que nos han dolido las manos. Una acción para mitigar el agotamiento, el stress  y  la ansiedad. A esa hora, una vecina de mi patio interior pone "resistiré"a todo volumen y se marca una coreografía digamos que peculiar, ante los ojos de 30 alegres espectadores.

También han aparecido futurólogos, gurús y expertos/as en ciencias ocultas para vaticinar el fin del mundo. Es cierto que hace mucho tiempo que se denuncia la contaminación, la venta de armas, la pobreza, la marginación. Los gobiernos de las grandes potencias están cerrando los ojos.

Han aparecido los negacionistas o conspiranoicos que argumentan que el coronavirus en una estratagema de Bill Gates para implantarnos un chip y tenernos controlados.

El rebote ha llegado antes del otoño y la situación nos deja ante una perspectiva de incertidumbre y ante una gran nebulosa que aparece ante la toma de decisiones.

Necesitamos una generación de jóvenes implicados/as y activos/as, capaz de hacer frente a un mundo convulso, con herramientas como estudios especializados en paz, conflictos y seguridad, me lo comentaba hace unos días su director en Barcelona Onno Seroo.

Es una buena ocasión para cocinar con imaginación. Para ver cine o series. Para escribir. Para pintar o hacer bricolage. Para ordenar la casa. También para salir con precaución con tu mascota. La revista Time Out propone 50 cosas para hacer sin salir de casa, muchas gracias. 

Sin las largas e intensas jornadas de trabajo, olvidando por una temporada esos días en los que apenas podías cenar y ver alguna película, te das cuenta de que puedes conversar y pensar. Escribir y anotar cosas. Recuperar el contacto con alguien por falta de tiempo.

 Muy especialmente es un buen momento
para transmitir tranquilidad, energía positiva y buen humor. Podemos aprovechar y reflexionar sobre cosas que no estamos haciendo bien. Para infundir relajación, calma y esperanza.

Podemos proponernos ser más explícitos con las personas que nos importan. Podemos poner nuestro "yo" y nuestro ego en un lugar apartado e inaccesible. Podemos dedicar parte de nuestro tiempo a los demás. De esta experiencia debemos salir reforzados/as y siendo tal vez mejores seres humanos.

Si bien no se aconseja abrazar a todo el mundo, si que puedes contagiar amor. Y positivismo. Y ganas de conversar. Muchas gracias a todas las personas que han enviado su foto del confinamiento o nos han dado permiso para publicarla.

Una crisis saca toda la mierda pero también lo mejor de cada uno/a. Ganemos al lado oscuro con mucho corazón. Y con mucha responsabilidad. Besos.





Muchos ánimos Eli, Jose, Maite Garrido, Laura Marín, Maite Abad, Rocío Villanueva, Inma Ruiz, Lara Montenegro, Montse Alsina, Cristina Boné, Laia Dosta, Pitindi Martín, Sira Perera, Diana Martínez, Luis Alberto Serrano.




"El coronavirus nos ha quitado, y lo seguirá haciendo, muchas cosas, pero nos ha concedido dos grandes regalos:

Nos ha dado TIEMPO, infinitamente valioso y siempre escaso, para disfrutar de pequeñas cosas, que pasan de puntillas en nuestras atareadas vidas, y para reflexionar y preparar el punto de partida de lo que nos gustaría que fuera nuestro nuevo futuro, (porque lo será, hagamos algo o no). 

Por otro lado, ha hecho emerger algo que solo aparece en épocas de crisis, LA IMAGINACIÓN, esa capacidad para pensar distinto, para visualizar nuevos horizontes sin peros. La imaginación promoverá la creatividad, y con ella, todo es posible."

Cristina Masachs.


"Quedarnos encerrados en casa nos enseña el poco tiempo que dedicamos a ser conscientes. El
poco tiempo que dedicamos a explorarnos, a descubrirnos y a redescubrirnos. Qué nos
gusta, qué nos disgusta, a quiénes queremos, por qué los queremos, quiénes somos, en
qué podemos mejorar, qué tenemos de especial, por qué estamos aquí, qué planes de
futuro tenemos y dónde nos vemos en unos años son algunas de las muchas preguntas
que estos días pasan por mi cabeza y que antes, si pasaban, se iban sin respuesta y sin
decir adiós. Gracias a estar en mi casa, puedo encontrar ese momento de reflexión para
plantearme todo lo anterior."

Angela Tafalla.


"El coronavirus nos igualó" , "es el momento de aprender lo que falta y ampliar los contactos"

"Se aceleran los cambios" , "confía en lo que sabes y compártelo"

"Las Pymes no digitalizadas se van a resentir más que nadie"

En cuanto a mezclar, pensar creativamente, asumir retos y resolver problemas, somos mejores que las máquinas"

Dan Peisajovich, coronavirus conspiracy.






Alicia Keys, underdog
















































































































































































































































































































GALERÍA  FOTOGRÁFICA


Mariana Satti, "tango", Nuria Brussosa, Adrián Mora, Cristina Masachs, Susana Dedieu y Xavi Guari, Jennifer García, Martín Díaz Meave Bolivia), Domi Vargas, Laura Bofill, Manel Masià, María A Secas, Diana Martínez desde Alicante, Emma Chimeno and peke, el regalo de 50 aniversario que recibió Laura Lanuza de Proactiva Open Arms, Chal Jiménez, Luis Alberto Serrano, Maite Garrido, Lara Mateo, el conejo Roger, Toni Aira, Jordi Botey, Carlos Pueyo, Eva Moreno, Leticia Dolera, Richard, Carol Román, Ima Garmendia sons, Bar Paco, Ari Rivero y Núria desde Buenos Aires, Gisela Torras y Sabina Vilodeau desde Lisboa, Julia Campayo desde París, Angel Domínguez, Angel Laguna desde Igualada, Hajar el Mansouri, pan casero por Laia Sardá, Joan Miquel, Silvano Medehue, Bernat Sanromà, Laura Maldonado, Ana Félez desde Australia (todavía no están confinados), Jesús Orbea, Ricardo Terrades, Director Creativo y doble campeón e la Copa del Rey de vela, Manolo Villalba, "pecatorum" por Joan Bibiloni, paella por Miquel Codolà, Montse Ramírez y David Villalabeitia, pastel creado por Belén Sánchez and family, Cristina Plasencia, Tory Kelly (fan forever), Josep Sureda Elías, panadero y leyenda del fútbol, la doctora Cristina Marín, grabó un audio para pedir cartas de apoyo a ancianos/as ingresados/as y consiguió más de 80.000, clase de planificación estratégica on line de Sam Júdez, skype de Toni Segarra con mis alumnos/as de la FCRI Blanquerna, skype del equipo de publicitarios implicados : Javi Marzá, Hajar, Chal Jiménez, Gerard Benito, Doménica Vargas. María Núñez, Gemma Abelló, Clara Aparicio, deferencia de Gemma Abelló, Ester Pino, Ona Raig, Javi Marzá, Javier Murillo, bombero y miembro de Rowing Together, Conxita Márquez, Nuria Escalona, Clara Faura, Ben Folds, Malena Martos desde Amsterdam, Joel González desde Boston, Xavi Vega (imágenes de Barcelona vacía por la noche), Jose Luis Moro de "un pinguïno en mi ascensor"y Pinguïno Torreblanca, concierto on line desde su casa, Tòfol Martínez, Sonia Rodríguez Grau, Rosa Corral, Angela Tafalla, Martina Grifols, Mireia Minguijón, Eva Santana y familia, Alicia Keys, Sonia Santiago, Dani Gracia, clase de cocina on line de Helena Lópes (Abrazo Cultural), manteros de Barcelona fabricando batas y mascarillas, la vecina de Yolanda Vinyals le dejó verduras de su huerto en la puerta, Dolors de Ampert, vista de Palma de Mallorca por Tomás Moya,Nuria Casadó, "Nur Kas". Sander Clasen, Mariona Soler, Andrea Merlo, Time Out, Barcelona vacía desde el aire, Abbey Road Studios, Londres, el paso de cebra recién pintado, Michelle Aslanides, el arco de triunfo de París vacío, Diana Pinós con su "Creative Kit", Marta Nebot, Quito Leal, Jorge Drexler, durante su concierto online el pasado 10 de marzo en el Teatro Popular Melico Salazar de San José, Costa Rica, totalmente vacío, Gara Ramos, Mar Puga, Camilo Constantín desde Córdoba (Argentina), Martina Griera, Sara Ferrer, Julia Asencor, Eli Zaragoza, Blanca Dunhan, Marina Nadal (Vida útil Nepal),
Victor Arriazu, Rebecca Ferguson, Elena Domínguez, Estrella Sánchez (Buenos Aires), Marta Pujol Grau; Loida Pridal, Santiago Romero, Rafael Cortés Andrades, Nuria Brusosa, Asociación Sad Hill, dibujo del gran ilustrador Juan Giménez, fallecido por coronavirus, post de Javier Morsa, Alejandro Bianchetti, afectado por ELA, Sonia Bel, Raquel Franco, Emili Sala, Sabina Ragiani, Santi Palacios (Escola Llotja), Maite Viscafé, Berto Romero, Mario Maeso, Elena Rodríguez Soriano, Lella Guidotti, Marina Viu, Xana Clark, macro meet, Ana Branquinho.


Comentarios

  1. Esto pasará, desde luego, pero no deberíamos olvidar que habrá que darle unas vueltas a nuestro sistema sanitario, básicamente está funcionando gracias a sus trabajadores.
    Son únicos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares