sábado, 22 de julio de 2017

Nunca te he dicho que te quiero.







(ficción basada en algunas historias reales).



Nunca he pronunciado estas palabras delante de ti. Las he pensado muchas veces, he intentado en infinidad de ocasiones romper el silencio, pero no he podido.

Tal vez por las circunstancias, tal vez porque he sido un cobarde, tal vez por miedo a una respuesta negativa.

Puede que haya pensado ¿ y después qué?

Puede que haya pensado que no soy lo bastante bueno para ti.

Puede que haya pensado en tu vida, en tus circunstancias, en tu manera de ver las cosas.

Es una situación que ha durado unos cuantos años y que no ha roto ni las reuniones en grupo, ni los trabajos conjuntos ni los encuentros casuales.

Posiblemente tu no quieras querer, sino vivir una aventura o una experiencia nueva.

O ni tan siquiera eso.

Pero ahora lo reconozco. Lo admito.

No puedo disimular lo que es un hecho.

Por eso te lo digo por escrito: te quiero, te adoro, te amo.

Ahora que pase lo que tenga que pasar.

Sobreviviré.

Lo que no tiene sentido es callar tanto tiempo.

No espero respuesta.

Si me la das y es positiva, te comeré a besos.

Si no, todo seguirá igual que ahora.










No hay comentarios:

Publicar un comentario