sábado, 20 de diciembre de 2014

Carta a los reyes de Ikea : auténticamente falsa.



"IKEA ha realizado un experimento con 10 familias reales, donde los niños nos enseñan lo que realmente quieren hacer esta Navidad. #LaOtraNavidad."

"Apunto: si ninguno de esos niños escribió a sus padres que quería ver la tele hasta tarde, cenar pizza todos los días o no ir al colegio la cosa está peor de lo que creía."

(Lucía Carbajo, Yorokobu).



http://youtu.be/5egLxg_7mg0


http://www.cometelasopa.com/el-anuncio-de-ikea-la-otra-navidad/




LA OTRA CARTA A IKEA, por Richard Wakefield.


Apreciados señoras y señores de Ikea :


Cuando se habla de "experimento", interpreto que hablamos de planos robados, espontaneidad, improvisación, una muestra muy amplia, diversidad (por qué nadie es negro/a, asiático/a, latino/a?), respuestas sorpresa... pero en cambio nos encontramos con una producción cara, con una excelente dirección de foto, unos protagonistas muy bien vestidos y peinados, con padres nacidos del puro y duro estereotipo : hipsters, modernillos, pijos, campechanos... todo demasiado, preciso, perfecto, planificado y bien montado.

De entrada, no me lo creo.


Un guión "de libro".


Francamente, no sé de qué planeta son unos niños que no piden comer pizza y hamburguesas, no ir al cole, ver más la tele o jugar con alguna máquina. Piden lo que marca el guión, no lo que piensan. Están "teledirigidos". No me lo creo.


Culpabilizar a los padres.


Creo que bastante hacen muchos padres de familia con llegar a fin de mes, dejándose el hígado en un trabajo mal pagado. Si no pueden estar más tiempo con los hijos será porque no pueden, no por qué no quieren, salvo que alguno sea millonario. El mensaje aparentemente es bonito y auténtico. Pero es perverso. No me lo creo.


La elección increíble.


Cualquier niño "normal" prefiere a los Reyes porque son mágicos y consiguen hacer realidad sus sueños. Los niños/as en edad temprana son bastante egoístas, creo que es un final feliz forzado e innecesario, igual que las lagrimitas de alguna actriz seleccionada en un casting.


Una cosa es ser auténtico y otra ir de auténtico.


La anterior campaña de Ikea reflejaba los miedos de los padres por el futuro de sus hijos y era mucho más empática, desde mi punto de vista. Este punto sospechoso que tiene la acción publicitaria, tal y como han publicado diferentes medios de comunicación, resta mucha credibilidad a la marca y decepciona a los públicos.


En una cosa estoy de acuerdo.


El exceso de consumo en las fiestas de navidad es evidente e irracional. Es mucho más importante compartir buenos momentos, disfrutar con los tuyos, no importa una play arriba o abajo. Sí, aplaudo a Ikea por lanzar esta reflexión, necesaria para recuperar un punto de humanidad que todos necesitamos.


Exito viral.


El video tiene 3.000.000 de visitas en youtube y ha conseguido que se comente en diarios como "El País", revistas como "Yorokobu", en webs, blogs y redes sociales.


Cuidadín.


Un storytelling de ficción se puede permitir algunas licencias, pero cuando afirmas que es un caso real, basado en 10 familias reales y podemos comprobar que no es así (por la pre-producción, ensayos, story board, planos repetidos durante el rodaje, parejas que no son parejas en la vida real, casting, escenografía, dirección de foto, edición...) estamos entrando en el peligroso territorio de la falsedad. Muchas personas, muchísimas se lo han creído. Pero también muchas han vuelto a despotricar contra la publicidad de los tópicos.



Con la autenticidad no se juega. 



Agencia: McCann Madrid
Realizador: Igor Fioravanti
Productora: Mind The Gap







No hay comentarios:

Publicar un comentario