miércoles, 25 de junio de 2014

Sander Clasen, la apuesta musical del momento.




"Estoy preparado para perder... pero con el tiempo, espero hacer realidad mi  sueño"

(Sander Clasen)


https://youtu.be/LSZE5HkF3o4

video clip "lady in the red shoes"

https://soundcloud.com/alexander-clasen-gabilondo




El talento de Leo Messi era muy evidente. Por eso el Barça convenció a su familia y lo trajo a La Masía. Charly Rexach autorizó su fichaje durante los dos primeros minutos que vio a la pulga jugando un partidillo. "Era un talento innato, muy por encima de todos los demás", dijo.

Escuché por primera vez a Amy Winehouse en 2002. Su tema you should be stonger than me me pareció increíble y me atreví a pronosticar : "el fenómeno musical más sólido desde Michael Jackson." Dos años después, batía todos los récords de ventas con back to black. Amy tiene 40 canciones extraordinarias. Si no hubiera sido por su mala cabeza, podrían ser 400.

Mark Ronson, su productor, tiene en su haber encontrar un sonido único e inimitable, apostar por ella, intentar que llevara una vida más sana, conseguir grabar casi tres discos.

Cuando salió el segundo disco de Adele Adkins, 21, muchos críticos musicales lo puntuaron con un 6. A mi me pareció un discazo desde el primer momento. Uno de esos cds que te cambian la vida para siempre. Preguntado al respecto dije : "un album para entrar en la historia de la música". Así ha sido.

Todos conocemos la historia de Sixto Rodríguez, explicada con maestría en el documental "searching for sugar man". Hace 3 años me pidieron que opinara sobre su repertorio. Sin explicarme nada más. Extraordinario, dije, "si lo lanzas mañana,  se convierte en un bombazo". Los dos discos de Sixto, grabados en los 70 se volvieron a lanzar 40 años después y batieron récords de ventas entre 2012-2014.

Sander Clasen reserva de momento su talento a Vilasar de Mar, Sant Andreu de Llavaneras, El Masnou y otras poblaciones del Maresme barcelonés. Anna Llovet me lo recomendó apasionadamente y como es una persona muy true decidí hacerle caso. Las canciones de Sander suenan muy bien, tienen letras inspiradoras, una voz muy personal, entre Bob Marley y Bob Dylan, con toques de soul y blues.

Vive la música con mucha intensidad, en directo es una sobredosis de feeling. "Si hace esto a los 25 años, pensé, qué hará a los 30?". Su carácter reservado y discreto, contrasta con su pasional manera de interpretar. Es muy difícil no quedarte enganchado ante tal derroche de inspiración.

Es un tipo tranquilo, divertido, con un toque de Bristol (UK), con muchas ganas de vivir de la música. Está tocado con la magia especial de los que emocionan, transmiten y cuentan maravillosas historias de 4 minutos. Y convence.

Con solo una guitarra es capaz de transportar, inspirar, motivar y seducir.

Cuando canta en El Maresme, el público vibra de verdad. A mi me gustaría que un día hiciera vibrar a 6.000 personas a la vez... así demostraría que soy el genio de los prónosticos musicales. :)


Dedica 30 minutos a escuchar sus canciones y dime qué te parece.

Es mi apuesta.