domingo, 9 de octubre de 2011

Frank de la Jungla y las alimañas publicitarias.



"en la selva publicitaria encuentras criaturas de todas las especies... y algunas dan miedo".

(Richard Wakefield).


Frank Cuesta o Frank de la Jungla nos visita cada semana. A algunos les parece  hortera, freak, descarado, provocativo, maleducado y soez. A otros, auténtico, valiente, sincero, divertido, simpático y familiar. No importa. Como producto televisivo, más allá del gusto personal, es incuestionable.

Tenemos en nuestra pantalla a un tipo natural de León pero residente en Tailandia. Casado durante años con una rock star-top model de nombre Yuyee (ahora separados y ella en prisión por tráfico de drogas). Con tres hijos, Zorro, Zape y Zen (la niña). Cuarenta y dos años. Su trabajo habitual es rescatar serpientes y lagartos de las viviendas particulares y dirigir una escuela de tenis de alto standing.

Invade nuestro sofá un experto en animales nada sofisticado, sin títulos académicos ni avanzada tecnología. Al contrario : gorra del Lidl, camiseta blanca básica ( para que se manche rápido de barro, polvo y sangre), crocks rosas o negras y calcetines de tenis. Conduce un Yaris normalito, insulta, blasfema o dice expresiones malsonantes con frecuencia.

La productora Molinos de Papel (callejeros, callejeros viajeros, ola ola, fiesta fiesta), lo descubrió por casualidad mientras filmaba en Bangkok. Pusieron en marcha un gran trabajo en la segunda temporada : dos meses de pre-producción, 4 meses de rodaje, y 20.000 kilómetros recorridos. Así obtuvieron 8 programas de 50', que se trocean en formatos más cortos.

Con dos cámaras, dos editores, tres ayudantes de producción, un redactor, un director de producción y un gran apoyo médico, han conseguido una audiencia media de 1.600.000 espectadores. Programa favorito de la franja de edad 13-24 años. Es decir, un excelente resultado con un gasto bajo control.

Frank funciona porque llega  respirando a verdad. Estamos cansados de los guaperas, de la manipulación, de las mentiras de los políticos y del falso glamour. Es un producto fresco, de consumo fácil, no tienes que pensar demasiado, simplemente asistir a un espectáculo cutre pero interesante a la vez. Nada que ver con Jaques Costeau o Steve Irwin. Muy cotidiano y muy vinculado al movimiento true.

En la selva de la publicidad tenemos a Franks más cool. Esos que te dicen las cosas con una educación y unas maneras impecables, pero que te apuñalan en la primera esquina.

También tenemos monos de feria, que se pasan la vida aplaudiendo y haciendo la pelota. Podemos ver buitres tóxicos,  que buscan siempre los defectos y no valoran los aciertos, camaleones que cambian de opinión dependiendo del momento.

 El Dragón de Komodo suele ser el Director cruel, que  está siempre de mal humor y grita con frecuencia. El pavo real creativo se vanagloria de sus éxitos en todas las reuniones. El tiburón se aferra a su silla como sea, caiga quien caiga. La grulla se hace la simpática revoloteando de mesa en mesa. La mantis religiosa castiga duramente cualquier desliz sexual. El escorpión versionero te pide cambios y cambios, hasta que encuentra una ocasión para atacarte.

El oso cansino tarda y tarda antes de moverse o tomar una decisión. La iguana experta parece inofensiva, pero sabe preparar trampas peligrosas. El contable armadillo parece no tener emociones. La encantadora sonrisa falsa de la leopardo ejecutiva, esconde ases en la manga.

Afortunadamente, también existen otras especies.

Aguilas: planners con una visión de futuro increíble.

Linces: planificadores/as de medios que saben exprimir las posibilidades.

Guepardos:  creativos que corren y corren sin parar, pero aún así plantean ideas brillantes.

Abejas: personas de cuentas, capaces de actuar con absoluta precisión y organización.

Castores de producción: todos los contactos a punto para que la cosa funcione.

Arañas: community managers que triunfan en las redes.


Tienes que ir equipado con mosquitera anti briefings escasos, gorra de explorador de insights, botas para las jornadas laborales interminables, bidón para la sequedad de ideas, linterna para ver un hueco en la competencia, machete para defenderte de las agresiones verbales, brújula para mantener la calma, todoterreno para salir de cualquier camino embarrado, primeros auxilios por si tienes tentaciones de dejarlo.

Frank, cuando quieras nos tomamos un café. Aunque me dan miedo las serpientes, podemos clasificar animales juntos. :)

6 comentarios:

  1. relax! estos tipos de "animales"(guaperas.. falso glamour) estan porque tienen que estar... y ya desapareceran. Acuerdate de C.Darwin y la selección natural.

    ResponderEliminar
  2. Esther Pedrosa Varela:

    Cada uno de nosotr@s tenemos las características de un animal, nos asemejamos por todas o por alguna de sus destrezas, o bien por sus debilidades...de ahí que descendamos del mono, a nivel general.

    ResponderEliminar
  3. Mi amigo Miguel Samper siempre decía que un creativo/a tenía que ser más curioso/a que un gato.

    ResponderEliminar
  4. No os olvidéis de Lobezno !!!

    ResponderEliminar
  5. Sorprende lo de 12 personas de equipo técnico, pero bien pensado tiene sentido.

    ResponderEliminar
  6. It's amazing, take it easy baby.


    La de cuentas pija.

    ResponderEliminar