jueves, 28 de julio de 2011

Salta y baila (remix 2016).




"Well, shake it up, baby, now (shake it up, baby)
twist and shout (twist and shout)
c´mon, c´mon, c´mon, c´mon, baby, now (come on baby)
come on and work it on out (work it on out)" (Lennon-Mc Cartney).



Nos pasamos la vida reprimiendo nuestros impulsos, escondiendo gestos, palabras y acciones. Nos da vergüenza expresar nuestros sentimientos, somos cada vez más fríos y menos humanos.

Muchas veces nos saltamos los preámbulos, las caricias, la ternura, las palabras bonitas al oído, esa increíble sensación de amar a fuego lento y con intensidad.

Nos cuesta mucho felicitar, elogiar, reconocer los éxitos de los demás.

No nos cuesta nada encontrar fallos, errores, defectos o imperfecciones.

En este contexto, bailar parece algo reservado sólo a las discotecas y a los conciertos, donde no desentonas con la mayoría. Saltar se asocia a celebrar títulos deportivos o a los/as aniversarios en compañía.

Hemos olvidado que saltar y bailar es sano, tenemos que recuperar ese momento mágico que nos hace más cercanos, divertidos y frescos.

La espontaneidad empieza a ser un lujo asiático en una sociedad llena de convencionalismos.

Por eso te propongo:

Salta cuando encuentres algo inédito y especial. Salta y baila al escuchar esa canción. Salta cuando te sientas alegre, feliz y optimista. Salta cuando apruebes ese examen complicado. Salta en los re-encuentros. Salta en la ducha. Salta en el campo. Salta en la playa. Salta en la cama. Salta con tus hijos. Salta con tu perro. Salta bajo la lluvia. Baila solo/a en casa.

Salta cuando consigas algo importante. Salta porque es un símbolo contagioso. Salta porque se te ilumina la sonrisa. Baila porque cada vez se ve menos. Salta cuando te hagan un regalo. Salta cuando te den una sorpresa. Salta cuando aciertes una pregunta. Salta con los goles de tu equipo. Salta en solitario, para subir la autoestima. Baila mientras planchas.

Salta y expresa lo que sientes. Abraza, toca, besa, siente. No te conviertas en un autómata que se pasa el día mimando a su ordenador, su whatsapp y su Ipad.

Recupera los gestos que te diferencian como ser emocional. Recupera la esencia de la química personal.

Salta porque los raros son ellos. Baila porque los locos son ellos. Salta porque lo necesitas. Salta y déjate de tópicos, convenciones y normas.

Abraza, toca, besa, siente.

 Si no lo haces, te convertirás en un estereotipo. En un robot. En una máquina. En alguien que hace siempre lo mismo. Al menos alguna vez, salta.Y baila.

No siempre las circunstancias te lo van a permitir. Aprovecha esos momentos únicos.




foto portada: Diego Mateos celebrando la victoria de uruguay en la copa américa de fútbol 2011.




4 comentarios:

  1. Saltaremos juntos, entonces! :)

    ResponderEliminar
  2. Cuánta razón tienes, hace mucho que no salto.

    ResponderEliminar
  3. "Me encanta tu blog, leerlo es siempre un placer. Gracias por tus reflexiones! Un abrazo."


    Pilar Arañó.

    ResponderEliminar