jueves, 7 de octubre de 2010

Coitus interruptus (5.0) (remix 2016).






http://www.elpublicista.es/frontend/elpublicista/noticia.php?id_noticia=19626&id_seccion=33

El post, publicado en "el publicista", 20-06-2014


En el negocio de la publicidad, tenemos asumido que es normal, normalísimo que se hagan rectificaciones durante el proceso de creación-producción, que se presenten 3 versiones o más de cada campaña, que nos pasemos el día reunidos, que los plazos de entrega sean imposibles y que nadie quiera arriesgar... pero esto no es normal, es algo que acabará con nosotros:


Cambia el fondo, cambia el logo, cambia el actor, cambia la música, cambia el power point, cambia la edición, cambia el día de la reunión, cambia la factura, cambia la cita con el médico, cambia el hotel, cambia la comida, cambia la hora de salida, cambia el color, cambia el tipo de letra, cambia el tamaño, cambia de planes.

Reunión de departamento, reunión de PPM, reunión para ver las propuestas, reunión para comentar la reunión, reunión con el cliente, reunión con la productora, reunión con el proveedor, reunión con un aspirante, reunión con cuentas, reunión con planificación, reunión con equipo directivo, reunión con juniors, reunión para hablar de la simbiosis de la tortuga marina de las galápagos.

Versión más corta, versión más larga, versión de la versión, re-visión de la versión, versión hard, versión light, versión porque sí, versión inesperada, versión inversa, versión otra vez, versión interminable.

Cuidado con gritar, cuidado con arriesgar, cuidado con festejar, cuidado con el presupuesto, cuidado con el cliente, cuidado con ella, cuidado con él, cuidado con abusar del café, cuidado con la comida basura, cuidado con el alcohol, cuidado con el buen rollo, cuidado con el mal rollo, cuidado con Londres, cuidado con Madrid, cuidado con New York, cuidado con los peces boreales de escamas duras, cuidado con el sueño, cuidado con el stress, cuidado con tener cuidado.

Corre que se acaba el tiempo, corre que se escapa el tren, corre que no llegas al aeropuerto, corre a correos, corre que el cliente te espera, corre a buscar un regalo, corre a reservar restaurante, corre en la marathon, corre para acabar el dossier, corre con esa maqueta, corre que el trucho se escapa por la cloaca, corre que te va a adelantar el caracol tuneado de Sumatra.

Horas extras porque hemos perdido el tiempo en las reuniones. Horas extras porque hemos cambiado demasiado. Horas extras porque nos piden demasiadas versiones. Horas extras porque si corremos tanto no podemos pensar.

Horas extras porque, cuidado, no vaya a ser que salgamos demasiado pronto...

(respira hondo).


Recupera la ilusión, las conversaciones, la reflexión y la pasión... recupera la esencia, recupera la calidad, recupera a las personas. Tu equipo necesita respirar de vez en cuando. El aire fresco está en la música, el cine, la literatura o la pintura. No ahogues la creatividad encerrándote 12 horas bajo el mismo techo.


Sonríe, comenta, dialoga, comparte.

Tu mejor versión es la más cercana.

El exceso de velocidad hace que que te pases de vueltas.


Trabajar como hace 30 años ya no funciona.

La creatividad necesita seducción, preámbulos, ilusión, ganas e intensidad. Hoy mejor que mañana.













No hay comentarios:

Publicar un comentario