jueves, 20 de mayo de 2010

Sucedió en un hotel (remix 2015).







"Mándeme una habitación más grande". (Groucho Marx).

“Vivo en los hoteles y como en restaurantes, pero desde 1966 no he vivido con una mujer en una casa”. (Omar Sharif).




Es un hecho cultural. Los hoteles son místicos, atractivos, interesantes y te sugieren fascinantes guiones.

El Hotel California de los Eagles y el Chelsea Hotel (Londres) que citaron Joni Mitchel y Ryan Adams, inspiraron canciones.

"Four rooms" de Tarantino, el Hotel 17 de New York, donde se rodó "misterioso asesinato en Manhattan, el famoso Motel Bates de Psicosis o el Park Hyatt Hotel de Tokio, de "lost in translation", fueron el eje central de memorables películas.

Y qué decir del Hotel Marriot de Los Angeles donde Spike Jonze rodó el video clip "weapon of choice" de Fatboy Slim...

Los creativos y creativas conocemos muchas historias sobre el Hotel Martínez o Carlton de Cannes, el María Cristina de San Sebastián, el Arts o el Vela de Barcelona o la famosa "casita blanca", ya derruída.

Algunas de estas situaciones hablan de Johnny, ese creativo rockero que durmió borracho en la playa, sin personarse en su habitación de 600 euros que le pagó la agencia... y fue despedido. De Alan, que se llevó a su cliente de telefonía a cenar al hotel y lo perdió de vista en los postres. Por la mañana lo encontró "conectado" con una escultural finlandesa.

También se comenta que Paula reconoció que era lesbiana frente a 100 personas, reunidas en el salón de actos de un hotel, escuchando una presentación de mayonesa...

..y no olvidemos a Eva, que escogió un hall a tope de gente para dedicarle a su marido infiel una pancarta de 3 metros con la frase : " eres un cerdo y la diputada que duerme contigo, una zorra".

En una calle oscura de Cannes, a las tres de la madrugada, un señor ruso bastante colocado me cogió por el hombro y me dijo : se que estás con Krrrristina, dile de mi parte que la quierrro. (Krrrristina???).

En la presentación de campaña de una multinacional, frente al 500 personas, en un conocido hotel de Barcelona, el Director de Cuentas empezó su power point con : esta es una puta agencia y la campaña que presentamos, una puta mierda.

Juan Pedro llevaba toda la cena insinuándose a la becaria, que él había insistido en llevar a San Sebastián. Cuando intentó besarla, se encontró con un tenedor clavado en su pierna derecha.

Marcos, el ligón de la agencia, se llevó a su habitación a un "bombón". A la mañana siguiente, cuando le preguntamos qué tal, respondió: algo le colgaba entre las piernas.

Las leyendas urbanas también hablan de fantasmas, espíritus, espectros. Una noche, en un pequeño hotel de Ribadeo, Galicia, Laura escuchó cómo picaban a su puerta. Sintió también una respiración entrecortada, muy fuerte. Abrió y no había nadie. Instantes después volvieron a picar, abrió muy rápidamente y nada : un pasillo largo,  iluminado y ninguna persona a la vista.

Se quedó enganchada al pomo, picaron de nuevo, abríó en menos de un segundo y no vio a nadie, pero seguía escuchando la respiración, como si estuviera a su lado... se metió en la cama muerta de miedo y entrada la madrugada escuchó : abre la puerta, abre la puerta, abre la puerta.

Por la mañana, se encontró un gemelo de oro en la mesilla. Lo entregó en recepcción y le dijeron :"no puede ser, es el gemelo de una persona que apareció muerta en 1979". En fin, que salió cagando leches y cada vez que lo piensa se le pone la piel de gallina.

Tenemos que aceptar que los tiempos del glamour hotelero se han acabado. Ahora llegamos con una o dos estrellas menos, en Euromed o low cost, comemos un menú "apañado" y un vino "resultón".

 La asistencia a los festivales y los viajes están dosificados. En los 80, las agencias fletaban autocares para llevarse a 15-20 personas del equipo a Cannes. Ahora, la "short list" de asistentes se sabe con mucha antelación. Y además, llegamos y nos vamos con el tiempo justo.

Si te dijeron que vivirías aventuras sexuales, desmadres colectivos o partidas de póker en una espectacular habitación del piso 14, te engañaron.

Aún así, existe una magia, un encanto y una fascinación por una habitación con un número en la puerta. Te imaginas películas, historias de amor, de terror o simplemente te tomas ese baño con espuma la noche anterior a una presentación.

Detectas un olor especial, un ambiente misterioso y tal vez ganas de que pase algo sorprendente. Y te das un atracón en el desayuno buffet, lees la prensa gratis y en recepción de vez en cuando hasta te saludan con una sonrisa. :)






"Lo extraño de habitaciones de hotel es que tienen un aspecto familiar, parecen familiares y tienen muchos de los cachivaches que hacen que parezcan domésticas y familiares. Pero son lugares realmente extraños, ajenos y anónimos". (Moby


"Ese momento en el que entras en tu habitación de hotel, cierras la puerta, y sabes que ahí hay un secreto, un lujo, una fantasía. Que hay consuelo. Que hay tranquilidad". (Diane Von Furstenberg).






Post dedicado a Ana Lázaro, gran profesional de la hostelería y amiga. 

1 comentario: